Archivos de la categoría Barrios y Calles de mi ciudad

La historia de los principales barrios y calles de la ciudad: Nombres originales, cambios y vida actual.

José Braulio Alemán, un general santaclareño de mucho lustre

Con 33 años y el grado de general de brigada, electo secretario de la Guerra del Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Massó. (Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial Villa Clara)

El 26 de marzo de 1864, hace hoy 149 años, nació en Santa Clara el general de brigada del Ejército Libertador José Braulio Cástulo Alemán Urquía. Un patriota de mucho lustre intelectual que llegó a desempeñar importantes cargos dentro del mambisado, incluido el de Secretario de Guerra, en el gobierno de Bartolomé Masó elegido, en 1897, en la Yaya.

Según consta en la inscripción de nacimiento fueron sus padres Antonio Alemán Romero y María Urquía Espino, ambos naturales de Islas Canarias, España. Desde joven mostró clara inteligencia ejerciendo en Santa Clara un periodismo radical que le llevó a prisión en varias oportunidades. En su ciudad natal fundó primero El Horizonte y después La Protesta, instrumentos de denuncia contra la corrupción política del colonialismo español en la Isla.

Se levantó en armas el 5 de septiembre de 1895 y de inmediato pasó a desempeñar importantes funciones. Nombrado coronel, el Generalísimo Máximo Gómez lo designó Subinspector General del Ejército Libertador, responsabilidad que desempeñó con la eficiencia y honradez que siempre le caracterizaron.

Con el cargo de general de brigada y 33 años de edad fue designado Secretario de la Guerra del gabinete de Bartolomé Masó. Luego realizó labores de inteligencia en la Trocha de Júcaro a Morón bajos las órdenes directas de Máximo Gómez, quien tenía en alta estima sus cualidades de organizador.

Fue Alemán uno de los pocos cubanos que vio el peligro de la intervención norteamericana en la guerra y, quizás, entre las excepciones de los patriotas que siempre fue opuesto al licenciamiento del Ejército Libertador, por considerarlo un error político de incalculables consecuencias.

Designado constituyente en 1901 se opuso siempre a la Enmienda Platt. Gobernador de la provincia de Santa Clara electo en 1906 renunció a su cargo al producirse la II Intervención Militar en Cuba. Senador durante el gobierno de José Miguel Gómez terminó su carrera política como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes del general Gerardo Machado, sin comulgar con los crímenes del tirano ni claudicar con su ideario patriótico y antinjerencista.

De su época de secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

El general José Braulio Alemán falleció en La Habana el 15 de enero de 1930 a la edad de 65 años. Una calle de Santa Clara lleva su apellido.

En ocasión de un aniversario más de su nacimiento ponemos a consideración de los lectores la descripción que hace en su Diario de Campaña del ataque al poblado de Cruces, perteneciente en la actualidad a la provincia de Cienfuegos.

Documento inédito, este Diario de Campaña recoge la trayectoria militar del santaclareño, entonces coronel Jefe de la Brigada de Cienfuegos, desde el 25 de marzo de 1896 hasta el 23 de abril del propio año, en que asumiría nuevas misiones dentro del campo insurrecto.

Entre el 18 y el 19 de abril de 1896, sus hombres organizaron y atacaron el poblado de Cruces. Así lo hace constar Alemán de su puño y letra:

“A las 5 de la mañana en marcha haciendo alto a las 12 en Lomitas. A las 5 de la tarde seguimos marcha hacia medio cuarto de legua del pueblo de Cruces, donde deseoso de demostrar la existencia de la guerra en la Brigada, me propuse entrar en el pueblo.

“A las 4 de la madrugada ordené la entrada por cuatro lugares distintos, haciéndose así, quemándose 15 casas, algunas en puntos céntricos y 2 de ellas valiosas. En medio del fuego de los fuertes y de la ronda parapetada en la Iglesia se saquearon 11 establecimientos, ocupándose 37 machetes nuevos, 10 revólveres calibre 44, 6 caballos, 11 monturas, alforjas, ropa hecha, 69 pares de zapato y gran cantidad de víveres que se repartió a la fuerza. A la salida se acarrearon 70 bueyes acorralados en el pueblo, a los que uní la boyada del Central Mercedes y colonia La Granja haciendo un total de 190 bueyes.

“Se dio fuego a los cañaverales cercanos del Central Andreíta al salir del pueblo (6 ½) de la mañana. Se ocuparon en un establecimiento 6 tercerolas. Quedaron destrozados los telégrafos y teléfonos. Por nuestra parte solo 2 heridos leves, a pesar de estar el pueblo cerrado de alambres y lleno de fuertes.”

