Archivos de la categoría Sin categoría

Fidel Castro: La fruta que no cayó

El líder histórico reflexiona acerca del más del medio siglo de la Revolución Cubana, y cómo -a pesar de tanta hostilidad y prepotencia de parte del Gobierno de los Estados Unidos- la “fruta” no cayó, en alusión a la Doctrina de la Fruta Madura enarbolada en 1823 por John Quincy Adams: “Cuba no será una fuerza más con la que el imperio se extienda sobre los pueblos de América. La sangre de Martí no se habrá derramado en vano.”

A continuación la Reflexión íntegra, que mañana tendrá su continuación:

Cuba se vio forzada a luchar por su existencia frente a una potencia expansionista, ubicada a pocas millas de sus costas, que proclamaba la anexión de nuestra isla, cuyo único destino era caer en su seno como fruta madura. Estábamos condenados a no existir como nación.

En la gloriosa legión de patriotas que durante la segunda mitad del siglo XIX luchó contra el aborrecible coloniaje impuesto por España a lo largo de 300 años, José Martí fue quien con más claridad percibió tan dramático destino. Así lo hizo constar en las últimas líneas que escribió cuando, víspera del rudo combate previsto contra una aguerrida y bien pertrechada columna española, declaró que el objetivo fundamental de sus luchas era: “… impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso.”

Sin comprender esta profunda verdad, hoy no se podría ser ni patriota, ni revolucionario.

Los medios de información masiva, el monopolio de muchos recursos técnicos, y los cuantiosos fondos destinados a engañar y embrutecer a las masas, constituyen sin duda obstáculos considerables, pero no invencibles.

Cuba demostró que -a partir de su condición de factoría colonial yanki, unida al analfabetismo y la pobreza generalizada de su pueblo-, era posible enfrentar al país que amenazaba con la absorción definitiva de la nación cubana. Nadie puede siquiera afirmar que existía una burguesía nacional opuesta al imperio, tan cercana a  este se desarrolló que incluso poco después del triunfo envió catorce mil niños sin protección alguna a Estados Unidos, aunque tal acción estuvo asociada a la pérfida mentira de que sería suprimida la Patria Potestad, que la historia registró como operación Peter Pan y fue calificada como la mayor maniobra de manipulación de niños con fines políticos que se recuerde en el hemisferio occidental.

El territorio nacional fue invadido, apenas dos años después del triunfo revolucionario, por fuerzas mercenarias, -integradas por antiguos soldados batistianos e hijos de terratenientes y burgueses- armadas y escoltadas por Estados Unidos con buques de su flota naval, incluidos portaaviones con equipos listos para entrar en acción, que acompañaron a los invasores hasta nuestra isla. La derrota y la captura de casi la totalidad de los mercenarios en menos de 72 horas y la destrucción de sus aviones que operaban desde bases en Nicaragua y sus medios de transporte naval, constituyó una derrota humillante para el imperio y sus aliados latinoamericanos que subestimaron la capacidad de lucha del pueblo cubano.

La URSS frente a la interrupción del suministro de petróleo por parte de Estados Unidos, la ulterior suspensión total de la cuota histórica de azúcar en el mercado de ese país, y la prohibición del comercio creado a lo largo de más de cien años, respondió a cada una de esas medidas abasteciendo combustible, adquiriendo nuestra azúcar, comerciando con nuestro país y finalmente suministrando las armas que Cuba no podía adquirir en otros mercados.

La idea de una campaña sistemática de ataques piratas organizados por la CIA, los sabotajes y las acciones militares de bandas creadas y armadas por ellos, antes y después del ataque mercenario, que culminarían en una invasión militar de Estados Unidos en Cuba, dieron origen a los acontecimientos que pusieron al mundo al borde de una guerra nuclear total, de la que ninguna de sus partes y ni la propia humanidad habría podido sobrevivir.

Aquellos acontecimientos sin dudas costaron el cargo a Nikita Jruschov, que subestimó al adversario, desoyó criterios que les fueron informados y no consultó su decisión final con los que estábamos en la primera línea. Lo que pudo ser una importante victoria moral se convirtió así en un costoso revés político para la URSS. Durante muchos años las peores fechorías continuaron realizándose contra Cuba y no pocas, como su criminal bloqueo, se cometen todavía.

Jruschov tuvo gestos extraordinarios con nuestro país. En aquella ocasión critiqué sin vacilación el acuerdo inconsulto con Estados Unidos, pero sería ingrato e injusto dejar de reconocer su extraordinaria solidaridad en momentos difíciles y decisivos para nuestro pueblo en su histórica batalla por la independencia y la revolución frente al poderoso imperio de Estados Unidos. Comprendo que la situación era sumamente tensa y él no deseaba perder un minuto cuando tomó la decisión de retirar los proyectiles y los yankis se comprometieron, muy secretamente, a renunciar a la invasión.

A pesar de las décadas transcurridas que suman ya medio siglo, la fruta cubana no ha caído en manos yankis.

Las noticias que en la actualidad llegan de España, Francia, Iraq, Afganistán, Pakistán, Irán, Siria, Inglaterra, las Malvinas y otros numerosos puntos del planeta, son serias, y todas auguran un desastre político y económico por la insensatez de Estados Unidos y sus aliados.

