Santa Clara en el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956

Recordación santaclareña a los sucesos del 30 de noviembre de 1956. (Foto: Narciso Fernández)

Hace 55 años, la ciudad de Santiago de Cuba protagonizó una de las acciones más heroicas de la lucha contra la tirania de Fulgencio Batista: el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, liderado por  Frank País García.

El objetivo de la insurrección era apoyar el desembarco de los expedicionarios del yate Granma, que bajo la jefatura de Fidel Castro habían partido del puerto mexicano de Tuxpan, la noche del 25 de noviembre.

De lo sucedido en la capital de la antigua provincia de Oriente, mucho se conoce. No sucede así acerca de lo ocurrido ese propio día acá en Santa Clara, entonces capital de Las Villas, y en dónde también el M-26-7  hizo acciones de apoyo a los 82 expedicionarios que venían a Cuba para cumplir la promesa de en 1956 Ser Libres o Mártires.

A Santa Clara, como a Santiago de Cuba, llegó también el conocido telegrama en clave Obra pedida agotada, indicativo de la partida del yate Granma. En nuestro caso, a la vivienda sita en Nazareno esquina a Cuba, propiedad de Haydée Leal.

La desaparecida combatiente santaclareña recordaba así ese momento trascendente de su vida: “El cable lo recibí en mi casa pues venía a nombre mío, el de Santiago de Cuba iba a nombre de Arturo Duque de Estrada, yo tengo entendido que Aldo Santamaría recibió otro en la Habana, y que Raúl García Peláez lo recibió en Camaguey, y que José Antonio Echeverría también lo recibió.”

“El día 28 que recibo el cable estaba lloviendo torrencialmente, entonces mi mamá va a casa de Margot para avisarle, pues ese día en ese momento no están en Santa Clara ni Santiago Riera que era el Coordinador , ni Cheché Alfonso, ni Quintín Pino, ni Gallo Ronco (Guillermo Rodríguez del Pozo), ni Carlitos Martínez que estaba por Vega Alta, sino que estábamos solo prácticamente las mujeres..”

Dos días antes, el 26 de noviembre de 1956, Víctor Bordón Machado, activo luchador de Quemado de Güines, perseguido por los cuerpos represivos de la tiranía, se había alzado y establecido su campamento en la finca La Güira, junto a otros jóvenes; embrión de lo que sería luego un núcleo guerrillero de importancia en la zona norte de la actual Villa Clara.

Acuertelados los grupos de acción en Santa Clara, el 30 de noviembre salieron a las calles y quemaron gomas, regaron puntillas, lanzaron cocteles molotov, incendiaron camiones y distribuyeon proclamas en los diferentes barrios de la ciudad.

Entre los combatientes destacados estuvieron Quintín Pino Machado, quien formaba parte de la dirección del 26 de julio en Las Villas , al frente de las Brigadas Juveniles de Acción y Sabotaje; Rodolfo de las Casas, Casitas; Ifraín Alfonso Liriano, Cheché; Raúl Nieves y Armando Choy, el Chino.

Además, según recoge la Síntesis Histórica Provincial Villa Clara, hubo actos de calle promovidos por los tabacaleros, azucarreros y ferroviarios, y en alguna medida por los bancarios.

De un trabajo publicado en Vanguardia, el 30 de novimebre de 1981 por Raúl Sarmiento, protagonista de los hechos, describimos las acciones realizadas por el grupo que dirigía Casitas:

“Alrededor de las once de la noche se acuartela la Brigada de Rodolfo de las Casas (Casitas), en la trastienda de la “Casa Toda Onda” en la calle Marta Abreu, la trastienda se comunica eon el garaje de su casa que da para el Callejón de “Los Angeles”, allì en medio de la oscuridad del garaje nos ponemos a hacer cocteles molotov los doce jóvenes allí acuartelados. Esa madrugada Casitas desarrolló una intensa actividad recorriendo los centros de acuartelamientos y precisando las acciones a desplegar. Al amanecer nos reúne a los integrantes de su brigada y exclama: “Ha llegado el momento de ser libres o mártires, tenemos que alertar al pueblo, la lucha ha comenzado.

“Cuando actuaba contra el Servicentro de Maceo y Central, es detectado por un carro patrullero del SIM, que comienza una singular persecución a lo largo de la Carretera Central en el tramo conocido por “El Malecón”. El patrullero, disparando con su ametralladora, acosando al carro de Casitas, y éste sin armas, esquivando los disparos gracias a su destreza como chofer, hasta que al llegar a la calle Tristá toma por ésta en dirección hacia el Parque y para eludir la persecución de la patrulla ordena lanzar del carro el saco incendiado con los diez o doce cocteles molotov que le quedaban y que al hacer explosión en Tristá y Lubián incendia toda la calle impidiendo el paso del perseguidor y escapando así de tan peligrosa situación.”

