HORARIO DE VERANO DESDE MAÑANA DOMINGO 1ro DE ABRIL

Desde mañana 1ro de abril comenzará a regir en Cuba el Horario de Verano. A las doce de la noche del sábado 31 de marzo, deberán adelantarse una hora las manecillas de los relojes, con lo cual se pondrá fin al actual Horario Normal, vigente desde el 13 de noviembre del 2011.

En el periodo estival, los días son más largos, por lo cual se cambia al Horario de Verano para de esa manera lograr un mayor aprovechamiento de la luz solar en las actividades cotidianas.

La aplicación del Horario de Verano constituye una medida de alta incidencia en el ahorro energético, explica la misiva. “Con esta decisión, no solo se obtendrá una reducción del consumo de electricidad motivado por un mayor aprovechamiento de la luz solar”.

Al desplazar en una hora el momento en que se comienzan a encender las luces en casa, dejará de coincidir la demanda de electricidad para la cocción de la comida con aquella que se necesita para iluminar los hogares, con lo cual se reducirá la máxima demanda en la llamada “hora pico”.

Es importante reiterar que todo lo que se haga para lograr un uso racional de la energía, redundará en beneficio de nosotros mismos y de la economía del país.

Robert Torres Barbán

Foto: Yaimí Ravelo

(Tomado de Granma)

Revista Signos dedicada a Samuel Feijóo

La Signos nro 62 en la Órbita feijosiana

Hoy, 31 de marzo, Samuel Feijóo estaría de cumpleaños. El sanjuanero cumpliría 98 años y el Sensible Zarapico disfrutaría de su día.

Car­pen­tier lo con­si­deró el hom­bre más surrea­lista del mundo; Mari­ne­llo, bene­mé­rito de las artes y de las letras; Nava­rro Luna dijo que con él se rom­pían todos los lími­tes; Cin­tio Vitier le dedicó todo un capí­tulo en Lo cubano en la poe­sía.

Muchos auto­res se han refe­rido a la per­so­na­li­dad mul­ti­fa­cé­tica de Samuel Fei­jóo, a su arte y su lite­ra­tura, a su labor edi­to­rial, fol­cló­rica e inves­ti­ga­tiva, algu­nos han com­pi­lado sus anéc­do­tas; sin embargo el inago­ta­ble cau­dal de sabe­res, la monu­men­tal y plu­ri­dis­ci­pli­na­ria obra, y el ejem­plo insu­pe­ra­ble de Fei­jóo des­bor­dan todo intento de atra­par figura, espí­ritu y legado. La revista Sig­nos, a veinte años de la muerte del Sen­si­ble Zara­pico, ofrece a los lec­to­res esta órbita mínima de su direc­tor fundador.

Temas que podrá encontrar en el número 62 de Signos:

ALPIDIO ALONSO GRAU
Samuel Feijóo: esa alarma generosa / 5

CARLOS ALÉ MAURI
Samuel Feijóo, efímero y frugal / 11

MANUEL MARTÍNEZ CASANOVA
Tras las huellas del Feijóo investigador,
¿cuánto podemos aprender de él? / 23 Sigue leyendo Revista Signos dedicada a Samuel Feijóo

René González, de los Cinco, llegó a Cuba

René González, junto a su madre, sus dos hijas, y el hermano Roberto, a quien viene a visitar a Cuba.

Minutos después del mediodía de este viernes, arribó a la Patria, en visita privada y familiar, el Héroe de la República de Cuba, René González Sehwerert, uno de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos condenados injustamente a cumplir largas sanciones de privación de libertad en cárceles norteamericanas.

Como es conocido, después de haber sufrido 13 años de injusta prisión, René se encuentra bajo un régimen de libertad supervisada, por otros tres años, durante los cuales deberá permanecer en los Estados Unidos, lo cual constituye una sanción adicional.

El 24 de febrero pasado, René había presentado, a través de su abogado, una moción de emergencia ante la Corte para el Distrito Sur de Florida, en la cual solicitó que se le autorizara a visitar a su hermano gravemente enfermo en Cuba.

