Archivo de la etiqueta: Chávez

Anuncia presidente Chávez nueva intervención quirúrgica

chavez1A través de una transmisión desde el Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que lamentablemente “tras una revisión médica exhaustiva” deberá someterse a una nueva intervención quirúrgica “y eso debe ocurrir en los próximos días”.

Chávez explicó que en Cuba, “debido a algunos síntomas decidimos adelantar exámenes, para realizar una nueva revisión exhaustiva y en esa revisión surge la presencia de algunas células malignas. Lo que nos ha obligado a revisar el diagnóstico, la evolución del tratamiento y consultar expertos y se ha decidido, que es absolutamente necesario someterme a una nueva intervención quirúrgica y eso debe ocurrir en los próximos días”, informó.

“Con el favor de Dios como en las ocasiones anteriores saldremos victoriosos y saldremos adelante”, reiteró el Mandatario venezolano.

El Jefe de Estado venezolano pidió autorización al Parlamento venezolano para viajar nuevamente a Cuba, este domingo, a fin de someterse a una nueva intervención médica.

Chávez fue enfático al asegurar que como toda intervención médica existen riesgos, sin embargo apeló a la unidad del pueblo venezolano para garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana.

El Jefe de Estado venezolano también enfatizó que “si algo ocurriera, que a mi me inhabilite para continuar al frente de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir como manda la constitución el período, sino que mi opinión firme y plena, irrevocable, absoluta, total es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana”.

Por otra parte Chávez aseguró que “inscribiremos otra página grandiosa el próximo domingo”, cuando se realicen las elecciones regionales en Venezuela.

“Hoy tenemos un liderazgo colectivo que se reparte por todas partes (…) Con fervor organizativo y participativo de las bases populares, que eso nunca se vio aquí”, aseguró el mandatario venezolano.

Chávez explicó que en esta etapa a nosotros “nos tocó retomar las bandera mancillada, y más allá las banderas del pueblo, banderas desgarradas y pisoteadas durante casi todo el siglo XIX y el siglo XX, comenzando el siglo XXI inició aquí una nueva era”.

“Además de todas esas batallas se presentó una batalla adicional. Hemos confrontado el problema de la salud con mucha mística, con mucha fe y mucha esperanza. Hemos enfrentado manipulaciones y miserias humanas. Pero por encima de todo con la frente en alto y la dignidad incólume”, aseguró Chávez.

Tomado de Cubadebate (Con información de Telesur)

Chávez: mentira su ingreso hospitalario de urgencia

hugo-chavez-libia1El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, enfatizó este jueves que se encuentra en pleno proceso de recuperación tras haber culminado con éxito, a mediados de este mes, su cuarto ciclo de quimioterapia.

“Estoy en mi sitio de trabajo, en plena recuperación física, en tratamiento para que el cuerpo sobrelleve los niveles de toxicidad (que producen las sesiones de quimioterapia)”, enfatizó durante un contacto telefónico con el programa Toda Venezuela, que transmite Venezolana de Televisión.

Por otro parte, el ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, ya había desmentido este miércoles que el presidente Chávez haya sido internado de emergencia y dijo que a quienes hay que ingresar, “pero en un manicomio”, es a los periodistas del Nuevo Herald de Miami, que dieron la noticia.

“A quien hay que internar es a los periodistas del Nuevo Herald, pero en un manicomio. #ChavezLosTieneLocos”, escribió el ministro Izarra en su cuenta Twitter.

De igual forma lo desmintió Mario Silva a través del programa La Hojilla, a través de Venezolana de Televisión. “La canalla mediática ha dejado correr durante las últimas horas toda suerte de especulaciones en torno a la salud presidencial, mientras el presidente Chávez se recupera de una cuarta sesión de quimioterapia, que fuera aplicada en La Habana.”

Este tipo de rumores persiguen generar un clima de incertidumbre y desestabilización de cara a las elecciones presidenciales, donde todas las encuestas, incluidas las de las oposición, le dan una clara victoria al Presidente Chávez después de 12 años de gobierno.