Me limitaré a unos pocos temas. Debo señalar según cuentan todos, que la selección de un candidato republicano para aspirar a la presidencia de ese globalizado y abarcador imperio, es a su vez, -lo digo en serio- la mayor competencia de idioteces e ignorancia que se ha escuchado nunca. Como tengo cosas que hacer, no puedo dedicarle tiempo al asunto. De sobra sabía que sería así.

Ilustran más algunos despachos cablegráficos que deseo analizar, porque muestran el increíble cinismo que genera la decadencia de Occidente. Uno de ellos, con pasmosa tranquilidad, habla de un preso político cubano que, según se afirma, murió tras huelga de hambre que duró 50 días. Un periodista de Granma, Juventud Rebelde, noticiero radial, o cualquier otro órgano revolucionario, se puede equivocar en cualquier apreciación sobre cualquier tema, pero jamás fabrica una noticia o inventa una mentira.

En la nota de Granma se afirma que no hubo tal huelga de hambre; era un recluido por delito común, sancionado a 4 años por agresión que provocó lesiones en el rostro a su esposa; que la propia suegra solicitó la intervención de las autoridades; los familiares más allegados estuvieron al tanto de todos los procedimientos que se emplearon en su atención médica y estaban agradecidos por el esfuerzo de los especialistas médicos que lo atendieron. Fue asistido, afirma la nota, en el mejor hospital de la región oriental como se hace con todos los ciudadanos. Había muerto a causa de fallo multi-orgánico secundario asociado a un proceso respiratorio séptico severo.

El paciente había recibido todas las atenciones que se aplican en un país que posee uno de los mejores servicios médicos del mundo, los cuales se brindan gratuitamente, a pesar del bloqueo impuesto por el imperialismo a nuestra Patria. Es sencillamente un deber que se cumple en un país donde la Revolución tiene el orgullo de haber respetado siempre, durante más de 50 años, los principios que le dieron su invencible fuerza.

Más valdría realmente que el Gobierno español, dadas sus excelentes relaciones con Washington, viaje a Estados Unidos y se informe de lo que ocurre en las cárceles yankis, la conducta despiadada que aplica a los millones de presos, la política que se practica con la silla eléctrica y  los horrores que se cometen con los detenidos en las cárceles y los que protestan en las calles.

Ayer lunes 23 de enero, un duro editorial de Granma titulado “Las verdades de Cuba” en una página completa de ese órgano explicó detalladamente la insólita desvergüenza de la campaña mentirosa desatada contra nuestra Revolución por algunos gobiernos “tradicionalmente comprometidos con la subversión contra Cuba”.

Nuestro pueblo conoce bien las normas que han regido la conducta intachable de nuestra Revolución desde el primer combate y jamás mancillada a lo largo de más de medio siglo. Sabe también que no podrá ser jamás presionado ni chantajeado por los enemigos. Nuestras leyes y normas se cumplirán indefectiblemente.

Es bueno señalarlo con toda claridad y franqueza. El Gobierno español y la destartalada Unión Europea, sumida en una profunda crisis económica, deben saber a qué atenerse. Produce lástima leer en agencias de noticias las declaraciones de ambas cuando utilizan sus descaradas mentiras para atacar a Cuba. Ocúpense primero de salvar el euro si pueden, resuelvan el desempleo crónico que en número creciente padecen los jóvenes, y respondan a los indignados sobre los cuales la policía arremete y golpea constantemente.

No ignoramos que ahora en España gobiernan los admiradores de Franco, quien envió a miembros de la División Azul junto a las SS y las SA nazis para matar soviéticos. Casi 50 mil de ellos participaron en la cruenta agresión. En la operación más cruel y dolorosa de aquella guerra: el cerco de Leningrado, donde murieron un millón de ciudadanos rusos, la División Azul formó parte de las fuerzas que trataron de estrangular a la heroica ciudad. El pueblo ruso no perdonará nunca aquel horrendo crimen.

La derecha fascista de Aznar, Rajoy y otros servidores del imperio, debe conocer algo de las 16 mil bajas que tuvieron sus antecesores de la División Azul y las Cruces de Hierro con las que Hitler premió a los oficiales y soldados de esa división. Nada tiene de extraño lo que hace hoy la policía gestapo con los hombres y mujeres que demandan el derecho al trabajo y al pan en el país con más desempleo de Europa.

¿Por qué mienten tan descaradamente los medios de información masiva del imperio?

Los que manejan esos medios, se empeñan en engañar y embrutecer al mundo con sus groseras mentiras, pensando quizás que constituye el recurso principal para mantener el sistema global de dominación y saqueo impuesto, y de modo particular a las víctimas cercanas a la sede de la metrópolis, los casi seiscientos millones de latinoamericanos y caribeños que viven en este hemisferio.

La república hermana de Venezuela se ha convertido en el objetivo fundamental de esa política. La razón es obvia. Sin Venezuela, el imperio habría impuesto el Tratado de Libre Comercio a todos los pueblos del continente que lo habitan desde el Sur de Estados Unidos, donde se encuentran las mayores reservas de tierra, agua dulce y minerales del planeta, así como grandes recursos energéticos que, administrados con espíritu solidario hacia los demás pueblos del mundo, constituyen recursos que no pueden ni deben caer en manos de las transnacionales que le imponen un sistema suicida e infame.