Casi un mes después, el 19 de marzo, la jueza Joan Lenard, quien ha estado a cargo del caso de los Cinco desde el inicio de su proceso judicial, autorizó el viaje de René a Cuba por 15 días, bajo un grupo de condiciones: la obtención de todos los permisos necesarios para viajar a Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos, la entrega del itinerario detallado del viaje, su localización en Cuba e información de contacto en el país, así como el mantenimiento de comunicación telefónica sistemática con su oficial probatorio. Asimismo, la Jueza dejó claro que todas las condiciones de la libertad supervisada de René permanecen invariables y tiene que regresar a los Estados Unidos en cuanto se cumplan dos semanas, a partir de la fecha del viaje.

La decisión de autorizar el viaje de René se corresponde plenamente con las condiciones establecidas para su libertad supervisada, las cuales permiten que viaje a Cuba, previa aprobación del oficial probatorio o de la jueza.

Incluso, el propio Gobierno de los Estados Unidos, que se ha opuesto a todas las mociones presentadas por René para que se le permita tanto su regreso definitivo a Cuba como la visita temporal a su hermano, reconoció que las condiciones de su libertad supervisada no le prohíben viajar a nuestro país. Al respecto, ya desde el 7 de marzo del 2011, la Fiscalía argumentó que “los términos de la libertad supervisada de René no le impiden viajar a Cuba durante ese período… Nada le impedirá solicitarle a su oficial probatorio (o a la corte, si le es negado por este) un permiso para viajar a Cuba a visitar a su esposa, sus padres ancianos u otros”.

En la moción presentada por su abogado, René expresó que cumplirá con los términos establecidos para la visita y regresará a los Estados Unidos.

Pese a las condiciones impuestas, nuestro pueblo, con hondo respeto, le da la bienvenida a la Patria a nuestro querido René y no ceja en la lucha por su regreso definitivo junto a sus cuatro entrañables hermanos.

La Habana, 30 de marzo de 2012

Tomado de Cubadebate

Premio Ser Fiel para escritor Luis Cabrera

Luis Cabrera Delgado (Jarahueca, 1945), uno de los autores más prolíferos y reconocidos dentro del género infanto-juvenil en Latinoamérica, con más de treinta títulos publicados en Cuba, México, Ecuador, Chile, Venezuela, Argentina y Brasil, acaba de ser reconocido por el jurado convocado para seleccionar el Premio Ser Fiel, en su edición del 2012.

Este premio, creado y sostenido por el Centro Provincial del Libro y la Literatura en Villa Clara, reconoce la obra de toda la vida de un creador que se distinga en cualquiera de las diferentes facetas en las que se destacó el singular intelectual cubano Samuel Feijóo.

Luis Cabrera Delgado ha sido escogido para recibir este Premio no solo por su reconocida y prolífera obra, este autor que es psicólogo de profesión ha sido además guionista de radio e investigador del género infanto-juvenil, dramaturgo, editor y colaborador activo de diversas publicaciones culturales  como Contacto y Umbral.

Su amplia obra, que incluye una novela para adultos, es sin duda uno de los patrimonios más apreciables de las letras en nuestra región.

Este nuevo premio para Luis Cabrera Delgado se viene a sumar a importantes reconocimientos nacionales e internacionales como el Premio Especial La Rosa Blanca, el premio Abril, el Premio Ismaelillo de la Uneac, la Medalla Por la Cultura Cubana, entre otros reconocimientos recibidos por este destacado autor radicado en la ciudad de Santa Clara desde donde ha escrito y ha dado a conocer su descomunal obra.

El Premio Ser Fiel se entregará el próximo sábado 31 de marzo, Día del Libro Cubano, en la Sala Caturla de la Biblioteca Martí, de la ciudad de Santa Clara, a las diez de la mañana, como parte de una intensa jornada de actividades que saludarán el un nuevo aniversario del natalicio de Samuel Feijóo y la creación de la Imprenta Nacional de Cuba, que dirigió el intelectual cubano Alejo Carpentier.