(Con información de AVN, Aporrea y Rebelión)

Fidel Castro: Chávez, Evo y Obama (Segunda parte y final)

Si nuestro Premio Nobel se autoengaña, algo que está por probar, ello tal vez explique las increíbles contradicciones de sus razonamientos y la confusión sembrada entre sus oyentes.

No hay un ápice de ética, y ni siquiera de política, en su intento de justificar su anunciada decisión de vetar cualquier resolución a favor del reconocimiento de Palestina como Estado independiente y miembro de Naciones Unidas. Hasta políticos, que en nada comparten un pensamiento socialista y encabezan partidos que fueron estrechos aliados de Augusto Pinochet, proclaman el derecho de Palestina a ser miembro de la ONU.

Las palabras de Barack Obama, sobre el asunto principal que hoy se discute en la Asamblea General de esa organización, sólo pueden ser aplaudidas por los cañones, los cohetes y los bombarderos de la OTAN.

El resto de su discurso son palabras vacías, carentes de autoridad moral y de sentido. Observemos por ejemplo cuan huérfanas de ideas fueron, cuando en el mundo hambriento y saqueado por las transnacionales y el consumismo de los países capitalistas desarrollados Obama proclama:

“Para superar las enfermedades hay que mejorar los sistemas de salud.  Continuaremos luchando contra el SIDA, la tuberculosis y el paludismo; nos centraremos en la salud de los adultos y niños, y hay que detectar y luchar contra cualquier peligro biológico como el H1N1, o una amenaza terrorista o una enfermedad.”

“Las acciones en materia de cambio climático:  Debemos utilizar los recursos escasos, y continuar el trabajo para construir, en base a lo que se hizo en Copenhague y Cancún, para que las grandes economías continúen con su compromiso.  Juntos debemos trabajar para transformar la energía que es el motor de las economías y apoyar a otros que avanzan en sus economías.  Ese es el compromiso para las próximas generaciones, y para garantizar que las sociedades logren sus potencialidades debemos permitir que los ciudadanos también logren sus potencialidades.”

Todo el mundo sabe que Estados Unidos no firmó el Protocolo de Kyoto y ha saboteado todos los esfuerzos por preservar la humanidad de las terribles consecuencias del cambio climático, a pesar de ser el país que consume una parte considerable y desproporcionada del combustible y los recursos mundiales.

Dejemos constancia de las palabras idílicas con que pretendía engatusar a los hombres de Estado allí reunidos:

“No hay ni una línea recta, ni un solo camino hacia el éxito, venimos de distintas culturas y tenemos distintas historias; pero no podemos olvidar que cuando nos reunimos aquí como jefes de distintos gobiernos, representamos a ciudadanos que comparten las aspiraciones básicas, las mismas:  vivir en dignidad y en libertad; tener educación y lograr las oportunidades; amar a sus familias, y amar y venerar a sus dioses; vivir en una paz que hace que la vida valga la pena ser vivida; la naturaleza de un mundo imperfecto hace que hayamos aprendido estas lecciones cada día.”

“…porque los que vinieron antes que nosotros creían que la paz es mejor que la guerra, y la paz es mejor que la represión, y que la prosperidad es mejor que la pobreza.  Ese es el mensaje que viene, no de las capitales, sino de los pueblos, de la gente, y cuando el pilar de esta institución se fundó, Truman vino y dijo:  Las Naciones Unidas básicamente es la expresión de la naturaleza moral de las aspiraciones del ser humano.  Vivimos en un mundo que cambia a una gran velocidad, esta es una lección que nunca debemos olvidar.  La paz es difícil, pero sabemos que es posible, por eso es que juntos debemos decidirnos para que esto sea definido por las esperanzas y no los temores.  Juntos debemos lograr la paz, una paz que sea duradera.

“Muchísimas gracias.”

Escucharlas hasta el final merece algo más que gratitud; merece un premio.

Como ya expresé, en las primeras horas de la tarde correspondió el uso de la palabra a Evo Morales Ayma, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, quién entro rápidamente en los temas esenciales.