En otras localidades de la antigua Las Villas se hicieron actos de sabotaje, como Encrucijada, Ranchuelo y  San Diego. Mientras, los grupos de revolucionarios en Remedios, Sagua, Manacas y Cascajal no pudieron actuar por falta de armas.

Esta situación de carencia de armamento, unido a la insuficiente preparación y la rápida actuación de los cuerpos represivos de la policía, impidieron una mayor y más efectiva respuesta de apoyo al desembarco del Granma.

Con posterioridad a esos hechos del 30 de noviembre de 1956, en Santa Clara resultó asesinado el 6 de diciembre el revolucionario José Ramón León Acosta, Dinamo; primero de una larga lista de jóvenes santaclareños que murieron por la independencia definitiva de la Patria.

Abanderado el equipo Villa Clara de pelota

Ayer domingo fue abanderado en Cifuentes el equipo Villa Clara de béisbol a la 51 Serie Nacional. La bandera anaranjada la recibió Ariel Borrero como capitán del conjunto. Mañana martes, a la 1:00 p.m, debut Naranja en el Sandino contra Guantánamo. El zurdo de Placetas, Misael Siverio tirará la serpentina.

Ariel Borrero, el capitán del "Villa Clara" recibe la bandera naranja. A su lado, el experimentado receptor de Caibarién, Ariel Pestano. (Fotos: Víctor Valdés)

En Cifuentes, tierra natal del actual director del Villa Clara de béisbol, Ramón Moré, quedó abanderado ayer domingo en horas de la tarde la novena anaranjada, en un acto que contó con la masiva presencia de los cifuentenses.

Los 32 integrantes del equipo y su colectivo de dirección firmaron el  código de ética de los deportistas y se comprometierona ser honestos, respetuosos y a cultivar y defender la vergüenza y dignidad deportiva dentro y fuera del terreno de juego.

La bandera del equipo Villa Clarala recibió el primera base y capitán del equipo Ariel Borrero, el Remolcador, quien estuvo acompañado por el receptor Ariel Pestano y el lanzador Freddy Asiel Álvarez, dos integrantes del último equipo Cuba.

Mientras la lectura de los compromisos de los atletas de clasificar y volver a estar en los play off estuvo a cargo del jardinero devenido  inicialista Ramón Lunar Armenteros.

Ramón Lunar, quien defendera la primera base, lee el Juramento de los Atletas.

Durante la ceremonia fueron entregados diplomas de reconocimiento al lanzador Luis Borroto, al jugador de cuadro Yeniet Pérez y al jardinero Yuniét Flores,  seleccionados los atletas más destacados integralmente en toda la etapa de preparación del equipo.

En las palabras centrales de la actividad, Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido en el territorio, convocó a los atletas a esforzarse al máximo y luchar siempre con garra y disciplina en cada salida al terreno, con la mira en el título máximo de la pelota cubana.

Freddy Asiel Álvarez, el líder del staff villaclareño, firma el Código de Ética de los atletas.

Con información tomada del periodista Normando Hernández, de la CMHW

Versión española del crimen de los 8 estudiantes de Medicina

Cuando se cumplen exactamente 140 años del fusilamiento de los 8 estudiantes de Medicina por las autoridades colonialistas en Cuba, uno de los crímenes más horrendos e inicivilizados de toda la historia, resulta valioso ofrecer la versión que diera la prensa española de la época acerca de los abomindables hechos.

Para ello, utilizo un trabajo de investigación realizado por la alumna de 5to año de Periodismo de Villa Clara,  Liz Beatríz Martínez Rivero, quien hurgó en los archivos de la Biblioteca Coronado de la UCLV Marta Abreu y encontró un libro publicado en 1872, escrito por un oficial español cercano a los acontecimientos.

A continuación la versión que de tales dramáticos sucesos diera Justo Zaragoza, secretario del gobierno político de La Habana y Oficial de Voluntarios en su libro Las Insurrecciones en Cuba, de 1872:

“En el anfiteatro se encontraban el miércoles 22 de noviembre de 1871 los estudiantes de primer año esperando al profesor de Anatomía. Como aquel se demoraba se dirigieron algunos al cementerio, donde demostraron su humor juvenil montándose y arrastrando el carro destinado a la traslación de cadáveres, otros se entretuvieron en cortar flores de las que había en algunas sepulturas, y cierto número de ellos queriendo hacer alarde de su cubanismo; se expresaron en frases poco respetuosas y ofensivas al nombre español al pasar por delante de los nichos que depositaban los restos de nombres conocidos como Castañón, Manzano Camprodon y Guzmán el Bueno. Faltando el respeto que se debe a la muerte, se permitieron frente a aquellas honradas tumbas actos vituperables, y entre ellos de menospreciar el recuerdo de Castañón rayando uno de los estudiantes con el brillante de la sortija que llevaba en el dedo, el cristal que cubría la lápida.

Al enterarse el capellán del cementerio les amonestó severamente, y ellos respetando con pocas excepciones salieron del cementerio.