Resulta la primera vez que esta descripción sale a la luz pública. Ahí radica su principal utilidad y virtud. Una modesta manera de enriquecer la historia local del hermoso poblado crucence.

También sirva este recordatorio necesario para un mejor acercamiento a una figura destacadísima dentro de la Revolución de 1895 en Santa Clara que hoy día permanece sumida casi en el anonimato.

 

Pie de fotos:

1- Con 33 años y el grado de general de brigada fue elegido Secretario de Guerra en el Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Masó. Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial de Villa Clara)

2- Alemán en su época como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

 

 

 

 

 

 

Justicia por los Cinco

Gloria Martínez, coordinadora municipal del grupo de los Cinco hace una relatoría de los 14 años de injusto encierro. Al fondo la multimedia de su autoría. (Fotos: Narciso Fernández)

Un reclamo por los Cinco. Un llamado por el regreso a la Patria de Gerardo, Ramón, Fernando, Antonio y René hicieron este 5 de diciembre los vecinos que residen en el parquecito, entre edificios, ubicado en la calle Caridad y Bonifacio Martínez, devenido en verdadero acto de fe por hacer valer la justicia.

Organizado por las federadas del barrio, congregó a decenas de santaclareños, quienes acudieron a ratificar la voluntad de los cubanos del retorno de estos cinco hombres, tras 14 años de encierro en cárceles norteamericanas.

Los niños santaclareños reclaman el regreso de los Cinco.

Los niños pusieron el toque especial y mágico de la velada. Sus dibujos dedicados a los Cinco impactaron por su colorido visual y la profundidad de los mensajes. Una niña de apenas seis años recitó de memoria una poesía de su autoría y se empinó con orgullo sobre su corta estatura para pedir justicia. Mientras un dúo bailó en la acera colmada de gente la Bailarina Española, de nuestro José Martí.

Gloria Martínez, coordinadora del grupo santaclareño por el regreso de los Cinco mostró la multimedia de su autoría y disertó acerca de la causa. La también profesora insistió en la necesaria unidad en torno a ellos y en seguir reclamando ante el mundo y, principalmente ante el pueblo de los Estados Unidos, su pronto y definitivo retorno.

Emocionó a los presentes su lectura del monólogo escrito por Gerardo Hernández, uno de los Cinco y con dos cadenas perpetuas en su contra, donde describe minuto a minuto una jornada suya en la cárcel. Desde el de pie en horas bien tempranas de la mañana hasta la orden de acostarse, llegada casi la medianoche. Un verdadero canto a la esperanza y prueba de una férrea voluntad y confianza en las ideas que defiende.

A nombre de la mujeres federadas habló Merlin Suárez Rodríguez.

A nombre de la comunidad habló la federada Merlin Suárez Rodríguez y fueron reconocidas aquellas personas destacadas en sus respectivas profesiones y con una conducta ejemplar en el barrio.

Participó la secretaria municipal de la FMC, Oristela Torres Águila, y Gustavo Benítez Fumero, presidente del Gobierno en la ciudad, este último en su condición también de vecino.

Resultó una noche diferente. El esfuerzo de quienes lo organizaron dio sus frutos en un acto sencillo y, sobre todo, útil. Los niños y niñas aprendieron de los Cinco y todos los presentes quedaron admirados de su entereza de hombres y patriotas.

Al final, quedó ratificada la voluntad expresa de todo un pueblo de que volverán, tal y como expresó hace más de una década el compañero Fidel.

La niña de seis años Lorena Fuentes Santos recitó una poesía suya por el regreso de los Cinco.
La Bailarina Española de José Martí, interpretada por niñas del barrio.

Una familia santaclareña en la nominación de candidatos al Poder Popular

Momento en que Alfredo Martirena, al centro, y su hija Amanda, a su derecha, votaban por el candidato finalmente nominado por mayoría de 53 votos contra 21. Minutos antes, Niury, al lado izquierdo suyo, y su mamá Teté, delante en el extremo izquierdo, habían levantado la mano por la mujer. No faltó ni Alfredito, el benjamín, quien no quiso perderse tampoco la asamblea. (Fotos: Manuel de Feria)

La familia constituye un eslabón esencial en la sociedad, su célula base, y de su fortaleza y unidad depende en buena medida el comportamiento de cada uno de sus integrantes. Por eso, la presencia de toda la familia en el proceso de nominación de candidatos a delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular resulta clave.