“…hay una clara diferencia sobre la cultura de la vida frente a la cultura de la muerte; hay una clara diferencia sobre la verdad frente a la falsedad, una profunda diferencia de la paz frente a la guerra.”

“…siento que va a ser difícil entendernos con políticas económicas que concentran el capital en pocas manos.  Los datos demuestran que el 1% de la población en el mundo concentra el 50% de las riquezas.  Si hay esas profundas diferencias, ¿cómo podría resolverse la pobreza?  Y si no acabamos con la pobreza, ¿cómo podría garantizarse una paz duradera?”

“De niño me acuerdo perfectamente que antes, cuando había una rebelión de los pueblos contra un sistema capitalista, contra los modelos económicos de saqueo permanente de nuestros recursos naturales, a los dirigentes sindicales, a los líderes políticos de tendencia izquierdista les acusaban de comunistas para detenerlos; a las fuerzas sociales las intervenían militarmente:  confinamientos, exilios, matanzas, persecuciones, encarcelamientos, acusados de comunistas, de socialistas, de maoístas, de marxista-leninistas.  Siento que eso ahora ha terminado, ahora ya no nos acusan de marxista-leninistas, sino ahora tienen otros instrumentos como el narcotráfico y el terrorismo…”

“…preparan intervenciones cuando sus presidentes, cuando sus gobiernos, cuando los pueblos no son procapitalistas ni proimperialistas.”

“…se habla de una paz duradera.  ¿Cómo puede haber una paz duradera con bases militares norteamericanas?  ¿Como puede haber paz duradera con intervenciones militares?”

“¿Para qué sirven estas Naciones Unidas, si aquí un grupo de países deciden intervenciones, matanzas?”

“Si quisiéramos que esta organización, las Naciones Unidas, tenga autoridad para hacer respetar las resoluciones, pues tenemos que empezar a pensar en refundar las Naciones Unidas…”

“Cada año en las Naciones Unidas deciden -casi el ciento por ciento de las naciones, excepto Estados Unidos e Israel- desbloquear, acabar con el bloqueo económico a Cuba, ¿y quién hace respetar eso?  Por supuesto, el Consejo de Seguridad jamás va a hacer respetar esa resolución de Naciones Unidas […] No puedo entender cómo en una organización de todos los países del mundo sus resoluciones no se respetan.  ¿Qué es Naciones Unidas?”

“Quiero decirles que Bolivia no está de espaldas al reconocimiento de Palestina en Naciones Unidas.  Nuestra posición es que Bolivia da la bienvenida a Palestina a las Naciones Unidas.”

“Ustedes saben, amables oyentes, que yo vengo del Movimiento Campesino Indígena, y nuestras familias cuando hablan de una empresa se piensa que la empresa tiene mucha plata, carga mucha plata, son millonarios, y no podían entender cómo una empresa pida al Estado, que se le preste plata para la inversión correspondiente.

“Por eso digo que estas entes financieras internacionales son las que hacen negocio mediante las empresas privadas; ¿pero quiénes tienen que pagar eso? Justamente son los pueblos, los Estados.”

“…Bolivia con Chile, tenemos una demanda histórica para retornar al mar con soberanía al Pacífico, con soberanía.  Por eso, Bolivia ha tomado la decisión de acudir a tribunales internacionales, para demandar una salida útil soberana al océano Pacífico.

“La Resolución 37/10 de la Asamblea General de la ONU, 15 de noviembre de 1982, establece que ‘acudir a un Tribunal Internacional de Justicia para resolver litigios entre Estados no debe ser considerado como un acto inamistoso.’

“Bolivia se ampara en el derecho y la razón para acudir a un Tribunal Internacional, porque su enclaustramiento es producto de una guerra injusta, una invasión.  Demandar una solución en el ámbito internacional representa para Bolivia la reparación de una injusticia histórica.