Aquel suceso llegó a oídos del gobernador político quizás porque los mismos estudiantes lo contaron haciendo de ello alarde. Las personas que se le comunicaron, lastimadas en su españolismo, le dieron a entender lo peligroso de dejar impune este acto.”

ENCARCELAMIENTO Y JUICIO

“Aunque existen disquisiciones en torno a los móviles y a la fecha precisa del acontecimiento sí es seguro que el día 25 de ese mismo mes el gobernador político López Roberts se presentó en el aula de segundo año de medicina. El doctor Juan Manuel Sánchez Bustamente y García del Barrio manifestó que antes de llevarse a los estudiantes se lo llevarían a él. Su actitud enérgica impidió que sus educandos fueran hechos prisioneros. Distinta actuación la del doctor Pablo Valencia García, quien explicaba en ese momento Anatomía descriptiva a los alumnos de primer año. La acusación en esta oportunidad no obtuvo la réplica del galeno y los 45 estudiantes de ese salón fueron llevados a prisión. Únicamente fue exonerado un estudiante apellidado Godoy, quien aparte de español era militar del cuerpo de sanidad por lo que el gobernador le creyó incapaz de participar en del «delito».

“Hasta las primeras horas de la madrugada del lunes 27 se extendió la deliberación del Consejo de Guerra. Dentro de este grupo estaba el español Federico Capdevila, nombrado abogado de oficio quien defendió a los estudiantes. Las penas que imponía el código por profanación no eran muy severas así que el Cuerpo de Voluntarios exigió que se conformara un nuevo tribunal donde se tomaran medidas más austeras.

“Dentro del nuevo consejo figuraban nueve capitanes del Cuerpo de Voluntarios. Al mediodía aún deliberaban sobre la cantidad de prisioneros que serían sometidos a la pena máxima.

“Entre todos seleccionaron a ocho: Alonso Álvarez de la Campa y Gamba, quien había arrancado una flor del jardín situado delante de las oficinas del cementerio. A él le siguieron Anacleto Bermúdez y Piñera, José de Marcos y Medina, Ángel Laborde y Perera y Juan Pascual Rodríguez y Pérez, quienes habían jugado con el vehículo de transportar los cadáveres destinados a la clase de disección. Los tres restantes condenados a la pena de muerte se escogieron al azar. Ellos fueron Carlos de la Torre y Madrigal, Carlos Verdugo y Martínez y Eladio González y Toledo. Carlos Verdugo, natural de la ciudad de Matanzas el día 24 se encontraba en su hogar. Había llegado a La Habana el día 25; horas antes de la detención masiva en la clase del doctor Valencia.”

DESENLACE

“A las 4:20 de la tarde del 27 de noviembre en la explanada de la Punta un piquete liderado por Capitán del Cuerpo de Voluntario Ramón López de Ayala daría el tiro de gracia a los ocho jóvenes. Los cadáveres se trasladaron a un lugar extramuros en el cementerio Colón sin posibilidad alguna para que los familiares dieran la debida sepultura.

Monumento de recordación a los ocho jóvenes asesinados por el odio español.

Fueron arrojados en una fosa de dos metros y medio de profundidad. Dos meses después se asentaron sus partidas de enterramiento, hasta entonces inexistentes.

“El fusilamiento de los jóvenes estudiantes causó sorpresa en Madrid y en el extranjero en general. La condena de los 31 restantes a penas de seis y cuatro años de prisión levantó un clamor unánime.

«Unos 60 Diputados y Senadores que solicitaron al Gobierno el indulto de los condenados, el cual fue firmado el 9 de mayo de 1872 por el Rey de España Amadeo de Saboya. En el documento se aceptaba la falsa imputación y se concedía el indulto “por el indudable arrepentimiento de los jóvenes penados, hijos de leales y buenos españoles”. La verdad es que el indulto se concedió por la presión de los Diputados y Senadores españoles y porque el extranjero se escandalizaba por lo que toda la prensa americana y europea llamaba asesinatos del 27 de noviembre.

“Grandes fueron los clamores de la prensa norteamericana  y aún la europea contra los que habían autorizado el fusilamiento de los estudiantes, cuyos periódicos partían del concepto erróneo de que eran unos niños irresponsables, cuando el menor de los fusilados tenía 18 años, les consideraban víctimas inocentes de un castigo severo.”

Acto de homenaje a la memoria de los 8 estudiantes asesinados en 1871.

Acercar las Ciencias Sociales de Villa Clara a la realidad de hoy

La Dra. María del Carmen Velazco, delegada del CITMA en Villa Clara, durante la apertura del evento insistió en el compromiso de los investigadores sociales del territorio de cumplir lo aprobado en el 6to Congreso del Partido. (Fotos: Narciso Fernández Ramírez)

Una valoración crítica de la situación actual de las Ciencias Sociales en Villa Clara y la necesidad de un mayor acercamiento de las investigaciones a la realidad cubana de hoy, primó en la IV Conferencia de las Ciencias Sociales y Humanísticas que durante el jueves tuvo por sede el Centro de Convenciones Bolívar de la capital provincial.