Un excelente ejemplo de una familia villaclareña en este decisivo momento electoral -en el que los vecinos proponen a quienes mejor pueda representarlos en las diferentes instancias de gobierno-, lo constituye la conformada por Alfredo Martirena, su hija Amanda, su esposa Niury,  y su mamá, María Teresa Hernández, Teté, como la llaman cariñosamente en el barrio.

Los cuatro santaclareños estaban presentes en el momento de elegir al candidato de su área de nominación,  perteneciente a la circunscripción 7 del Consejo Popular Centro, y los cuatro ejercieron de manera libre y soberana su derecho a votar por el de su preferencia; que, en su caso particular, fueron un hombre y una mujer.

Martirena, humorista de Melaito y caricaturista de reconocido prestigio nacional e internacional, levantó la mano por el hombre, e igual hizo su hija Amanda, joven recién graduada de la carrera de Biología en la UCLV Marta Abreu. Mientras su esposa Niury, diseñadora del periódico Vanguardia, y su mamá, la doctora en ciencias María Teresa Hernández, Teté, daban su consentimiento electoral por la mujer.

Familia muy unida en todo, indagamos acerca de sus respectivas elecciones. Para Alfredo Martirena votar a mano alzada y ante todos los vecinos, por la persona que a su entender reunía los mayores méritos constituye una prueba irrebatible de la democracia en nuestras elecciones: “Levanté mi mano y di mi voto por el hombre porque entiendo que reúne las mejores condiciones para continuar representándonos. Ha sido delegado por dos mandatos consecutivos y ha trabajado bien. Estuvo de acuerdo en volver a ser propuesto y, con su consentimiento y buen desempeño anterior, creo que resulta la persona idónea”.

Amanda, su hija de 22 años, y con experiencia de varias asambleas anteriores de nominación, tampoco dudó en levantar su mano por el actual delegado: “Lo ha hecho bien y tiene prestigio en la comunidad. Es una persona dispuesta y entregada a la solución de los problemas del barrio. Si sale reelecto, volverá a hacerlo bien.”

En tanto, Niury y Teté no vacilaron en dar su voto a la mujer propuesta por el elector Juan Padrón Rivero. La esposa de Martirena, consideró que la joven tenía todas las cualidades para hacer un buen trabajo como delegada si finalmente quedaba electa: “Goza de un gran reconocimiento entre los vecinos y no dudo de su capacidad para representarnos bien.”

Teté, dio una respuesta propia de la villaclareña de nuestros tiempos: “Voté por ella porque se lo merece y porque así le estaba dando una posibilidad a una mujer para ocupar tan importante responsabilidad comunitaria. Nuestros actual delegado es muy bueno, pero ella pudiera hacerlo igual o mejor. De eso no tengo la menor duda.”

Una joven nomina y otro resultó propuesto

En la propia asamblea en que participó en pleno la familia Martirena Hernández, también lo hizo la jovencita Lyselle Ruiz de León, de 18 años, quien cargaba en brazos a su inquieta hermanita de apenas 3, con sus mismos ojos azules y una mirada pícara y traviesa.

Lyselle, quien inició este lunes 3 de septiembre su vida como estudiante universitaria, cuenta solo con la experiencia de su segunda asamblea de nominación. Mas, consciente de su deber cívico y de sus derechos electorales, la joven votó por el hombre, en coincidencia de elección con su amiga Amanda y el padre de esta: “Lo hice a sabiendas que resulta una buena elección y que no nos defraudará.”

Mientras, en la primera asamblea desarrollada en el municipio de Ranchuelo, que tuvo lugar en la circunscripción 27 del Consejo Popular Esperanza, fue propuesto  un joven de 28 años. Sus buenas cualidades fueron resaltadas por los vecinos y él, haciendo caso omiso a sus múltiples responsabilidades, mostró su disposición para echar pa lante con su gente, si finalmente era nominado.

No fue así, y por mayoría la asamblea nominó a un hombre de vasta experiencia en estos menesteres de Gobierno. No obstante, el acto de pensar en su persona confirma la calidad humana y potencialidades de nuestros jóvenes.

La noche tanto en Santa Clara como en La Esperanza resultó propicia, y las asambleas demostrativas en ambos lugares dieron cauce a hechos como los que aquí contamos. La familia de Martirena salió unida y votó por los candidatos de su preferencia.  En La Esperanza, el joven Yandrey dio prueba de civismo y compromiso, y Lyselle, con su linda hermanita en brazos, desde la reunión celebrada en el santaclareño Callejón de La Palma probaba que su voto valía y que su criterio electivo resultaba firme y consciente.