“Bolivia es un Estado pacifista que privilegia el diálogo con los países vecinos, y por ello mantiene abiertos los canales de negociación bilateral con Chile, sin que ello signifique renunciar a su derecho de acudir a un Tribunal Internacional…”

“Los pueblos no son responsables del enclaustramiento marítimo de Bolivia, los causantes son las oligarquías, las transnacionales que como siempre se adueñan de sus recursos naturales.

“El Tratado de 1904 no aportó a la paz ni a la amistad, ocasionó que por más de un siglo Bolivia no acceda a un puerto soberano.”

“…en la región América se gesta otro movimiento de los países de Latinoamérica con el Caribe, yo diría una nueva OEA sin Estados Unidos, para liberarnos de ciertas imposiciones, felizmente, con la pequeña experiencia que tenemos en UNASUR. […] ya no necesitamos, si hay algún conflicto de países […]  que vengan desde arriba y afuera a poner orden.”

“También quiero aprovechar esta oportunidad sobre un tema central:  la lucha contra el narcotráfico.  La lucha contra el narcotráfico es usado por el imperialismo norteamericano con fines netamente políticos.  La DEA de Estados Unidos en Bolivia no luchaba contra el narcotráfico, controlaba el narcotráfico con fines políticos.  Si había algún dirigente sindical, o había algún dirigente político antiimperialista, para eso estaba la DEA:  para implicarlo. Muchos dirigentes, muchos políticos nos salvamos de esos trabajos tan sucios desde el imperio para implicarnos en el narcotráfico.  Hasta ahora siguen todavía intentándolo.”

“Las semanas pasadas decían algunos medios de comunicación desde Estados Unidos, que el avión de la presidencia estaba detenido con rastros de cocaína en Estados Unidos.  ¡Qué falso!, tratan de confundir a la población, tratan de hacer una campaña sucia contra el gobierno, incluso contra el Estado.  Sin embargo, ¿qué hace Estados Unidos?  Descertifica a Bolivia y a Venezuela.  ¿Qué autoridad moral tiene Estados Unidos para certificar o descertificar a los países en Suramérica o en Latinoamérica?, cuando Estados Unidos es el primer consumidor de drogas del mundo, cuando Estados Unidos es uno de los productores de marihuana del mundo, primer productor de marihuana del mundo […] ¿Con qué autoridad puede certificar o descertificar?  Es otra forma de cómo amedrentar o intimidar a los países, tratar de escarmentar a los países.  Sin embargo, Bolivia, con mucha responsabilidad, va luchando contra el narcotráfico.

“En el mismo informe de Estados Unidos, es decir, del Departamento de Estado de Estados Unidos reconoce una reducción neta del cultivo de coca, que ha mejorado la interdicción.

“¿Pero dónde está el mercado?  El mercado es el origen del narcotráfico y el mercado está aquí.  ¿Y quién descertifica a Estados Unidos porque no ha bajado el mercado?

“En la mañana, el presidente Calderón, de México, decía que el mercado de la droga sigue creciendo y por qué no hay responsabilidades para erradicar el mercado. […] Hagamos una lucha bajo una corresponsabilidad compartida. […] En Bolivia no tenemos miedo, y hay que acabar con el secreto bancario si queremos hacer una lucha frontal contra el narcotráfico.”

“…Una de las crisis, al margen de la crisis del capitalismo, es la crisis alimentaria. […] tenemos una pequeña experiencia en Bolivia:  se da créditos a los productores de arroz, maíz, trigo y soya, con cero por ciento de interés, e incluso ellos pueden pagar con sus productos su deuda, se trata de alimentos; o créditos blandos para fomentar la producción.  Sin embargo, las bancas internacionales nunca toman en cuenta al pequeño productor, nunca toman en cuenta las asociaciones, las cooperativas, que muy bien pueden aportar si se les da la oportunidad. […] Tenemos que terminar con el comercio llamado de competitividad.

“En una competencia, ¿quién gana?, el más poderoso, el que tiene más ventajas, siempre las transnacionales, ¿y qué es del pequeño productor?, ¿qué es esa familia que quiere surgir con su propio esfuerzo? […] En una política de competitividad seguramente nunca vamos a resolver el tema de la pobreza.