Con la presencia de 18 centros e instituciones académicas del territorio, el debate teórico mostró el compromiso de los científicos sociales villaclareños por hacer realidad lo demandado en los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados en el 6to Congreso del Partido acerca de fomentar investigaciones sobre asuntos prioritarios de la vida de la sociedad y perfeccionar los métodos de introducción de sus resultados en la toma de decisiones en los diferentes niveles.

Para el Dr. Miguel Limia David, quien disertó acerca de los retos actuales de las Ciencias Sociales y Humanísticas en la implementación de los Lineamientos, corresponde a dichas ciencias convertirse en un factor dinamizador, propiciador,  acelerador de los cambios y capacitador de los diferentes actores sociales:

“Nos toca incentivar el proceso de cambios; agrupar y unificar todos sus recursos y ponerlos en servicio del pueblo, para que este proceso sea ordenado, exitoso y que garantice eficiencia de la producción e inclusión social de todos.

“La ciencia tiene que ganar en sustentabilidad ella misma como sistema porque debe tener una vocación mucho mayor hacia la producción, hacia el sector empresarial, a fin de tributar a él y buscar los recursos de ese sector. Resulta imprescindible garantizar un mayor aporte innovador desde el punto de vista integral y brindarle a los tomadores de decisiones un mejor servicio.”

Como parte del intercambio científico, en horas de la mañana, se efectuó un coloquio acerca de los aportes esenciales de las Ciencias Sociales y Humanísticas de Villa Clara y su introducción en la práctica social, dirigido por el Dr. Ramón Rivero Pino, cuyo debate provocó profundas reflexiones teóricas y una evaluación autocrítica de los mucho por hacer en la aplicación de los resultados en la vida social.

Al respecto, el Dr. Raúl Sánchez Machado, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCLV Marta Abreu hizo ver un defecto que lastró durante años las Ciencias Sociales, relacionado con primero crear saberes, para después ver donde se introducían: “Nos pasamos la vida haciendo diagnósticos y con muy poca inserción a la vida cotidiana. Nos falta sistematización y sistematicidad en la introducción de los resultados científicos y todavía existe rechazo de la producción a aplicar los cambios derivados de nuestras investigaciones.”

El Dr. Juan Virgilio López Palacio reclamó mayor interdisciplinaridad de las investigaciones. A su izquierda, el Dr. Ramón Rivero Pino, presidente del Consejo Científico de las Ciencias Sociales en la provincia y conductor del coloquio.

Mientras, el Académico Dr. Juan Virgilio López Palacio, Profesor de Mérito de la UCLV Marta Abreu y brillante educador y pedagogo, reclamó profundizar en la vocación humanística a partir de la cultura, la comunicación y el lenguaje; al tiempo que insistió en “materializar la interdisciplinariedad en nuestras investigaciones.”

Por la tarde, tres talleres científicos realizados de manera simultánea abordaron asuntos relacionados con el enfoque teórico-metodológico en la investigación, el sistema de postgrados y los eventos y publicaciones para socializar los resultados.

En la presidencia de la IV Conferencia de Ciencias Sociales y Humanísticas de Villa Clara estuvieron Yudi Rodríguez Hernández, miembro del Comité Central del Partido y de su Buró Provincial; Meireles Cardoso Rancaño, miembro del Buró Provincial del Partido; Tomás Linares Lorenzo, Vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial;  Dr. Miguel Limia David, miembro del grupo central para la instrumentación de los Lineamientos del 6to Congreso; Dra. María del Carmen Velazco, delegada del CITMA en Villa Clara, y el Dr. Ramón Rivero Pino, presidente del Consejo Científico de las Ciencoas Sociales en el territorio.

La Orquesta de Guitarra Entre Cuerdas deleitó al grupo de investigadores presentes en la IV Conferencia de las Ciencias Sociales y Humanísticas de Villa Clara.

Previo al amplio debate académico, los científicos sociales villaclareños disfrutaron del  buen arte de la Orquesta de Guitarra Entre cuerdas, agrupación joven santaclareña que deleitó al auditorio con Tres Danzas, de Ignacio Cervantes; En silencio ha tenido que ser, de José María Vitier; un joropo venezolano y las inolvidables Lágrimas negras, de Miguel Matamoros.

También fueron presentados varios de los libros salidos de la autoría de los investigadores villaclareños en los últimos años, una importante contribución de Villa Clara a las ciencias sociales del país.

Gala Universitaria por aniversario 45 de la docencia médica en Villa Clara

Danza Nuestra América, grupo emblemático del movimiento de artistas aficionados de la FEU.

El movimiento de artistas aficionados de la FEU de la Universidad de las Ciencias Médicas de Villa Clara ofreció anoche una emotiva gala de recordación por el aniversario 45 de la docencia médica en el centro de Cuba, iniciada el 21 de noviembre de 1966.