Basta, por ejemplo, mirar el mapa para comprender el criminal despojo que significó para Argentina arrebatarle un pedazo de su territorio en el extremo sur del continente. Allí emplearon los británicos su decadente aparato militar para asesinar bisoños reclutas argentinos vestidos con ropas de verano cuando ya estaban en pleno invierno. Estados Unidos y su aliado Augusto Pinochet le dieron a Inglaterra un desvergonzado apoyo. Ahora, en víspera de las Olimpiadas de Londres, su Primer Ministro David Cameron también proclama, como ya lo hizo Margaret Thatcher, su derecho a usar los submarinos nucleares para matar argentinos. El gobierno de ese país desconoce que el mundo está cambiando, y el desprecio de nuestro hemisferio y de la mayoría de los pueblos hacia los opresores se incrementa cada día.

El caso de las Malvinas no es único. ¿Conoce acaso alguien cómo terminará el conflicto en Afganistán? Hace muy pocos días soldados norteamericanos ultrajaban los cadáveres de combatientes afganos, asesinados por los bombarderos sin pilotos de la OTAN.

Hace tres días una agencia europea publicó que “el presidente afgano Hamid Karzai, dio su aval a un negociado de paz con los talibanes, subrayando que esta cuestión debe ser resuelta por los ciudadanos de su país”, luego añadió: “…el proceso de paz y reconciliación pertenece a la nación afgana y ningún país u organización extranjera puede sacarles a los afganos este derecho.”

Por su parte, un despacho publicado por nuestra prensa comunicaba desde Paris que “Francia suspendió hoy todas sus operaciones de formación y ayuda al combate en Afganistán y amenazó con anticipar el retiro de sus tropas, luego de que un soldado afgano ultimara a cuatro militares franceses en el valle Taghab, de la provincia de Kapisa […] Sarkozy dio instrucciones al Ministro de Defensa Gérard Longuet para trasladarse inmediatamente a Kabul, y avizoró la posibilidad de un retiro anticipado del contingente.”

Desaparecida la URSS y el Campo Socialista, el Gobierno de Estados Unidos concebía que Cuba no podía sostenerse. George W. Bush tenía ya preparado un gobierno contrarrevolucionario para presidir nuestro país. El mismo día que Bush inició su criminal guerra contra Iraq, solicité a las autoridades de nuestro país el cese de la tolerancia que se aplicaba a los cabecillas contrarrevolucionarios que en esos días demandaban histéricamente la invasión a Cuba. En realidad, su actitud constituía un acto de traición a la Patria.

Bush y sus estupideces imperaron durante 8 años y la Revolución Cubana ha perdurado ya más de medio siglo. La fruta madura no ha caído en el seno del imperio. Cuba no será una fuerza más con la que el imperio se extienda sobre los pueblos de América. La sangre de Martí no se habrá derramado en vano.

Mañana publicaré otra Reflexión que complementa esta.

Fidel Castro Ruz

Enero 24 de 2012

7 y 12 p.m.

Santa Clara en el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956

Recordación santaclareña a los sucesos del 30 de noviembre de 1956. (Foto: Narciso Fernández)

Hace 55 años, la ciudad de Santiago de Cuba protagonizó una de las acciones más heroicas de la lucha contra la tirania de Fulgencio Batista: el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, liderado por  Frank País García.

El objetivo de la insurrección era apoyar el desembarco de los expedicionarios del yate Granma, que bajo la jefatura de Fidel Castro habían partido del puerto mexicano de Tuxpan, la noche del 25 de noviembre.

De lo sucedido en la capital de la antigua provincia de Oriente, mucho se conoce. No sucede así acerca de lo ocurrido ese propio día acá en Santa Clara, entonces capital de Las Villas, y en dónde también el M-26-7  hizo acciones de apoyo a los 82 expedicionarios que venían a Cuba para cumplir la promesa de en 1956 Ser Libres o Mártires.

A Santa Clara, como a Santiago de Cuba, llegó también el conocido telegrama en clave Obra pedida agotada, indicativo de la partida del yate Granma. En nuestro caso, a la vivienda sita en Nazareno esquina a Cuba, propiedad de Haydée Leal.

La desaparecida combatiente santaclareña recordaba así ese momento trascendente de su vida: “El cable lo recibí en mi casa pues venía a nombre mío, el de Santiago de Cuba iba a nombre de Arturo Duque de Estrada, yo tengo entendido que Aldo Santamaría recibió otro en la Habana, y que Raúl García Peláez lo recibió en Camaguey, y que José Antonio Echeverría también lo recibió.”

“El día 28 que recibo el cable estaba lloviendo torrencialmente, entonces mi mamá va a casa de Margot para avisarle, pues ese día en ese momento no están en Santa Clara ni Santiago Riera que era el Coordinador , ni Cheché Alfonso, ni Quintín Pino, ni Gallo Ronco (Guillermo Rodríguez del Pozo), ni Carlitos Martínez que estaba por Vega Alta, sino que estábamos solo prácticamente las mujeres..”

Dos días antes, el 26 de noviembre de 1956, Víctor Bordón Machado, activo luchador de Quemado de Güines, perseguido por los cuerpos represivos de la tiranía, se había alzado y establecido su campamento en la finca La Güira, junto a otros jóvenes; embrión de lo que sería luego un núcleo guerrillero de importancia en la zona norte de la actual Villa Clara.