Arístides Vega Chapú, divulgador del Centro Provincial del Libro y la Literatura

Raúl despidió al Papa Benedicto XVI

Raúl Castro recibe a Benedicto XVI en el Palacio de la Revolución el martes 27 de marzo de 2012. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la ceremonia de despedida a Su Santidad Benedicto XVI, en el aeropuerto internacional “José Martí”, de La Habana, el 28 de marzo de 2012, “Año 54 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Santidad:

Desde su arribo a tierra cubana, nuestro pueblo le acogió, y hoy le despide, con sentimientos de respeto y afecto.

Su visita ha transcurrido en un ambiente de mutua comprensión. Su encuentro con los cubanos le ha dado la oportunidad de conocernos mejor y constatar la justeza de nuestros propósitos.

Cuba ha tenido como su principal objetivo la dignidad plena del ser humano. Somos conscientes de que ésta no solo se construye sobre bases materiales, sino también sobre valores espirituales, como la generosidad, la solidaridad, el sentimiento de justicia, el altruismo, el respeto mutuo, la honradez y el apego a la verdad.

Hacer el bien común fue un principio que aprendimos del padre Félix Varela. Luego, José Martí escribió que “ser cultos es la única manera de ser libres” y nos convocó a “conquistar toda la justicia”.

Conferimos suprema importancia a la familia, favorecemos todo lo que la enaltece y privilegiamos el papel de los padres en la educación de los hijos. Cuidamos de la niñez como nuestra mayor esperanza y alentamos a la juventud, sin ningún paternalismo, a la participación libre y creadora en las realizaciones de nuestra sociedad.

Reconocemos la contribución patriótica de la emigración cubana, desde el aporte decisivo a nuestra independencia de los tabaqueros de Tampa y Cayo Hueso y todos los que fueron sostén de los anhelos de José Martí, hasta los que se oponen hoy a quienes atacan a Cuba y manipulan el tema migratorio con fines políticos. Hemos realizado prolongados esfuerzos hacia la normalización plena de las relaciones de Cuba con su emigración que siente amor por la Patria y por sus familias y persistiremos en ellos por la voluntad común de nuestra Nación.

Es este un pueblo justo que se enorgullece de las virtudes de sus cinco hijos condenados por luchar contra el flagelo del terrorismo y defender la verdad, que los acompaña en cada minuto de su inmerecido encierro y comparte los sentimientos de sus familias que sufren.

Satisface a nuestro país estar entre los que más han hecho por la vida, la libertad y la dignidad humana.

Compartimos la certeza de que sólo la movilización de la conciencia de los pueblos, el respeto mutuo, el diálogo y la cooperación permitirán al mundo hallar soluciones a los más graves problemas.

Santidad:

Hemos encontrado muchas y profundas coincidencias, aunque, como es natural, no pensemos lo mismo sobre todas las cuestiones.

El pueblo cubano, abnegado e instruido, ha escuchado con profunda atención cada una de las palabras que Su Santidad le ha ofrecido.

Por su decisión de visitarnos, por sus afectuosos sentimientos hacia los cubanos, que siempre recordaremos, le expreso, en nombre de Cuba y en el mío propio, nuestra profunda gratitud y aprecio.

Muchas gracias.

 

Benéfica lluvia despide al Papa Benedicto XVI de Cuba

Imágenes captadas por el fotorreportero Ismael Francisco en la despedida del Papa Benedicto XVI de La Habana, Cuba. En el recorrido desde la sede de la Nunciatura Apostólica al Aeropuerto Internacional José Martí, los habaneros despidieron afectuosamente al Santo Padre, bajo la lluvia.

Tomado de Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateLa Habana despide a Benedicto XVI. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Fidel y Benedicto XVI sostienen amistoso encuentro

Poco después de concluida la multitudinaria misa que ofició en la Plaza de la Revolución, el Papa Benedicto XVI recibió en la Nunciatura Apostólica en La Habana al líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz.

Tomado de Cubadebate

Fidel llegó a las 12 y 20 pm a la sede de la Nunciatura y allí lo acogió el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede, con quien se había encontrado anteriormente en Cuba cuando el segundo en la jerarquía vaticana visitó nuestro país.