Recibió Vanguardia, Llave de la Ciudad de Santa Clara

Este domingo 15 de julio, aniversario 323 de la fundación de Santa Clara, el periódico Vanguardia recibió la distinción cultural Llave de la Ciudad que otorga el gobierno a personalidades y entidades destacadas en el territorio.

En asamblea solemne realizada en el teatro La Caridad, obra insigne donada a nuestra ciudad por su Benefactora Marta Abreu de Estévez, el presidente del gobierno municipal Gustavo Benítez Fumero entregó a Arturo Chang León, director de Vanguardia, la Llave de la Ciudad en reconocimiento al medio siglo de la fundación de dicho órgano de prensa.

Fundado el 9 de agosto de 1962, Vanguardia lleva 50 años de divulgación de la realidad del centro de Cuba; primero, para toda la provincia de Las Villas y desde la última división político-administrativa, en 1976, para Villa Clara.

En la resolución leída por Marisol Alfonso Montesinos, secretaria del Poder Popular en Santa Clara, quedó resaltado el mérito de la publicación y su contribución a mantener informado al pueblo santaclareño de la realidad circundante.

Hijos de Vanguardia, son también Melaito, el suplemento humorístico más dulce de Cuba, fundado el 20 de diciembre de 1969, previo a la zafra de los Diez Millones, de ahí el nombre que asumió desde un inicio; El Santaclareño, mensuario de 16 años de constituido, destinado a reflejar la realidad de la capital provincial, y Manantiales, la publicación para el llamado Plan Turquino-Bamburanao.

Símbolo cultural Llave de la Ciudad entregado al colectivo de Vanguardia.

Junto a la reconocida publicación villclareña recibió la Llave de la Ciudad el general de brigada (r) Armando Choy, quien tuvo una activa participación en las luchas estudiantiles y revolucionarias en Santa Clara durante la dictadura de Fulgencio Batista, en la década de los 50 del pasado siglo.

También como parte de los festejos por el cumpleaños de la Gloriosa Santa Clara, fundada por un grupo de familias remedianas el 15 de julio de 1689, fue sembrado en la loma del Capiro el tamarindo 323.

Siembra del tamarindo 323 en la loma del Capiro.

En esta ocasión correspondió su siembra al director de Vanguardia, Arturo Chang León, y a Jorgelina Pestana Mederos, presidenta del Poder Popular en Villa Clara.

Coincidente con el Día de los Niños, la fiesta de la Ciudad de Marta y del Che por su aniversario 323 contempló un grupo de actividades para los más pequeños de casa y una venta de libros en el parque Vidal; entre otras opciones culturales y recreativas.

Para los infantes de Santa Clara actuaron, junto a otros artistas, Javier y Raquel y su Magic Show, un proyecto que acumulará este jueves su actividad comunitaria número cien, la que será realizada para los niños y niñas ingresados en el hospital infantil José Luis Miranda de esta ciudad.

Homenaje del pueblo de Santa Clara a su Benefactora por el aniversario 323.
Parte del colectivo de Vanguardia presente en la sesión solemne del teatro La Caridad.
Fiesta de los libros en el parque Vidal como parte del Día de los Niños.
Santa Clara vistió hermosas galas en el aniversario 323 de su fundación.

Villa Clara rememora Huelga General Revolucionaria del 9 de Abril de 1958

Recuerdo de la Huelga General Revolucionaria en Sagua la Grande.

En los mismos escenarios de los sucesos de la Huelga General Revolucionaria del 9 de Abril de 1958, será hoy recordado en Villa Clara tan trascendente acontecimiento de la historia Patria, que costó la vida a 56 hijos valiosos de este territorio central y donde brilló el espíritu patriótico de este pueblo.

Así, la víspera, 8 de abril, los quemadenses rememoraron otra vez la intrépida acción de la guerrilla de Víctor Bordón, que con arrojo asaltó el cuartel de la Guardia Rural del poblado, como también los hijos de Rancho Veloz y Corralillo rindieron homenaje a los jóvenes asesinados por la tiranía de Fulgencio Batista por defender el ideal libertario.

Mientras, hoy 9 de abril, las ciudades de Sagua la Grande y Santa Clara revitalizarán aquella gesta heroica de sus habitantes, cuando al llamado de la huelga general revolucionaria decretado por el M-26-7 lo más valioso de su juventud tomó las calles a los gritos de ¡Abajo Batista! ¡Viva el 26 de Julio! y derramó su sangre generosa en aras de un país más digno y pleno.