“Pero, finalmente, para terminar esta intervención quiero decirles que la crisis del capitalismo ya es impagable. […] La crisis económica del capitalismo no solo es coyuntural, sino es estructural, ¿y qué hacen los países capitalistas o los países imperialistas?, buscan cualquier pretexto para intervenir en un país y para recuperar sus recursos naturales.

“Esta mañana el Presidente de Estados Unidos decía que Iraq ya se liberó, se van a gobernar ellos.  Los iraquíes podrán gobernarse, ¿pero el petróleo de los iraquíes en manos de quién está ahora?

“Saludaron, dijeron que se acabó la autocracia en Libia, ahora es la democracia; puede haber la democracia, ¿pero el petróleo de Libia en manos de quién quedará ahora? […] los bombardeos no eran por culpa de Gaddafi, por culpa de unos rebeldes, sino que es buscando el petróleo de Libia.”

“…Por tanto, su crisis, la crisis del capitalismo, la quieren superar, la quieren enmendar recuperando nuestros recursos naturales, en base a nuestro petróleo, en base a nuestro gas, nuestros recursos naturales.

“…tenemos una enorme responsabilidad:  defender los derechos de la Madre Tierra.”

“…la mejor forma de defender los derechos humanos es ahora defendiendo los derechos de la Madre Tierra […] aquí tenemos una enorme responsabilidad de aprobar los derechos de la Madre Tierra.  Recién hace 60 años aprobaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  Recién hace 60 años atrás se han dado cuenta en las Naciones Unidas que también el ser humano tiene sus derechos.  Después de los derechos políticos, los derechos económicos, los derechos de los pueblos indígenas, ahora tenemos la enorme responsabilidad de cómo defender los derechos de la Madre Tierra.

“También estamos convencidos de que el crecimiento infinito en un planeta finito es insostenible e imposible, el límite del crecimiento es la capacidad degenerativa de los ecosistemas de la Tierra. […] hacemos un llamado a […] un nuevo decálogo de reivindicaciones sociales:  en sistemas financieros, sobre los recursos naturales, sobre los servicios básicos, sobre la producción, sobre la dignidad y la soberanía, y con esta base empezar a refundar a las Naciones Unidas para que las Naciones Unidas sean la máxima instancia para la solución en temas de paz, en temas de pobreza, en temas de dignidad y soberanía de los pueblos del mundo.”

“Esperamos que esta experiencia vivida como Presidente pueda servir de algo para todos nosotros, como también yo vengo a aprender de muchos de ustedes para seguir trabajando por la igualdad y la dignidad del pueblo boliviano.

“Muchísimas gracias.”

Después de los medulares conceptos de Evo Morales, el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abbas, al que concedieron el uso de la palabra dos días después, expuso los dramáticos sufrimientos de los habitantes de Palestina: “…la crasa injusticia histórica perpetrada con nuestro pueblo, por ello se convino establecer el Estado de Palestina en solo un 22% del territorio de la Palestina y, sobre todo, el territorio palestino que ocupó Israel en 1967. Tomar ese paso histórico, que aplaudieron los Estados del mundo, permitió condescender sobre manera para lograr una contemporización histórica, que permitiría que se lograra la paz en la tierra de la paz.”

“[…] Nuestro pueblo continuará con la resistencia pacífica popular a la ocupación de Israel, sus asentamientos y su política de apartheid, así como la construcción del muro de anexión racista […] armado con sueños, valor, esperanza y lemas ante la faz de tanques, gas lacrimógeno, buldóceres y balas.”

“…queremos darles la mano al gobierno y al pueblo israelí para la imposición de la paz, y les digo:  construyamos juntos, de manera urgente, un futuro para nuestros hijos en el que puedan gozar de libertad, de seguridad y de prosperidad. […] Construyamos relaciones de cooperación que se basen en la paridad, la equidad y la amistad entre dos Estados vecinos, Palestina e Israel, en vez de políticas de ocupación, asentamientos, guerra y eliminación del otro.”