La noche de lunes, en el Cine Camilo Cienfuegos, de Santa Clara, el talento artístico aficionado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de las Ciencias Médicas Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, regaló una hermosa gala cultural por el aniversario 45 del inicio de la docencia médica en la región central, un hecho trascendente ocurido el 21 de noviembre de 1966.

Para el público presente, estudiantes en su buena mayoría y una parte del claustro universitario, encabezado por su rector Dr. Frank Quintana, fue un espectáculo de lujo, pues recibió una entrega artística de calidad, liderada por la emblemática danza Nuestra América, grupo insigne del movimiento de artistas aficionados en el país.

Los bailarines de “Nuestra América” deleitaron al auditorio; primero con la danza Jalisco, típica del folclor mexicano, y después, en otro momento del espectáculo, con un bien cubano zapateo, que puso a vibrar el tablado del cine-teatro santaclareño.

Estudiantes de diversas nacionalidades también mostraron su arte.

También fue disfrutada la entrega apasionada de la declamadora Lidiana Moré, alumna de la Facultad de Medicina, con el encendido poema de la matancera Carilda Oliver Labra, Gracias Fidel, poesía que mereció una cerrada ovación del auditorio, e igual reacción causó la  de Nicolás Guillén Son número 6, que nos recordó a los presentes nuestras raíces y el origen de la cubanía, en ese todo mezclado que nos dice nuestro Poeta Nacional Guillén.

Intercalado, hubo diversas interpretaciones de los jóvenes aficionados al  arte de la Universidad de las Ciencias Médicas de Villa Clara; un total de 22 obras que colmaron las cerca de dos horas que duró la Gala Universitaria dedicada a los 45 años de inciarse la docencia médica acá en esta porción central de Cuba, un hecho que tuvo su nacimiento en el actual Hospital Universitario Celestino Hernández Robau; el único que existía entonces en Santa Clara.

No faltó tampoco el talento de los estudiantes de otras nacionalidades que se forman como galenos en Cuba; con especial destaque para el coro de alumnos de Sudáfrica, con la obra titulada Kwa Thula Umoya, un clásico coral de ese país africano.

Momento final del espectáculo homenaje por el aniversario 45 de la docencia médica en el centro de Cuba.

Al final del espectáculo, todos los participantes de la Gala salieron al escenario y recibieron el aplauso de los cientos de participantes que casi colmaron el amplio cine Camilo Cienfuegos.

Cine Club Cubanacán: Premia las mejores obras 2011

Las actrices invitadas Mirta Ibarra y Rosa Vasconcelos recibieron el reconocimiento del Cine Club Cubanacán.

Premió Festival de Invierno del Cine Club Cubanacán las mejores obras del año 2011. Sobresalieron los cineclubistas de Villa Clara.

El fotógrafo y cineasta villaclareño, Raúl Rodríguez Cabrera, camarógrafo del ICAIC en la actualidad, recibió un homenaje por su trayectoria profesional y como fundador del Cine Club Cubanacán, además de otorgársele el Premio de Honor de este año 2011.

La filial provincial matancera de la Federación Nacional de Cineclubes de Cuba otorgó su premio al documental «Aguateros» de los realizadores Pedro Rodríguez y Orlando Oliva del Cine Club Picacho.

La Casa de Cultura Juan Marinello entregó el Premio Rafael González Arteaga al realizador Antonio Albalat, fundador del Cine Club Cubanacán.

Reynaldo Cañizares, de la corresponsalía de televisión de Encrucijada mereció el reconocimiento de la UCLV Marta Abreu.

Igualmente, la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas otorgó un reconocimiento al documental “Un motivo que nos une” de Reynaldo Cañizares por el sentido educativo que encierra el material audiovisual.

Entre los premiados  destacó el documental «Aida Ida, fruto y semilla» del realizador de Santa Clara Jesús Medrano perteneciente al Cine Club Cubanacán, quien recibió galardones en la categoría de música original creada por Alberto Anido, además de los premios que ofrecen los Consejos Provinciales de Artes Plásticas  y Escénicas de Villa Clara.

El evento teórico premió las ponencias «El cine club como proyecto cultural en función de las comunidades serranas» de los autores Pedro Rodríguez y Daysi Infante; «Una película de éxito: Habanastation» de Vladimir Pérez y «El arte en función de la gran comisión» de Idalmis Díaz.

Además otorgó dos menciones a Elsa Orgueira y Antonio Albalat, la primera y a Aristóteles Simón, la segunda, integrantes del Cine Club Cubanacán.

También se premiaron las categorías  de videoarte, video clip, Spot publicitario, spot de bien público, fotografía, banda sonora, edición y montaje, dirección de arte, guión, actuación masculina y femenina, animados, documental y ficción.

El premio de la popularidad se lo llevó la obra «Yurkis, prodigio o virtuoso» del cineclubista Adael Cendoya.