Como en ocasiones anteriores, la rememoración de tan significativo acontecimiento servirá para no olvidar a quienes de este territorio central de Cuba murieron en la flor de la vida, tanto en Villa Clara, pues hubo acciones, además, en Ranchuelo, Santo Domingo y Remedios, como en La Habana, donde el caibarienense Marcelo Salado Lastra y el santaclareño Juan Oscar Alvarado Miranda pasaron a formar parte del altar sagrado de la Patria.

También será ocasión propicia para ratificar la fe en la victoria y que por duras que sean las circunstancias siempre habrá espacio para la esperanza, tal y como expresara el principal dirigente de la acción, el ya fallecido Comandante Faustino Pérez:

“El duro revés del 9 de abril (…) se inscribe entre los momentos críticos en que con el espíritu de lucha de nuestro pueblo, el heroísmo de los combatientes y la certera conducción del Comandante en Jefe, transformaron una vez más la derrota en victoria (…)

Santa Clara en el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956

Recordación santaclareña a los sucesos del 30 de noviembre de 1956. (Foto: Narciso Fernández)

Hace 55 años, la ciudad de Santiago de Cuba protagonizó una de las acciones más heroicas de la lucha contra la tirania de Fulgencio Batista: el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, liderado por  Frank País García.

El objetivo de la insurrección era apoyar el desembarco de los expedicionarios del yate Granma, que bajo la jefatura de Fidel Castro habían partido del puerto mexicano de Tuxpan, la noche del 25 de noviembre.

De lo sucedido en la capital de la antigua provincia de Oriente, mucho se conoce. No sucede así acerca de lo ocurrido ese propio día acá en Santa Clara, entonces capital de Las Villas, y en dónde también el M-26-7  hizo acciones de apoyo a los 82 expedicionarios que venían a Cuba para cumplir la promesa de en 1956 Ser Libres o Mártires.

A Santa Clara, como a Santiago de Cuba, llegó también el conocido telegrama en clave Obra pedida agotada, indicativo de la partida del yate Granma. En nuestro caso, a la vivienda sita en Nazareno esquina a Cuba, propiedad de Haydée Leal.

La desaparecida combatiente santaclareña recordaba así ese momento trascendente de su vida: “El cable lo recibí en mi casa pues venía a nombre mío, el de Santiago de Cuba iba a nombre de Arturo Duque de Estrada, yo tengo entendido que Aldo Santamaría recibió otro en la Habana, y que Raúl García Peláez lo recibió en Camaguey, y que José Antonio Echeverría también lo recibió.”

“El día 28 que recibo el cable estaba lloviendo torrencialmente, entonces mi mamá va a casa de Margot para avisarle, pues ese día en ese momento no están en Santa Clara ni Santiago Riera que era el Coordinador , ni Cheché Alfonso, ni Quintín Pino, ni Gallo Ronco (Guillermo Rodríguez del Pozo), ni Carlitos Martínez que estaba por Vega Alta, sino que estábamos solo prácticamente las mujeres..”

Dos días antes, el 26 de noviembre de 1956, Víctor Bordón Machado, activo luchador de Quemado de Güines, perseguido por los cuerpos represivos de la tiranía, se había alzado y establecido su campamento en la finca La Güira, junto a otros jóvenes; embrión de lo que sería luego un núcleo guerrillero de importancia en la zona norte de la actual Villa Clara.

Acuertelados los grupos de acción en Santa Clara, el 30 de noviembre salieron a las calles y quemaron gomas, regaron puntillas, lanzaron cocteles molotov, incendiaron camiones y distribuyeon proclamas en los diferentes barrios de la ciudad.

Entre los combatientes destacados estuvieron Quintín Pino Machado, quien formaba parte de la dirección del 26 de julio en Las Villas , al frente de las Brigadas Juveniles de Acción y Sabotaje; Rodolfo de las Casas, Casitas; Ifraín Alfonso Liriano, Cheché; Raúl Nieves y Armando Choy, el Chino.

Además, según recoge la Síntesis Histórica Provincial Villa Clara, hubo actos de calle promovidos por los tabacaleros, azucarreros y ferroviarios, y en alguna medida por los bancarios.