Ha transcurrido casi medio siglo desde aquella brutal ocupación promovida y apoyada por Estados Unidos. Sin embargo, apenas transcurre un día sin que el muro se levante, monstruosos equipos mecánicos destruyan viviendas palestinas y algún joven, e incluso adolescente palestino, caiga herido o muerto.

¡Cuan profundas verdades contenían las palabras de Evo!

Fidel Castro Ruz

Septiembre 26 de 2011

10 y 32 p.m.

Fidel Castro: “Chávez, Evo y Obama” (Primera Parte)

Hago un alto en las tareas que ocupan la totalidad de mi tiempo en estos días, para dedicar unas palabras a la singular oportunidad que ofrece para la ciencia política el sexagésimo sexto período de la Asamblea General de Naciones Unidas.
El acontecimiento anual demanda un singular esfuerzo de los que asumen las más altas responsabilidades políticas en muchos países. Para estos, constituye una dura prueba; para los aficionados a ese arte, que no son pocos ya que a todos afecta vitalmente, resulta difícil sustraerse a la tentación de observar el interminable pero instructivo espectáculo.
Existen, en primer lugar, infinidad de temas peliagudos y conflictos de intereses. Para gran número de los participantes es necesario tomar posición sobre hechos que constituyen flagrantes violaciones de principios. Por ejemplo: ¿qué posición adoptar sobre el genocidio de la OTAN en Libia? ¿Desea alguien dejar constancia de que bajo su dirección el gobierno de su país apoyó el monstruoso crimen realizado por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, cuyos sofisticados aviones de combate, con o sin piloto, llevaron a cabo más de veinte mil misiones de ataque contra un pequeño Estado del Tercer Mundo que cuenta apenas con seis millones de habitantes, alegando las mismas razones que ayer se utilizaron para atacar e invadir Serbia, Irak, Afganistán y hoy amenazan con hacerlo en Siria o cualquier otro país del mundo?
¿No fue precisamente el Gobierno del Estado anfitrión de la ONU quien ordenó la carnicería de Vietnam, Laos y Cambodia, el ataque mercenario de Bahía de Cochinos en Cuba, la invasión de Santo Domingo, la “Guerra Sucia” en Nicaragua, la ocupación de Granada y Panamá por las fuerzas militares de Estados Unidos y la masacre de panameños en El Chorrillo? ¿Quién promovió los golpes militares y los genocidios en Chile, Argentina y Uruguay, que costaron decenas de miles de muertos y desaparecidos? No hablo de cosas ocurridas hace 500 años, cuando los españoles iniciaron el genocidio en América, o hace 200 cuando los yanquis exterminaban indios en Estados Unidos o esclavizaban africanos, a pesar de que “todos los hombres nacen libres e iguales” como decía la Declaración de Philadelphia. Hablo de hechos ocurridos en las últimas décadas y que están ocurriendo hoy.
Estos hechos no pueden dejar de recordarse y repetirse cuando tiene lugar un acontecimiento de la importancia y el relieve de la reunión que se realiza en la Organización de Naciones Unidas, donde se pone a prueba la entereza política y la ética de los gobiernos.
Muchos de ellos representan a países pequeños y pobres necesitados de apoyo y cooperación internacional, tecnología, mercados y créditos, que las potencias capitalistas desarrolladas han manejado a su antojo.
A pesar del monopolio desvergonzado de los medios masivos de información y los métodos fascistas de Estados Unidos y sus aliados para confundir y engañar a la opinión mundial, la resistencia de los pueblos crece, y eso puede apreciarse en los debates que se están produciendo en Naciones Unidas.
No pocos líderes del Tercer Mundo, pese a los obstáculos y las contradicciones indicadas, han expuesto con valentía sus ideas. Las propias voces que emanan de los gobiernos de América Latina y el Caribe no contienen ya el acento lacayuno y bochornoso de la OEA, que caracterizó a los pronunciamientos de los Jefes de Estados en décadas pasadas. Dos de ellos se han dirigido a ese foro; ambos, el presidente bolivariano Hugo Chávez, mezcla de las razas que integran al pueblo de Venezuela y Evo Morales, de pura estirpe indígena milenaria, vertieron sus conceptos en esa reunión, uno a través de un mensaje y el otro a viva voz, respondiendo al discurso del Presidente yanki.