Durante el encuentro con el Papa, que se extendió por media hora, Fidel le explicó al sumo pontífice que había seguido todos los acontecimientos de su viaje a nuestro país a través de la televisión cubana y se interesó por detalles de la liturgia de la Iglesia Católica.

El Papa Benedicto XVI agradeció las muestras de cariño que había recibido en Cuba y le explicó sobre el sentido de sus viajes por el mundo para confirmar en la fe a los cristianos, así como el servicio de la iglesia a los pueblos.

Ambas personalidades intercambiaron animadamente sobre temas ecológicos, culturales, científicos, religiosos y sobre los graves problemas que aquejan a la humanidad. Fidel solicitó al Papa que le envíe algunos libros sobre esos temas que tanto le interesan.

En conferencia de prensa en La Habana, el vocero del Vaticano Federico Lombardi, aseguró que el encuentro entre el líder de la Revolución cubana Fidel Castro y el Papa Benedicto XVI fue “muy cordial” y resaltó el buen ánimo y la jocosidad de ambos.

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Benedicto XVI en La Habana

A las 12:02 pm, hora local (17:00 GMT), tocó la pista del Aeropuerto José Martí el avión de Alitalia que trajo a su Santidad Benedicto XVI a La Habana,  procedente de Santiago de Cuba. En horas de la tarde, hará una visita de cortesía a Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en el Palacio de la Revolución.

El Cardenal Jaime Ortega y Alamino estuvo al pie de la escalerilla del avión de Alitalia que le condujo de Santiago de Cuba a la capital cubana. Un grupo de niñas y niños vestidos con trajes nacionales le dieron la bienvenida y le obsequiaron flores.

Miembros del clero cubano, como Monseñor Ramón Suárez Porcari canciller de la Arquidiócesis de San Cristobal de La Habana y Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, participaron en el recibimiento al igual que autoridades gubernamentales, entre ellas Caridad Diego, encargada de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

A las 12:16 pm, un auto de protocolo llevó a su Santidad hacia la Nunciatura Apostólica y posteriormente, a las 5:30 pm, hará una visita de cortesía al Presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución. Y más tarde, a las 7.30 pm, mantendrá un encuentro y una cena con los obispos cubanos y el séquito papal en la Nunciatura de La Habana.

El miércoles, a las 09.30 horas, el Papa celebrará una misa multitudinaria en la Plaza de José Martí de La Habana.

Despedido por las principales autoridades de la provincia santiaguera (a 900 km de la capital), había partido hacia La Habana el Papa Benedicto XVI, quien realiza una visita pastoral y oficial a la Isla, y está a punto de llegar a La Habana para reunirse con el Presidente Raúl Castro.

Temprano en la mañana de hoy, el también Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano saludó cordialmente a una multitud de personas que lo recibió en el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad, en el poblado de El Cobre, a unos 22 kilómetros de la cabecera provincial.

“Hagan saber a cuantos se encuentran cerca o lejos que he confiado el futuro de su Patria, avanzando por caminos de renovación y esperanza, para el mayor bien de todos los cubanos”, expresó el prelado.

Dijo que ante la Virgen se acordó, de modo particular, de los descendientes de aquellos que llegaron a la Isla desde África, así como también de la cercana población de Haití, que aún sufre las consecuencias del terremoto ocurrido hace dos años.

Allí, donde se resguarda la imagen de la Santa Patrona de Cuba, ahora adornada con la Rosa de Oro que le ofreció el obispo de Roma, el peregrino encendió un cirio y rezó a los pies de la Virgen Mambisa.

Cerca del mediodía, Benedicto XVI llegará a La Habana, donde continuará su apretada agenda.

En horas de la tarde, hará una visita de cortesía a Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en el Palacio de la Revolución.

En la mañana del miércoles, el Sumo Pontífice oficiará una misa en la Plaza de la Revolución José Martí, de la capital cubana, donde miles de personas acogerán al Santo Padre con respeto y civismo.