De un trabajo publicado en Vanguardia, el 30 de novimebre de 1981 por Raúl Sarmiento, protagonista de los hechos, describimos las acciones realizadas por el grupo que dirigía Casitas:

“Alrededor de las once de la noche se acuartela la Brigada de Rodolfo de las Casas (Casitas), en la trastienda de la “Casa Toda Onda” en la calle Marta Abreu, la trastienda se comunica eon el garaje de su casa que da para el Callejón de “Los Angeles”, allì en medio de la oscuridad del garaje nos ponemos a hacer cocteles molotov los doce jóvenes allí acuartelados. Esa madrugada Casitas desarrolló una intensa actividad recorriendo los centros de acuartelamientos y precisando las acciones a desplegar. Al amanecer nos reúne a los integrantes de su brigada y exclama: “Ha llegado el momento de ser libres o mártires, tenemos que alertar al pueblo, la lucha ha comenzado.

“Cuando actuaba contra el Servicentro de Maceo y Central, es detectado por un carro patrullero del SIM, que comienza una singular persecución a lo largo de la Carretera Central en el tramo conocido por “El Malecón”. El patrullero, disparando con su ametralladora, acosando al carro de Casitas, y éste sin armas, esquivando los disparos gracias a su destreza como chofer, hasta que al llegar a la calle Tristá toma por ésta en dirección hacia el Parque y para eludir la persecución de la patrulla ordena lanzar del carro el saco incendiado con los diez o doce cocteles molotov que le quedaban y que al hacer explosión en Tristá y Lubián incendia toda la calle impidiendo el paso del perseguidor y escapando así de tan peligrosa situación.”

En otras localidades de la antigua Las Villas se hicieron actos de sabotaje, como Encrucijada, Ranchuelo y  San Diego. Mientras, los grupos de revolucionarios en Remedios, Sagua, Manacas y Cascajal no pudieron actuar por falta de armas.

Esta situación de carencia de armamento, unido a la insuficiente preparación y la rápida actuación de los cuerpos represivos de la policía, impidieron una mayor y más efectiva respuesta de apoyo al desembarco del Granma.

Con posterioridad a esos hechos del 30 de noviembre de 1956, en Santa Clara resultó asesinado el 6 de diciembre el revolucionario José Ramón León Acosta, Dinamo; primero de una larga lista de jóvenes santaclareños que murieron por la independencia definitiva de la Patria.

Melaitos de Santa Clara: un nuevo muro contra la guerra

Por estos días, un lindo regalo de cumpleaños le hacen a Santa Clara, que recién cumplió su 322 aniversario, los cuatro integrantes del colectivo Melaito.

Ya cercano el 26 de Julio, los muchachones que dirige Pedro Méndez rehacen, en la misma pared que hace dos años pintaron a varias manos, un nuevo gran mural en contra de la guerra.

Alfredo Martirena, ganador de la última Bienal Internacional de San Antonio de los Baños, pone su talento en contra de la guerra. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)

Desde el pasado miércoles,  la tropa de Pedro, Linares, Martirena y Roland se la pasa dibujando caricatura tras caricatura, mientras reciben la ayuda solidaria de muchos y el aliento de los miles de villaclareños que a diario transitan por la la concurrida pared situada en la Carretera Central, a solo unos pocos pasos de la Terminal de Ómnibus Intermunicipal.

Nuez y el desaparecido caricaturista Tomy, mientras dejaban plasmado su talento en ocasión del cumpleaños 40 de Melaito.

Allí mismo, en ocasión del aniversario 40 de la fundación de Melaito, lo que más vale y brilla del humorismo cubano había dejado un hermoso recuerdo  a Santa Clara, pero la mala calidad de la  pintura que le servía de base al muro hizo que la obra plástica se perdiera apenas transcurridos dos años.

No obstante, los quijotescos Melaitos volvieron pinceles al ristre contra los molinos de viento de la chapucería y con derroche de talento y sudor están dejando una obra tan igual de hermosa y altruista como aquella, pero más imperecedera.

Como colega y amigo de ese talentoso cuarteto, he tenido la posibilidad de ir varias veces a ver la obra y doy fe del inmenso amor y la profesionalidad con que los cuatro gigantes del Melao pulen cada idea y la plasman en la verde pared que le sirve de base.

No han faltado transeuntes que les han dado graciosas y chispeantes sugerencias para futuros trabajos: pinten de esto, dibujen de lo otro, y según Pedro, con la gracia propia del cubano jodedor que le saca lascas a todo y que en la propia vida cotidiana y en sus carencias encuentra el chiste oportuno.

Tampoco han dejado de suceder incidentes jocosos, pues la bolsa de Linares,  esa de nylon que le servía para trasladar los pinceles, o cambió de dueño o se la tomaron prestada para las tantas cosas que una jabita sirve en la Cuba de hoy.