Con información tomada de la periodista Sandra González Rodríguez, CMHW

Evalúa Gobierno de Villa Clara a su industria alimenticia

En la sesión ordinaria del Gobierno, presidida por Alexander Rodríguez Rosada, fueron reconocidos los cinco delegados en activo fundadores de los órganos del Poder Popular.

Presidencia de la Asamblea. En el centro, Alexander Rodríguez Rosada, su presidente. (Fotos: Liván Montiel Campos)

La Asamblea Provincial del Poder Popular de Villa Clara, en su vigésima segunda sesión ordinaria del X mandato, efectuada este sábado 19 de noviembre, evaluó de manera pormenorizada la situación de  la industria alimenticia en el territorio; en particular a la Empresa Láctea y la Empresa Provincial de Producciones Alimenticias, por sus siglas EPPA.

En un análisis crítico realizado por los delegados que intervinieron en el plenario a partir de un informe presentado  por la comisión permanente de atención a la actividad productiva, trascendió que las tres empresas lácteas de la   provincia, radicadas en Santa Clara, Placetas y Sagua la Grande, respectivamente, tienen un atraso tecnológico que ocasiona roturas y genera serios inconvenientes en el proceso productivo y la distribución de leche a la población.

Juan Ferrer Falcón, presidente del Consejo Popular de Vueltas, criticó la llegada tardía de la leche a las bodegas de su poblado.

Juan Ferrer Falcón, presidente del Consejo Popular de Vueltas, manifestó que hay cuestiones tecnológicas que pueden esperar a una inversión para el venidero 2012, pero existen otros problemas que deben tener una solución más inmediata; pues, como explicó al plenario, hay que estar en una bodega cuando la leche llega tarde y se produce un corte masivo del producto:

“Ese dilema, hay que resolverlo con mayor inmediatez y adoptar todas las medidas organizativas para que esos lamentables percances no sucedan. La leche debe llegar temprano a las bodegas.”

Al respecto, el también delegado por el municipio de Camajuaní propuso que la Empresa Láctea habilitara un teléfono para atender con agilidad las quejas del pueblo ante esos inconvenientes y dar una rápida respuesta a un problema que perjudica a diario a decenas de niños y personas enfermas de Villa Clara.

También varios delegados criticaron la calidad del helado que se produce en el territorio, motivado por el bajo por ciento de leche que contiene el gustado producto; que, en ocasiones, apenas representa el 7 %, según reseña el informe presentado a la Asamblea.

“¿Por qué si la calidad es mala el precio del helado se mantiene inalterable en Coopelia?”, cuestionó la delegada por Santa Clara Mirta Hernández, lo que ocasionó varias intervenciones más al respecto y derivó acuerdos del máximo órgano de gobierno en Villa Clara, en aras de encontrarle una solución que haga mejorar dicho alimento.

Para esclarecer a los delegados e invitados, el director de la industria láctea en la provincia se refirió a la obsolescencia tecnológica de su empresa; sin dejar de reconocer la existencia de errores y negligencias en la disciplina tecnológica que irritan a los consumidores; quienes, con razón, se quejan de la falta de calidad de la leche y del yogurt.

También la calidad del pan, ese cotidiano alimento, fue sometido al enjuiciamiento crítico de los delegados; sobre todo, en aquellos municipios villaclareños en que llega tarde y con una pésima elaboración.

Al respecto del sensible asunto, la delegada Deisy Lourdes Rodríguez, de Cifuentes, manifestó: “En ocasiones el pan ha llegado a la bodega pasadas las 6 de la tarde, lo que causa muchas molestias a los consumidores.”

Sobre este tema recurrente, el presidente del Gobierno en Villa Clara, Alexander Rodríguez Rosada, insistió en la necesidad de enfrentar manifestaciones de indisciplina y desorden que existe en no pocas panaderías: “Velar por el orden y el control, no tiene nada que ver con recursos y sí mucho con la responsabilidad que debemos exigirle a nuestros administradores y directivos a diferentes niveles para que el producto llegue al pueblo con la calidad que merece.”

Dos delegados de Quemado de Güines, municipio que rindió cuentas. A la izquierda, Yolexys la Rosa, receptor del equipo Villa Clara de pelota.

Como parte de la sesión ordinaria rindió cuentas de su funcionamiento, el municipio de Quemado de Güines, cuya labor fue evaluada de muy positiva por los delegados presentes.

De igual manera, fueron reconocidos los cinco delegados fundadores del Poder Popular en Villa Clara, quienes recibieron diplomas que acreditan sus 35 años de servicio al pueblo de manos de Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido en el territorio.

Elio Cárdenas recoge su diploma de fundador de los órganos del Poder Popular de manos de Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en el territorio.

Los delegados del Poder Popular en la provincia acordaron, además, aprobar la sustitución de Osvaldo Luján Claro, como director provincial del INDER, y en su lugar nombrar para esa responsabilidad a Israel Perera Rozón, quien en estos momentos se desempeñaba al frente de la Comisión Provincial de Béisbol.