Acuertelados los grupos de acción en Santa Clara, el 30 de noviembre salieron a las calles y quemaron gomas, regaron puntillas, lanzaron cocteles molotov, incendiaron camiones y distribuyeon proclamas en los diferentes barrios de la ciudad.

Entre los combatientes destacados estuvieron Quintín Pino Machado, quien formaba parte de la dirección del 26 de julio en Las Villas , al frente de las Brigadas Juveniles de Acción y Sabotaje; Rodolfo de las Casas, Casitas; Ifraín Alfonso Liriano, Cheché; Raúl Nieves y Armando Choy, el Chino.

Además, según recoge la Síntesis Histórica Provincial Villa Clara, hubo actos de calle promovidos por los tabacaleros, azucarreros y ferroviarios, y en alguna medida por los bancarios.

De un trabajo publicado en Vanguardia, el 30 de novimebre de 1981 por Raúl Sarmiento, protagonista de los hechos, describimos las acciones realizadas por el grupo que dirigía Casitas:

“Alrededor de las once de la noche se acuartela la Brigada de Rodolfo de las Casas (Casitas), en la trastienda de la “Casa Toda Onda” en la calle Marta Abreu, la trastienda se comunica eon el garaje de su casa que da para el Callejón de “Los Angeles”, allì en medio de la oscuridad del garaje nos ponemos a hacer cocteles molotov los doce jóvenes allí acuartelados. Esa madrugada Casitas desarrolló una intensa actividad recorriendo los centros de acuartelamientos y precisando las acciones a desplegar. Al amanecer nos reúne a los integrantes de su brigada y exclama: “Ha llegado el momento de ser libres o mártires, tenemos que alertar al pueblo, la lucha ha comenzado.

“Cuando actuaba contra el Servicentro de Maceo y Central, es detectado por un carro patrullero del SIM, que comienza una singular persecución a lo largo de la Carretera Central en el tramo conocido por “El Malecón”. El patrullero, disparando con su ametralladora, acosando al carro de Casitas, y éste sin armas, esquivando los disparos gracias a su destreza como chofer, hasta que al llegar a la calle Tristá toma por ésta en dirección hacia el Parque y para eludir la persecución de la patrulla ordena lanzar del carro el saco incendiado con los diez o doce cocteles molotov que le quedaban y que al hacer explosión en Tristá y Lubián incendia toda la calle impidiendo el paso del perseguidor y escapando así de tan peligrosa situación.”

En otras localidades de la antigua Las Villas se hicieron actos de sabotaje, como Encrucijada, Ranchuelo y  San Diego. Mientras, los grupos de revolucionarios en Remedios, Sagua, Manacas y Cascajal no pudieron actuar por falta de armas.

Esta situación de carencia de armamento, unido a la insuficiente preparación y la rápida actuación de los cuerpos represivos de la policía, impidieron una mayor y más efectiva respuesta de apoyo al desembarco del Granma.

Con posterioridad a esos hechos del 30 de noviembre de 1956, en Santa Clara resultó asesinado el 6 de diciembre el revolucionario José Ramón León Acosta, Dinamo; primero de una larga lista de jóvenes santaclareños que murieron por la independencia definitiva de la Patria.

Abanderado el equipo Villa Clara de pelota

Ayer domingo fue abanderado en Cifuentes el equipo Villa Clara de béisbol a la 51 Serie Nacional. La bandera anaranjada la recibió Ariel Borrero como capitán del conjunto. Mañana martes, a la 1:00 p.m, debut Naranja en el Sandino contra Guantánamo. El zurdo de Placetas, Misael Siverio tirará la serpentina.

Ariel Borrero, el capitán del "Villa Clara" recibe la bandera naranja. A su lado, el experimentado receptor de Caibarién, Ariel Pestano. (Fotos: Víctor Valdés)

En Cifuentes, tierra natal del actual director del Villa Clara de béisbol, Ramón Moré, quedó abanderado ayer domingo en horas de la tarde la novena anaranjada, en un acto que contó con la masiva presencia de los cifuentenses.

Los 32 integrantes del equipo y su colectivo de dirección firmaron el  código de ética de los deportistas y se comprometierona ser honestos, respetuosos y a cultivar y defender la vergüenza y dignidad deportiva dentro y fuera del terreno de juego.

La bandera del equipo Villa Clarala recibió el primera base y capitán del equipo Ariel Borrero, el Remolcador, quien estuvo acompañado por el receptor Ariel Pestano y el lanzador Freddy Asiel Álvarez, dos integrantes del último equipo Cuba.

Mientras la lectura de los compromisos de los atletas de clasificar y volver a estar en los play off estuvo a cargo del jardinero devenido  inicialista Ramón Lunar Armenteros.

Ramón Lunar, quien defendera la primera base, lee el Juramento de los Atletas.

Durante la ceremonia fueron entregados diplomas de reconocimiento al lanzador Luis Borroto, al jugador de cuadro Yeniet Pérez y al jardinero Yuniét Flores,  seleccionados los atletas más destacados integralmente en toda la etapa de preparación del equipo.