(Con información de la AIN y Cubadebate)

Jóvenes bailarines dan la bienvenida a Benedicto en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ APJóvenes bailarines dan la bienvenida a Benedicto en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ AP

El Papa llega a la La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ APEl Papa llega a la La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ AP

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZEl Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZEl Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/

Visita Benedicto XVI el Santuario del Cobre

Desde El Cobre, precursor de la rebeldía esclava en Cuba, el papa Benedicto XVI recordó hoy a los descendientes de esos hijos de Africa y a los haitianos, que aún sufren las consecuencias del terremoto de 2010.

Tras una eucaristía privada, el Sumo Pontífice subió como Peregrino de la Caridad al Santuario de la Virgen Mambisa, donde fue recibido por monseñor Dionisio García, arzobispo de esta ciudad y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y monseñor Jorge Palma, capellán del recinto.

Ante los pies de la imagen de la deidad, el Santo Padre oró acompañado por su séquito personal y todos los obispos cubanos.

Al dirigirse a los hombres y mujeres concentrados frente a la Basílica, Su Santidad dijo que la presencia de la Virgen Patrona es un regalo del cielo para los cubanos, quienes encomendados a ella construirán el futuro por caminos de renovación y esperanza, por el mayor bien para todos.

Instó Benedicto XVI a seguir trabajando por la justicia, a ser perseverantes en medio de las más duras pruebas y a impedir que alguien les quite la alegría interior, tan característica del alma cubana.

Al finalizar sus palabras y recibir las muestras de admiración y respeto de los presentes, el Papa partió hacia el aeropuerto internacional Antonio Maceo para viajar hacia La Habana, donde continuará el programa de su visita hasta mañana.

En la mañana

Justo a las nueve y treinta de la mañana, hora local (14:00 GMT), acompañado por el Séquito Papal y el obispado cubano, el Santo Padre Benedicto XVI arribó a la Basílica Santuario de Nuestra Señora de la Caridad, ubicado en el pequeño poblado del Cobre, en la oriental provincia de Santiago de Cuba.

El auto en el que viaja su Santidad entró lentamente al atrio del Santuario, mientras la banda de tambores metálicos Steel Band interpretaba el Ave María de Shubert y la pieza Virgen Mambisa, dedicada a la Virgen de la Caridad.

El Sumo Pontífice llegó como humilde peregrino a la Basílica Menor para rezar a los pies de la Virgen de la Caridad, Reina y Patrona de Cuba, encender un cirio y lucrarse de las indulgencias del Año Jubilar, que se celebra con motivo del 400 aniversario del hallazgo en la Bahía de Nipe de la bendita imagen de la Virgen, y de su presencia en Cuba como un regalo de Dios.

Al igual que el Santo Padre, miles de fieles del país y del mundo han peregrinado hasta el pequeño poblado del Cobre para honrar a la Virgen y ganar las indulgencias del Año Jubilar.

La leyenda que acompaña la llegada de la Virgen a Cuba refiere que en 1612 dos hermanos descendientes de indígenas y un negrito de nueve o diez años, mientras buscaban sal en la bahía oriental de Nipe, divisaron la imagen flotando en el mar.

La población de aquel entonces consideró el hallazgo como un milagro, por lo que construyeron una ermita para proteger a la Virgen al borde de la mina, justo en el mismo sitio que ocupa en la actualidad. Este primer santuario se desplomó en 1906, como consecuencia de las explosiones y excavaciones en las minas.

No fue hasta el 8 de septiembre de 1927 que se levantó el actual Santuario del Cobre. Desde entonces, unas 500 personas acuden al lugar cada día, siendo así el mayor santuario de peregrinación de Cuba.

El 30 de diciembre de 1977 el Papa Pablo VI envió a Cuba como delegado suyo al cardenal Bernardín Gantín, portador de la Bula Papal. A partir de ese momento, el entonces Santuario Nacional se proclamó Basílica Menor.

La imagen de la Caridad del Cobre está estrechamente ligada a la historia de la Nación cubana, pues acompañó en los campos de guerra a las tropas del Ejército Libertador en su lucha contra la metrópoli española.