Perera Rozón, recién llegado de cumplir misión de colaboración en la República Bolivariana de Venezuela, había estado con anterioridad al frente del deporte villaclareño y cuenta con la suficiente experiencia para llevarlo a planos superiores.

Centenario de la llegada de los restos de Félix Varela a Cuba

RETORNO GLORIOSO A LA PATRIA

Mañana 19 de noviembre se cumple exactamente un siglo del acto homenaje a Félix Varela en el Aula Magna de la Universidad de La Habana por la llegada de sus restos a Cuba. Acá en Villa Clara, en la Universidad Pedagógica que lleva su nombre, está la caja original que contuvo sus despojos mortales.

«Lo que más debe desearse en la isla de Cuba, es que los hombres de provecho, los verdaderos patriotas, se persuadan que ahora más que nunca están en la estrecha obligación de ser útiles a la Patria.”
Félix Varela Morales

El 6 de noviembre de 1911 arribaron a La Habana, procedentes de San Agustín de la Florida, los restos mortales de Félix Varela y Morales, el cubano «quien nos enseñó primero en pensar»,  como lo definiera su alumno y discípulo José de la Luz y Caballero.
A 100 años exactos del importante acontecimiento, Vanguardia rinde homenaje a tan inolvidable pilar de la nacionalidad cubana, cuyo nombre lleva la Universidad Pedagógica de Villa Clara [sita en Santa Clara]. En ese recinto se encuentra la caja original que contuvo los restos del ilustre sacerdote, educador y filósofo, un hecho desconocido por la mayoría, y revelado con la inestimable colaboración de la Cátedra Honorífica Félix Varela, del centro de altos estudios.

MUERTE DE VARELA EN SAN AGUSTÍN DE LA FLORIDA

En febrero de 1853, a los 64 años, fallecía lejos de Cuba el primero de nuestros independentistas. Moría en tierra extraña y en la mayor pobreza el ilustre sacerdote nacido en La Habana el 20 de noviembre de 1788, el profesor de Filosofía en el Seminario de San Carlos y autor de un proyecto antiesclavista presentado en las Cortes Españolas en 1823, que le valiera la pena de muerte y el destierro perpetuo.
En relación con el día de su muerte, la historiografía tradicional lo consigna el 25 de febrero de 1853, y así, precisamente, consta en su acta de defunción. Sin embargo, estudios más recientes inducen a modificarlo para el 18 de febrero, fecha en la cual coinciden la mayoría de los estudiosos de la materia.
Al respecto, en el libro Félix Varela: retorno y presencia, de Heriberto Hernández González, editado por la Casa de Altos Estudios Fernando Ortiz, de la Universidad de La Habana, en 1997, se plantea: «Murió el 18 de febrero de 1853, lo amortajó el cariño de un pueblo extraño al cual también había servido con desvelo. Mientras en la Isla, se le rindió el tributo discreto de un pueblo condenado al silencio por las autoridades coloniales».
Un criterio que también defiende monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal en su obra dedicada a Varela, Señal en la noche. Allí aparece una esclarecedora misiva al Arzobispo de Nueva York, fechada el 26 de noviembre de 1853, en la que se le notificaba día y hora exactos de la muerte del revolucionario cubano: «[…] me toca ahora el triste deber de comunicar a usted la deplorable noticia de que el Padre Varela ya no existe, murió en la noche del viernes 18 del corriente, como a cosa de las 8 y media y su cadáver fue enterrado ayer a las cinco en el cementerio católico de esta ciudad».
Todavía no habían pasado dos meses de su fallecimiento cuando sus miles de discípulos en Cuba, con el auxilio del sacerdote norteamericano Edmund Aubril —última persona que viera con vida al ilustre cubano—, costearon la edificación de una capilla en el cementerio de San Agustín de la Florida, hermosa imitación de la Catedral de La Habana, donde Varela había sido nombrado sacerdote. Su primera piedra fue puesta el 22 de marzo y finalizó su construcción el 13 de abril del propio 1853, día en que los restos de Varela fueron depositados allí y donde permanecieron hasta los inicios del siglo xx.

Capilla en el cementerio de San Agustín de la Florida, construida a imagen y semejanza de la Catedral de La Habana con dinero aportado por sus discípulos en Cuba.

TRASLADO A CUBA Sigue leyendo Centenario de la llegada de los restos de Félix Varela a Cuba

Berta Santos: artesana santaclareña de la comunidad

Muñecas de trapo de Berta Santos, el placer visual y el goce del niño ante juguete nuevo
Conozco a Berta Santos desde hace muchos años, pues tiene vínculos familiares y de amistad cercanos a la familia de mi esposa.

También la recuerdo de su época de profesora de Filosofía en el Instituto de Ciencias Médicas Dr.Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, de Santa Clara, Villa Clara.

Y más reciente de su excelente labor como artesana, de la cual consta en casa de la tía de mi esposa varias de sus hermosas muñecas de trapo, aquellas muñecas siempre vistosas y de variadísimos colores.