Linares cree que fue lo primero y la da por perdida. Mientras Roland instuye  lo segundo; y es que por ese sitio público transitan miles de villaclareños cada día y cualquier cosa puede pasar.

Adalberto Linares y Pedro Méndez en plena faena creativa.

La obra está casi en los finales, y las decenas de metros de pared se han convertido en emblemas de paz y mensajes en contra de la guerra.

Para Santa Clara será un buen regalo en 26. Para Villa Clara una muestra más del talento de sus hijos.

Para Cuba: una obra artística de lo mejor del humorismo gráfico del país, y para todos, un nuevo muro en contra de la guerra.

Loas por Santa Clara

Parque Vidal, sitio de encuentros y desencuentros amorosos.

Gloriosa Santa Clara hoy estás de cumpleaños. Arribas al 322 aniversario de fundada y tus hijos celebran tu onomástico con alegría.

Loma del Capiro, emblemático espacio de la ciudad.

Naciste el 15 de julio de 1689 entre los ríos Bélico y Cubanicay, y a la sombra de un frondoso tamarindo fue celebrada la primera Santa Misa. Desde que viniste al mundo tenías nombre asignado, y aunque en los inicios te llamaron de varias maneras por tu origen remediano; naciste gloriosa y santa, y así te quedaste.

Puede haber una ciudad tan limpia como tú, pero ninguna lo es más. Pudieran existir en otras partes gente laboriosa y generosa, pero ninguna más que tus hijos. Tampoco ninguna otra urbe de Cuba se puede dar el lujo de blasonar estar en el mismo centro de la Isla. Ni ciudad alguna te gana en bondad y amor.

Antigua Audiencia de Las Villas. Hoy radica allí el Tribunal Popular Provincial de Villa Clara.

Santa Clara, la primigenia pila bautismal hizo que todos los que nacieran bajo tu manto protector fueran llamados pilongos, aunque ya todos los que te habitan se consideren tales, y lo son en tanto te amen y respeten.

La otrora Plaza de Armas fue testigo mudo de las tres guerras por la liberación nacional, y desde 1899 lleva el nombre del ilustre jefe mambí que cayó allí acribillado a balazos cuando intentaba redimirte: Leoncio Vidal. Y todavía el emblemático Hotel Santa Clara Libre conserva en su rostro de hormigón las huellas de la última batalla, la de fines de diciembre de 1958 liderada por el Comandante Guevara.

Monumento a Marta Abreu, la Benefactora

Alrededor del querido Parque Vidal –en donde fluye y confluye buena parte de la vida de los santaclareños- levanta su fachada el Teatro La Caridad, donado a la ciudad por la ilustre Doña Marta Abreu de Estévez, la mujer cubana que más aportó a la causa de la independencia de su Patria. Y también en sus inmediaciones cobra vida la Biblioteca Provincial Martí, antiguo edificio de Gobierno; la emisora radial CMHW, de cumpleaños como tú, y renace la antigua Cámara de Comercio, recuperada de una muerte casi inevitable y que no demorará en reabrir sus puertas.

Tampoco pudieran contarse tus 322 años, sin hablar de otro de tus hombres ilustres, del Che. Un hijo adoptivo que vino desde la Argentina para darte la libertad y que hoy descansa vigilante en tu tierra generosa, a la espera de nuevos cantos de victoria.

Hoy Santa Clara estás de cumpleaños. Gloriosa y santa eres. De nuevo serán recibidos en el Puente de la Cruz a los descendientes de aquellas familias salidas de San Juan de los Remedios un día ya lejano para darte vida. Otra vez habrá el rememorar de aquella primera misa fundacional en la Loma de los Orejanos, hoy Parque del Carmen, y no faltará la sesión solemne de la Asamblea Municipal para hacerte de nuevos Hijos Ilustres y darte nuevos Huéspedes Distinguidos.

El Burro Perico, personaje de la ciudad inmortalizado a la entrada del Sandino.

Santa Clara, de Villa Clara y de Cuba. Hoy te nacerá el tamarindo 322 en la Loma del Capiro y conocerás los ganadores del premio Fundación de la Ciudad, dos regalos que tus hijos te hacen. Y los recibes como Municipio Destacado en la emulación del 26 de Julio.

Santa Clara, un nuevo 15 de julio es celebrado en tu honor. Otro punto de partida para renovadas metas, éxitos y alegrías. Bienaventurada seas tú y todos tus hijos.