En las palabras centrales de la actividad, Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido en el territorio, convocó a los atletas a esforzarse al máximo y luchar siempre con garra y disciplina en cada salida al terreno, con la mira en el título máximo de la pelota cubana.

Freddy Asiel Álvarez, el líder del staff villaclareño, firma el Código de Ética de los atletas.

Con información tomada del periodista Normando Hernández, de la CMHW

Gala Universitaria por aniversario 45 de la docencia médica en Villa Clara

Danza Nuestra América, grupo emblemático del movimiento de artistas aficionados de la FEU.

El movimiento de artistas aficionados de la FEU de la Universidad de las Ciencias Médicas de Villa Clara ofreció anoche una emotiva gala de recordación por el aniversario 45 de la docencia médica en el centro de Cuba, iniciada el 21 de noviembre de 1966.

La noche de lunes, en el Cine Camilo Cienfuegos, de Santa Clara, el talento artístico aficionado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de las Ciencias Médicas Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, regaló una hermosa gala cultural por el aniversario 45 del inicio de la docencia médica en la región central, un hecho trascendente ocurido el 21 de noviembre de 1966.

Para el público presente, estudiantes en su buena mayoría y una parte del claustro universitario, encabezado por su rector Dr. Frank Quintana, fue un espectáculo de lujo, pues recibió una entrega artística de calidad, liderada por la emblemática danza Nuestra América, grupo insigne del movimiento de artistas aficionados en el país.

Los bailarines de “Nuestra América” deleitaron al auditorio; primero con la danza Jalisco, típica del folclor mexicano, y después, en otro momento del espectáculo, con un bien cubano zapateo, que puso a vibrar el tablado del cine-teatro santaclareño.

Estudiantes de diversas nacionalidades también mostraron su arte.

También fue disfrutada la entrega apasionada de la declamadora Lidiana Moré, alumna de la Facultad de Medicina, con el encendido poema de la matancera Carilda Oliver Labra, Gracias Fidel, poesía que mereció una cerrada ovación del auditorio, e igual reacción causó la  de Nicolás Guillén Son número 6, que nos recordó a los presentes nuestras raíces y el origen de la cubanía, en ese todo mezclado que nos dice nuestro Poeta Nacional Guillén.

Intercalado, hubo diversas interpretaciones de los jóvenes aficionados al  arte de la Universidad de las Ciencias Médicas de Villa Clara; un total de 22 obras que colmaron las cerca de dos horas que duró la Gala Universitaria dedicada a los 45 años de inciarse la docencia médica acá en esta porción central de Cuba, un hecho que tuvo su nacimiento en el actual Hospital Universitario Celestino Hernández Robau; el único que existía entonces en Santa Clara.

No faltó tampoco el talento de los estudiantes de otras nacionalidades que se forman como galenos en Cuba; con especial destaque para el coro de alumnos de Sudáfrica, con la obra titulada Kwa Thula Umoya, un clásico coral de ese país africano.

Momento final del espectáculo homenaje por el aniversario 45 de la docencia médica en el centro de Cuba.

Al final del espectáculo, todos los participantes de la Gala salieron al escenario y recibieron el aplauso de los cientos de participantes que casi colmaron el amplio cine Camilo Cienfuegos.

Santaclareña Eslinda Núñez: Premio Nacional de Cine 2011

Hoy, 10 de junio, a las 8:30 en el cine Chaplin, en La Habana, la actriz cubana Eslinda Nuñez (Santa Clara) recibirá el Premio Nacional de Cine 2011. Entre los filmes en que ha actuado están: El otro Cristóbal, Lucía, Memorias del subdesarrollo, La primera carga al machete, Amada. En teatro: La casa de Bernarda Alba, Los días de la guerra y Santa Camila de la Habana Vieja.
También hoy, pero a las 7:30 en el Centro Cultural ICAIC, será la apertura de una exposición de los personajes que protagonizó Eslinda Núñez durante su vida en la cinematografía.
El colega Osvaldo Rojas Garay nos presenta una entrevista con esta excelente actriz del séptimo arte.

NO DUDES QUE UN DÍA REGRESE A SANTA CLARA

lucia2.jpg

Cuando Eslinda Núñez Pérez llegó a La Habana y se enroló en Teatro Estudio, hubo quienes le pronosticaron una carrera de comediante.Pero un buen día del año 1963, se le presentó la oportunidad de trabajar en el filme El otro Cristóbal, del director francés Armand Gatti.

Así comenzó una extensa carrera cinematográfica que convirtió a esta santaclareña —junto a la cienfueguera Daisy Granados— en uno de los rostros femeninos emblemáticos del cine cubano en el período revolucionario.

Para una mujer que intervino en los clásicos de nuestra pantalla grande, Memorias del subdesarrollo y Lucía, el Premio Nacional de Cine 2011, que le entregará en el cine Chaplin, es un reconocimiento que se veía venir.

—Para una actriz tan laureada a lo largo de su carrera, ¿qué de especial puede significar este premio?

—Realmente este premio hace a una pensar en qué ha hecho durante toda la vida. Es un momento de reflexión, meditación y felicidad.«He visto cómo un trabajo de casi 50 años ha sido recompensado. Estuve entre las finalistas en muchas ocasiones, y al fin me tocó. Lo que más me ha halagado es la repercusión en la gente, una repercusión tan linda, ante la cual una se da cuenta de que tuvo un valor todo el sacrificio y la lucha por realizar mejor mi trabajo.»