Precisamente, fueron los veteranos de la guerra de independencia de Cuba quienes escribieron al Papa Benedicto XV para que coronara a la Virgen de la Caridad como Patrona de Cuba. Recibieron una respuesta afirmativa el 10 de mayo de 1916.
El 24 de enero de 1998 el Papa Juan Pablo II coronó personalmente a la Virgen de la Caridad en la Plaza Antonio Maceo de la ciudad de Santiago de Cuba, durante su visita a la Isla.

Benedicto XVI llegó al Santuario luego de ser recibido este 26 de marzo con calidez y respeto por las más autoridades cubanas encabezadas por Raúl Castro, el pueblo santiaguero y peregrinos de otras provincias que vinieron a su encuentro.
El Santo Padre ofició su primera Misa en una plaza de la Revolución Antonio Maceo colmada por más de 200 000 personas al atardecer de este lunes.

A la celebración litúrgica, que estuvo presidida por la imagen original de la Virgen de la Caridad del Cobre, que por cuarta ocasión excepcionalmente salió de su santuario, asistió el presidente cubano Raúl Castro.

Programa de Benedicto

Santiago de Cuba, Martes 27 de marzo de 2012.

09.30 AM Visita al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre de Santiago de Cuba.

10.30 AM Salida del aeropuerto internacional Antonio Maceo de Santiago de Cuba hacia La Habana.

La Habana, Martes 27 de marzo de 2012.

12.00 M Llegada al aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

05.30 PM Visita de cortesía al Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la República en el Palacio de la Revolución de La Habana.

07.15 PM Encuentro y cena con los obispos cubanos y el séquito papal en la Nunciatura Apostólica de La Habana.

La Habana, Miércoles 28 de marzo de 2012

09.00 AM Santa Misa en la Plaza de la Revolución de La Habana.

04.30 PM Ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

05.00 PM Salida del aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

(Tomado de la página oficial del Vaticano

Tomado de la página oficial del Vaticano)

Benedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal BalánBenedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal Balán

Benedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal BalánBenedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal Balán

Benedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal BalánBenedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal Balán

Benedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal BalánBenedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal Balán

Benedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal BalánBenedicto XVI visita el Santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba. Foto: Juvenal Balán

Raúl Castro recibe a Benedicto XVI en nombre de la nación cubana

Palabras del Presidente cubano Raúl Castro al ofrecer la bienvenida en Santiago de Cuba a su Santidad Benedicto XVI.

Santidad:

Cuba lo recibe con afecto y respeto y se siente honrada con su presencia. Encontrará aquí a un pueblo solidario e instruido que se ha propuesto alcanzar toda la justicia y ha hecho grandes sacrificios.

De Martí aprendimos a rendir culto a la dignidad plena del hombre y heredamos la fraterna fórmula que seguimos hasta hoy: “con todos y para el bien de todos”.

Cintio Vitier, insigne intelectual y cristiano, escribió que “el verdadero rostro de la Patria… es el rostro de la justicia y de la libertad” y que “la Nación no tiene otra alternativa: o es independiente o deja de ser en absoluto”.

La potencia más poderosa que ha conocido la Historia ha intentado despojarnos, infructuosamente, del derecho a la libertad, a la paz y a la justicia. Con virtud patriótica y principios éticos el pueblo cubano ha hecho tenaz resistencia, sabiendo que ejercemos también un derecho legítimo cuando seguimos nuestro propio camino, defendemos nuestra cultura y la enriquecemos con el aporte de las ideas más avanzadas.

Sin razón, a Cuba se le calumnia, pero nosotros confiamos en que la verdad, de la que jamás nos apartamos, siempre se abre paso.

Catorce años después que el Papa Juan Pablo II nos visitara, el bloqueo económico, político y mediático contra Cuba persiste e, incluso, se ha endurecido en el sector financiero. Como aparece en el memorando norteamericano del 6 de abril de 1960, desclasificado décadas después, su objetivo sigue siendo (cito)      “… causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Sin embargo, la Nación ha seguido, invariablemente, cambiando todo lo que deba ser cambiado, conforme a las más altas aspiraciones del pueblo cubano y con la libre participación de este en las decisiones trascendentales de nuestra sociedad, incluidas las económicas y sociales que en casi todo el mundo son patrimonio de estrechas élites políticas y financieras.