Los dos entierros de la santaclareña Carolina Rodríguez, La Patriota

Santa Clara tiene el orgullo de contar con una de las mujeres que más quiso José Martí después de su madre: Carolina Rodríguez Suárez, La Patriota, a quien nuestro Apóstol bautizó como El Alma de Cuba.

No son pocas las cartas y telegramas de agradecimiento y amor del Héroe Nacional por aquella viejecita que salía cada mañana a trabajar bajo el crudo invierno norteamericano para después donar todo su salario, o casi todo, a la independencia de Cuba.

Nació Carolina Rodríguez en esta villa el 20 de noviembre de 1825, en una calle detrás del Parque del Carmen, siendo sus padres Félix Valois y Ana Francisca.

Conspiró en la Guerra de los Diez Años y sufrió destierro en Isla de Pinos. Después de la Guerra Chiquita  fue deportada a Estados Unidos, y desde allí  continuó su lucha por la independencia de la Patria llegando a convertirse en un puntal de la emigración cubana en Tampa, donde ganó el sobrenombre de La Patriota.

Enferma y con la pérdida casi total de la visión regresó a su ciudad natal a inicios de enero de 1899 para fallecer en la mayor pobreza el 2 de junio del propio año. En su honor, el Ayuntamiento dispuso el 10 de junio de 1899 ponerle su nombre a la calle en que naciera y muriera.

Años después,  por acuerdo del propio Ayuntamiento, adoptado el 4 de octubre de 1939, y del Centro de Veteranos y Patriotas de Santa Clara, sus restos mortales fueron exhumados y expuestos en capilla ardiente la noche del 26 de enero de 1940.

Una esquela mortuoria llamaba a los santaclareños a acompañar los restos de la excelsa mujer desde el Centro de Veteranos, entonces sito en la calle Cuba Nro 115 esquina Carretera Central, hasta el Cementerio local.

En la mañana del 27 –víspera del natalicio 87 del Apóstol José Martí, los restos mortales de la Patriota fueron depositados en el Panteón de Veteranos, donde reposan actualmente.

Un agradecimiento de la ciudad que la viera nacer a aquella mujer de temple y corazón a quien Martí, con justeza, le escribiera: “Carolina muy querida. Este ingrato (…), este servidor de su país, que habla de usted todos los días, y la quiere como hijo y amor en su corazón, estará en Tampa mañana. Le abraza. Su José Martí.”

Retrato al óleo de La Patriota. Obra del pintor santaclareño Enrique Toledo Díaz.

A 112 años de su fallecimiento, todavía el pueblo de Santa Clara sigue en deuda con La Patriota y poco, o nada se hace, por saldarla. Hoy muy contadas personas la recuerdan y las nuevas generaciones, ni tan siquiera han oído hablar de su existencia.

Vale entonces el esfuerzo que por rescatar su figura hace el club martiano Carolina Rodríguez, compuesto por maestros y profesores jubilados, entre los que se encuentra mi amigo Antonio Florit, quienes luchan por enaltecer su olvidada memoria.

Parque Vidal de Santa Clara: un gran círculo infantil

Alegría infantil en el Parque Vidal.Pocas veces los santaclareños podemos disfrutar de espectáculo tan hermoso como el que acaba de suceder la mañana de este domingo 10 de abril, cuando nuestro Parque Vidal se convirtió en un enorme Círculo Infantil.

La ocasión para la alegría desbordada de imaginación y creatividad fue la celebración en Santa Clara del aniversario 50 de la creación de los Círculos Infantiles, una idea de Fidel devenida realidad con el apoyo de la Federación de Mujeres Cubanas; en particular de la desaparecida Vilma Espín, figuras a quienes estuvo dedicado el homenaje. Juegos y risas.

Caminar por el colorido Parque Vidal, resultó un regalo visual para los que tuvimos la dicha de hacerlo. También por sus cuatro calles aledañas el  hermoso espéctaculo se repetía.

Unos niños y niñas dibujando por acá. Otros jugando a ser médicos y enfermeras por allá. Y por el otro lado, varias niñas sentadas delante de una flamante computadora hecha de papier maché.  ¿Quién dice que no se trata de la mejor Pentium 4 del mundo?

En un ángulo del parque, cercano a su Glorieta, un grupo de infantes simulaba estar en su casa finalizado el almuerzo y con total dedicación lavaban los platos recién usados.

Casi frente al Teatro La Caridad, un arco de triunfo hecho con globos de colores resultaba espacio obligado para que los padres se tomaran fotos con sus hijos. Sigue leyendo Parque Vidal de Santa Clara: un gran círculo infantil