Me llamaron a la dirección del ICAIC. Fue un momento muy emotivo, y entonces empecé a disfrutar, a pesar de la gripe que sufría por esos días.

—¿Quiénes le vinieron a la mente en ese momento de alegría?

—Tengo que agradecer a muchos, pero siempre pienso en Humberto Solás, una persona que me apoyó en toda mi carrera. Me estimulaba a presentarme en los castings, incluso, prácticamente me obligó a que fuera al del filme El jinete sin cabeza.

«También le estoy agradecida a Saúl Yelín, un hombre muy culto que cuando yo estaba recién llegada de Santa Clara me ayudó en los momentos difíciles.»

—Hablando de Humberto Solás, y a casi 43 años del estreno, ¿qué le ha aportado Lucía a la cinematografía cubana?

—Le dio una luz larga. Lucía fue algo realmente descollante, muy especial, porque explica, a través de tres mujeres, una serie de verdades propias del mundo femenino. Es una película que mantiene su juventud.

—Después de este filme, le ofrecieron varios proyectos con personajes de niñas románticas, tiernas. ¿Cómo logró escapar de esa etiqueta?

eslinda.JPG
Eslinda Núñez, Humberto Solás y Jorge Herrera
en el Festival de Cine de Moscú 1969.

-Sí, después de Lucía me ofrecieron personajes similares, pero me interesaba también dejar claro que yo podía asumir otros roles como los que interpretaba en el teatro. Ahora pienso que, quizás, de haber aceptado algunos de aquellos trabajos, los hubiera podido hacer diferentes.

—¿Cuánto puede haber cambiado su vida ser famosa, como ahora, por ejemplo, al otorgarle el Premio de Cine 2011.
—La fama es un suceso circunstancial, hoy está y puede que mañana no. En mi caso, sí ha cambiado mi vida en el sentido de que me exige mayor responsabilidad cuando me enfrento al público; ese público que te elogia por tu trabajo, pero a veces también te dice cosas que te llevan a reflexionar.
«Te voy a contar una anécdota, y no sé si viene al caso. En una ocasión, iba por una calle y sentí que alguien me seguía, cambié de acera y esa persona apresuró los pasos, se acercó y me dijo: “¿Puedo hablar con usted? Admiro su trabajo, pero no le perdono el papel que está haciendo en tal dramatizado.” (Eslinda, por razones éticas, no mencionó el programa.)
«“A decir verdad —le contesté—, a mí me gustó el personaje cuando me entregaron el guión, y creí en él.”
«“De todas formas —me dijo— yo veo el programa para verla a usted, porque es una de las pocas interpretaciones creíbles, pero alguien como usted debía poner más cuidado al escoger a los personajes”.»

—En una entrevista para la revista Cine Cubano, usted afirmó: «No quiero que me recuerden por saber manejar una sombrilla o caminar con delicadeza»; entonces, ¿cómo quiere que la recuerden en la historia del cine cubano?
—En realidad, en cada actuación trato de transmitir una verdad; quiero que me recuerden como una actriz con una verdad y con una pasión por lo que hace, simplemente así.

—Muchos consideran que la década de los 60, en la cual aparecieron filmes como Memorias del subdesarrollo, Lucía y La primera carga al machete, en los cuales usted tuvo la satisfacción de actuar, es la década de oro del cine cubano. ¿Coincide con esa opinión?
—Yo creo que resultó una década provechosa, muy importante en la música, la plástica y la cinematografía. Fue el encuentro con el público, y este se vio reflejado en la pantalla grande. Y no solo por las películas, sino también por los documentales, sobre todo, los de Santiago Álvarez. Además, fue la época de preparación de toda mi generación.

—¿Cómo ve nuestro cine actual?
—El hecho de que exista diversificación en los medios masivos de cine, e implementos técnicos más cercanos a las personas, ofrece más posibilidades para que los artistas puedan asumir pequeñas obras (cuentos, videoclips). Todo eso resulta muy bueno, para luego, en un futuro, involucrarse en los largometrajes.

—¿Proyectos?
—No me gusta adelantar los proyectos, porque algunos se realizan y otros no; pero, mira, estoy trabajando en una novela de Rolando Chiong que se llama Santa María del Porvenir. Yo estaba loca por participar en una comedia, y ahí interpreto a un personaje que me resulta interesante, me parece que puede ser simpático.

—Hasta ahora, no hemos hablado nada de su familia…
—Bueno, mi esposo, Manuel Herrera, villaclareño como yo, es director de cine (Un sábado sin sol, Capablanca, Bailando chachachá), y en este momento está al frente de la Cinemateca de Cuba. Mi hijo, Inti, aunque al principio dijo que no iba a dedicarse al séptimo arte, poco a poco tomó la determinación de ir a la escuela de cine, se presentó y aprobó. Imagínese, desde niño había visto a los grandes realizadores del país discutiendo sus guiones en mi casa.
«Tengo también una nieta adorable, y la familia se completa con la esposa de mi hijo, que es oncóloga.»