Berta, quizás por la propia Filosofía que impartió en sus tiempos de profesora universitaria, aplica una manera de vivir que me asombra. Siempre activa y contenta, a pesar de los tantos palos que la vida le dio, pues sus dos hijos radican fuera de Cuba y su esposo Ramiro, falleció ya hace algunos años.

Ahora Berta, la artesana, acaba de ser reconocida por su brillante labor comunitaria en Santa Clara y una joven colega le publicó un trabajo en la página digital de la CMHW,la Reina Radial del Centro.

Por el respeto que Berta Santos me inspira y la admiración que despierta su constancia batalladora, me sumo con agrado al bien ganado reconocimiento comunitario y pongo en mi blog la información de la periodista Sandra González Rodríguez.

Reconocen labor comunitaria de la artesana Berta Santos

Maestra de profesión por muchos años, Berta cultiva la virtud de compartir sus conocimientos con todas sus alumnas, que hace casi siete años impulsan este proyecto, quienes estuvieron presentes también en el homenaje.

La música acompañó a Berta Santos en este festejo con las interpretaciones de los tríos Alter Ego y Sedacero, quienes regalaron su arte a los presentes.

Una señora con más de setenta años, que vive con la intensidad del amor a la artesanía, manifestada en cada pieza que brota de sus manos, sobre todo en sus hermosas muñecas.

Berta recibió la felicitación y el regalo de diversas instituciones como el sectorial Municipal de Cultura, la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, el Cine Club Cubanacán, la Biblioteca Provincial Martí, la Federación de Mujeres Cubanas, la Galería Provincial de Artes Visuales, la pintora Adela Suárez y los artesanos artistas, que de una manera u otra han aprendido de esta gran maestra.

Tomado de la CMHW

Dúo Buena Fe en Universidad Médica de Villa Clara

Anoche el popular Dúo Buena Fe dio un hermoso concierto en la Universidad de las Ciencias Médicas de Villa Clara en el que participaron unos cinco mil jóvenes. Un magnífico adelanto del Día Internacional del Estudiante y de la apertura del Festival Universitario del Libro y la Lectura (FULL)

Momento del concierto anoche de Buena Fe en la Universidad de las Ciencias Médicas.

Un hermoso concierto de dos horas de duración dio anoche el popular dúo cubano Buena Fe en la Universidad de las Ciencias Médicas Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz de Villa Clara, en homenaje al Día Internacional del Estudiante, al aniversario 45 del inicio de la Docencia Médica en la región central de Cuba y a la apertura del Festival Universitario del Libro y la Lectura (FULL).

A su llegada al recinto universitario, los integrantes del carismático dueto ofrecieron declaraciones a la prensa provincial en la que reconocieron la calidad del público villaclareño, calificado de culto y conocedor de la buena música; en especial, el estudiantado universitario, jóvenes con los que los muchachos de Buena Fe se sienten a gusto.

Israel Rojas, voz líder, expresó: “Acá ustedes tienen un público excelente, con espacios creados por la Trovuntivitis a lo largo de los años que ha educado muy bien a los jóvenes villaclareños. Siempre que venimos acá nos sentimos muy a gusto, lo que ha sucedido desde nuestra primera visita a Villa Clara en el “Longina” del año 2001.”

Declaraciones del carismático dueto a la prensa villaclareña a su llegada a la Universidad Médica de Villa Clara.

El concierto, que devino en diálogo interactivo con los universitarios de las Ciencias Médicas y del resto de los Centros de Educación Superior que acudieron en masa a disfrutar de su música, comenzó algo pasadas las 10:00 de la noche del martes 15 y finalizó alrededor de las 12 y 15 de la madrugada de hoy miércoles.

Dos horas de enriquecedora e inteligente música, coreada por los universitarios allí congregados, cuya cifra sobrepasó los cinco mil espectadores.

Unos sesenta minutos en los que hubo derroche de entrega y talento por parte del Dúo  Buena Fe y reciprocidad bien ganada por el auditorio, que los acompañó cantando al unísono las conocidas letras musicales.

No faltaron en el repertorio de los guantanameros radicados desde hace años en la capital de la República, canciones antológicas y otras menos conocidas, desde Pi 3.14 hasta la graciosa Mamífero Nacional, un contagioso changüí  dedicado al cerdo.

Tras las dos horas de concierto, el cierre tuvo como colofón la canción quizás más reconocida del Dúo Buena Fe: Catalejo, pieza antológica de su amplio repertorio de sabia letra y reflejo de una realidad que los cubanos vivimos y pretendemos mejorar.

Para los miles de participantes en el concierto resultó una velada de alto vuelo cultural; muy en especial para los jóvenes de las Ciencias Médicas de Villa Clara,  que tuvieron un excelente adelanto del Día Internacional del Estudiante y un magnífico inicio de su fiesta del libro y la lectura.