Varias generaciones de compatriotas se han unido en la lucha por elevados ideales y nobles objetivos. Hemos enfrentado carencias, pero nunca faltado al deber de compartir con los que tienen menos.

Sólo como demostración de cuánto se podría hacer si prevaleciera la solidaridad, menciono que en la última década, con la ayuda de Cuba se han preparado decenas de miles de médicos de otros países, se ha devuelto o mejorado la visión a 2,2 millones de personas de bajos ingresos y se ha contribuido a enseñar a leer y escribir a 5,8 millones de analfabetos. Puedo asegurarle que, dentro de las modestas posibilidades de que disponemos, nuestra cooperación internacional continuará.

Santidad:

Conmemoramos el IV Centenario del hallazgo y la presencia de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, que lleva bordado en su manto el escudo nacional.

La reciente peregrinación de la Virgen por todo el país, unió a nuestro pueblo, creyentes y no creyentes, en un acontecimiento de gran significado.

Le aguardan Santiago de Cuba, que ha sido protagonista de gloriosos episodios en la historia de luchas de los cubanos por su definitiva independencia y también el poblado del Cobre, donde la Corona española tuvo que conceder la libertad a los esclavos sublevados en las minas, ochenta años antes de la abolición de tan infame institución en nuestro país.

Nos satisfacen  las estrechas relaciones entre la Santa Sede y Cuba, que se han desarrollado sin interrupción durante setenta y seis años, siempre basadas en el respeto mutuo y en la coincidencia en asuntos vitales para la Humanidad.

Nuestro gobierno y la Iglesia Católica, Apostólica y Romana en Cuba mantenemos buenas relaciones.

La Constitución cubana consagra y garantiza la plena libertad religiosa de todos los ciudadanos y, sobre esa base, el gobierno guarda buenas relaciones con todas las religiones e instituciones religiosas en nuestro país.

Santidad:

Hace casi veinte años que Fidel sorprendió a muchos al proclamar que “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre” concluyó.

Hay crecientes amenazas a la paz y la existencia de enormes arsenales nucleares es otro grave peligro para el ser humano. El agua o los alimentos serán, después de los hidrocarburos, la causa de las próximas guerras de despojo. Con los recursos que se dedican a producir mortíferas armas, podría eliminarse la pobreza. El desarrollo vertiginoso de la ciencia y la tecnología no se encuentra al servicio de la solución de los grandes problemas que aquejan a los seres humanos. Frecuentemente sirven para crear reflejos condicionados o para manipular a la opinión pública. Las finanzas son un poder opresivo.

En vez de la solidaridad, se generaliza una crisis sistémica, provocada por el consumo irracional en las sociedades opulentas. Una ínfima parte de la población acumula enormes riquezas mientras crecen los pobres, los hambrientos, los enfermos sin atención y los desamparados.

En el mundo industrializado, los “indignados” no soportan más la injusticia y, especialmente entre los jóvenes, crece la desconfianza en modelos sociales e ideologías que destruyen los valores espirituales y producen exclusión y egoísmo.

Es cierto que la crisis global tiene también una dimensión moral y que prevalece la falta de conexión entre los gobiernos y los ciudadanos a los que dicen servir. La corrupción de la política y la falta de verdadera democracia son males de nuestro tiempo.

En estos y otros temas apreciamos coincidencia con sus ideas.

Frente a tantos desafíos, Nuestra América se une en su soberanía e intenta una integración más solidaria para hacer realidad el sueño bicentenario de sus Próceres.

Su Santidad podrá dirigirse a un pueblo de convicciones profundas que le escuchará atento y respetuoso.

En nombre de la Nación, le doy la más calurosa bienvenida.

Muchas gracias.

Benedicto XVI en Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateBenedicto XVI en Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate 

Raúl recibe a Benedicto XVI en Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ CubadebateRaúl recibe a Benedicto XVI en Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate 

Raúl y Benedicto. Foto: Alejandro Ernesto/ EFERaúl y Benedicto. Foto: Alejandro Ernesto/ EFE 

Foto: Alejandro Ernesto/ EFEFoto: Alejandro Ernesto/ EFE