—¿Cuáles recuerdos guarda de sus años juveniles en Santa Clara?
—Todos mis recuerdos juveniles pertenecen a Santa Clara, ahí me formé y luego vine para La Habana en contra de mi voluntad. Allí tengo familiares y muy buenos amigos. Me gusta mucho esa ciudad, donde hay gente muy interesada por la cultura, de eso me siento orgullosa. Nunca he roto ese vínculo, y no dudes que un día regrese a Santa Clara.

Premios Nacionales de Cine
2003: Alfredo Guevara Valdés, director.
2004: Julio García Espinosa, director.
2005: Humberto Solás, director.
2006: Enrique Pineda Barnet, director.
2007: Daisy Granados, actriz; Fernando Pérez, director,
y Nelson Rodríguez, editor.
2008: Juan Padrón, director.
2009: Leo Brouwer, músico.
2010: Raúl Pérez Ureta, fotógrafo.
2011: Eslinda Núñez Pérez, actriz.

Tomado de Verviclara

Los 80 años de Raúl

El presidente cubano Raúl Castro celebra hoy viernes su cumpleaños 80. En un breve diálogo con periodistas en La Habana, al término de la visita de dos días del ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que se siente muy bien.

“¿Cómo me ven; las muchachas cómo me ven? ¿Cuántos viejos de 60 años hay por ahí que no están como yo?”, bromeó el mandatario.

Al despedir a Lula, quien viajó a Venezuela, Raúl reiteró que “hay que hacer las cosas ordenadamente, con institucionalidad; hay muchas cosas vigentes que realmente son absurdas o tuvieron un origen correcto, pero ya el tiempo ha pasado”.

También bromeó sobre su aniversario, reconociendo los desafíos que tiene por delante la Revolución. ”Es una lástima que no me pueda retirar cumpliendo lo que se acordó en el Congreso (del Partido Comunista de Cuba, PCC). Bueno yo no tengo dos periodos, voy por uno”, dijo.

Fotos: Ismael Francisco

El último escrito de Pablo Neruda

Buscando información acerca de la presunta muerte por asesinato del poeta, encontré este interesante trabajo publicado en el blog titulado El chofer de Neruda, el que hace alusión al postrer trabajo literario del gran chileno, un ensayo titulado Tres hombres y dedicado a los muralista mexicanos orozco, Siquieros y Diego Rivera.

Les dejo con lo último que presuntamente escribió Pablo Neruda, Nobel de Literatura en 1971.

Todo estaba listo en el Museo Nacional de Bellas Artes, de Santiago del Chile. El 13 de septiembre de 1973 se inauguraría ahí una magna exposición con 172 piezas de la colección Carrillo Gil, entre ellas obras de gran formato de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros. El texto introductorio del folleto de la muestra fue escrito por Pablo Neruda y lo tituló Tres hombres.

“Le pedí ese texto a Neruda y me lo hizo, con su tinta verde famosa. Fue lo último que escribió”, recuerda en entrevista Gonzalo Martínez Corbalá, quien logró sacar los obras de arte unos días después del golpe de Estado en Chile.

“Salvamos los originales más importantes que ustedes recuerden de Rivera, Siqueiros y Orozco. Los teníamos colgados de las paredes de Bellas Artes. Se iba a inaugurar el 13 de septiembre como parte de una semana de México en Chile. Teníamos cerámicas, libros, todo el museo lo ocupamos nosotros. La colección venía del Hermitage de Moscú. Fernando Gamboa (museógrafo) y yo los descolgamos, y unos cuantos amigos nos ayudaron a atornillar y clavar las tablas de las cajas para sacarlos de ahí.

“Antes hubo un tiroteo entre francotiradores y tanquetas alrededor de Bellas Artes y en lo muros donde estaban colocados los cuadros había unos agujeros enormes. Pudo haber sucedido una tragedia irreparable. Claro, esos cuadros viajan asegurados pero y ¿qué? ¿Qué más te da que te paguen los millones de dólares si ahí se habrían acabado cuadros de Rivera, Orozco y Siqueiros?”

Finalmente las obras fueron llevadas al avión DC9 enviado por el gobierno mexicano para transportarlas junto con exiliados chilenos. Era el mismo avión en el que hubiera viajado Pablo Neruda.

Che de “Korda”: estrella de exposición en Los Ángeles

El icónico retrato del revolucionario Ernesto “Che” Guevara, tomado por el fotógrafo cubano Alberto Díaz Gutiérrez, “Korda”, quien murió el 25 de mayo de 2001, es la estrella de la exposición sobre fotografía cubana que se exhibe en Los Ángeles, California.

La muestra, abierta al público en el Museo J. Paul Getty de Los Ángeles el 17 de mayo y que estará hasta el 2 de octubre próximo, muestra la historia del siglo XX en el país isleño, en la cual las protagonistas son las imágenes del movimiento armado.

“A Revolutionary Project: Cuba from Walker Evans to Now”, como se titula la exhibición, se compone de 138 fotografías que abarcan todos los aspectos de la sociedad cubana, e incluye a artistas como el del título, “Korda”, Osvaldo Salas, Alex Harris, Virginia Beahan y Alexey Titarenko.

La atracción principal, por supuesto, son las placas del movimiento revolucionario, de las que sobresale la famosa imagen tomada al guerrillero argentino el 5 de marzo de 1960, durante un funeral por las víctimas del sabotaje al navío francés “La Coubre”, anclado en La Habana.

Conocido como el fotógrafo cubano más universal, Alberto Díaz Gutiérrez, más conocido como “Korda”, fue artífice de la fotografía que más se ha reproducido en el mundo. Nacido el 14 de septiembre de 1928, “Korda” retrató por intuición la imagen que posteriormente llamaría “Guerrillero heroico”, con la silueta del famoso revolucionario Ernesto el “Che” Guevara (1928-1967), durante la arenga de Fidel Castro con motivo del hundimiento del buque francés “La Coubre”.

El tatuaje inmóvil de esa escena es calificado, según la crítica, como uno de los 10 mejores trabajos fotográficos de todos los tiempos, ya que para muchos resalta la figura del combatiente rebelde, la del héroe, según descripción de Jorge R. Bermúdez en la obra “Letras cubanas” (2006).

“Korda” jamás imaginó que esa imagen congelada pudiera conmover al mundo, quizás mucho menos por venir de alguien cuya preparación fue autodidacta complementada con la asesoría de Newton Estapé y de Luis Pierce. Su apegó a la Revolución Cubana se debió a que por durante mucho tiempo trabajó con Fidel Castro como fotógrafo en diversos lugares que recorrió el líder durante esa época.

Bajo esa premisa, sus fotografías fungieron como parte de la descripción de ese mundo que añoraban los cubanos. Sus aportaciones a este oficio lo llevaron a ser fundador de la fotografía submarina en su país. En 1968 trabajó en el Instituto de Oceanología de la Academia de Ciencias, donde realizó el atlas de corales cubanos.

No obstante de su fama por las fotografías que tomó, existe alrededor de su nombre la leyenda de que varias de las obras atribuidas a él son producto de operaciones mercantiles o del plagio a colegas suyos. Sin embargo, eso no ha sido factor determinante para que los trabajos de “Korda” sean expuestos en diversos lugares.

Entre sus exhibiciones personales destacan en la Gallería H. Diafragma Canon, de Milán, Italia (1985); Festa de L’Unita, Rosignano, Italia (1988), y Cuarta Bienal de Fotografía de Córdoba, Alcázar de los Reyes Cristianos, Córdoba, España (1991), entre otras. De forma colectiva, sobresalen sus participaciones en el Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, Cuba (1959); Expo ´67, Pabellón Cubano, Montreal, Canadá (1967); Museo de Arte Moderno, México, 1978), y Neue Gesellschaft für Bildende Kunst, Berlín, Alemania (1992), por citar algunas.

Ello le hizo acreedor a numerosos premios, como el Palma de Plata a Mejor Fotorreportero del Año, del periódico “Revolución”, La Habana (1959); Orden Félix Varela de Primer Grado, del Consejo de Estado, República de Cuba (1982), y del Premio Internacional de Fotografía Submarina “Maurizio Sana”, Italia (1979).

En 1994 recibió de nuevo la Orden Félix Varela de Primer Grado; en 1998 el Premio Olorum Cubano, del Fondo Cubano de la Imagen Fotográfica, y el Primer Premio Foto Histórica de la revista “Revolución y Cultura”, Cuba, 1980. Por su importancia, sus obras se encuentran expuestas en varios países de América y Europa, principalmente, como en Casa de las Américas, Cuba; Center for Cuban Studies, Estados Unidos; Centro Studi e Archivo della Comunicazione, Italia, y el Consejo Mexicano de Fotografía, México.

También en la Fototeca de Cuba, Cuba; Galleria IF, Italia; Galleria Il Diafragma Kodak, Italia; Maison de la Culture de la Sein Saint Dennis, Francia; Museo Nacional de Bellas Artes, Cuba, y Museum of Art, Fort Lauderdale, Estados Unidos. Por su relación con el periodismo escribió algunos libros, entre ellos “Korda en sus 70 años” (1998), “Fidel, barbudos” (1996), “Cuba la fotografía de los años 60″ (1988), “Cuba: 100 años de fotografía” (1998) y “Momenti della storia” (1988).

Finalmente, Alberto Díaz Gutiérrez, “Korda”, quien dedicó la mayor parte de su vida a la fotografía, murió el 25 de mayo de 2001, a los 72 años de edad, en París, Francia.

(Con información de Notimex)

Caricatura ganadora Bienal del Humor

Tiene como nombre Los niños de la guerra. Su autor es el caricaturista de Santa Clara, Alfredo Martirena, y el motivo inspirador es la paz.

Con esta hermosa alegoría al terrible dilema de los niños involucrados en las guerras, el talentoso dibujante del suplemento humorístico Melaito  acaba de ganar el Premio Eduardo Abela y el primer lugar en Sática Política, en un evento internacional de tanto prestigio como la Bienal Internacional de San Antonio de los Baños, que transita  ya por su 17ma edición.

Un lauro más en la carrera de este santaclareño amante del buen humor y que posee una mirada inquisidora del mundo que le rodea, tanto el más cercano y local, como del universo todo.

Con la modestia que le caracteriza,  Martirena dedicó el éxito al colectivo humorístico Melaito y a su familia. Ambos, sostenes inspiradores de su prolífera obra.

Felicidades a este colega y compañero.