Telesur transmitió los tres pronunciamientos. Gracias a eso pudimos conocer desde la noche del martes 20 el mensaje del Presidente Chávez, leído detenidamente por Walter Martínez en su programa Dossier. Obama pronunció su discurso la mañana del miércoles como Jefe de Estado del país anfitrión de la ONU, y Evo pronunció el suyo en las primeras horas de la tarde de ese propio día. En aras de la brevedad tomaré párrafos esenciales de cada texto.
Chávez no pudo asistir personalmente a la cumbre de Naciones Unidas, tras 12 años de lucha sin descanso un solo día que puso en riesgo su vida y afectó su salud y hoy lucha abnegadamente por su plena recuperación. Era difícil sin embargo que su mensaje valiente no abordara el tema más álgido de la histórica reunión. Lo transcribo casi íntegramente:
“Dirijo estas palabras a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, […] para ratificar, en este día y en este escenario, el total apoyo de Venezuela al reconocimiento del Estado palestino: al derecho de Palestina a convertirse en un país libre, soberano e independiente. Se trata de un acto de justicia histórico con un pueblo que lleva en sí, desde siempre, todo el dolor y el sufrimiento del mundo.
“El gran filósofo francés Gilles Deleuze, […] dice con el acento de la verdad: “La causa palestina es ante todo el conjunto de injusticias que este pueblo ha padecido y sigue padeciendo.” Y también es, me atrevo agregar, una permanente e indoblegable voluntad de resistencia que ya está inscrita en la memoria heroica de la condición humana. […] Mahmud Darwish, voz infinita de la Palestina posible, nos habla desde el sentimiento y la conciencia de este amor: ‘No necesitamos el recuerdo/ porque en nosotros está el Monte Carmelo/ y en nuestros párpados está la hierba de Galilea./ No digas: ¡si corriésemos hacia mi país como el río!/ ¡No lo digas!/ Porque estamos en la carne de nuestro país/ y él está en nosotros.’
“Contra quienes sostienen, falazmente que lo ocurrido al pueblo palestino no es un genocidio, el mismo Deleuze sostiene con implacable lucidez: ‘En todos los casos se trata de hacer como si el pueblo palestino no solamente no debiera existir, sino que no hubiera existido nunca. Es, cómo decirlo, el grado cero del genocidio: decretar que un pueblo no existe; negarle el derecho a la existencia’.”
“…la resolución del conflicto del Medio Oriente pasa, necesariamente, por hacerle justicia al pueblo palestino; este es el único camino para conquistar la paz.
“Duele e indigna que quienes padecieron uno de los peores genocidios de la historia, se hayan convertido en verdugos del pueblo palestino; duele e indigna que la herencia del Holocausto sea la Nakba. E indigna, a secas, que el sionismo siga haciendo uso del chantaje del antisemitismo contra quienes se oponen a sus atropellos y a sus crímenes. Israel ha instrumentalizado e instrumentaliza, con descaro y vileza, la memoria de las víctimas. Y lo hace para actuar, con total impunidad, contra Palestina. De paso, no es ocioso precisar que el antisemitismo es una miseria occidental, europea, de la que no participan los árabes. No olvidemos, además, que es el pueblo semita palestino el que padece la limpieza étnica practicada por el Estado colonialista israelí.”
“…una cosa es rechazar al antisemitismo, y otra muy diferente aceptar pasivamente que la barbarie sionista le imponga un régimen de apartheid al pueblo palestino. Desde un punto de vista ético, quien rechaza lo primero, tiene que condenar lo segundo.”
“… el sionismo, como visión del mundo, es absolutamente racista. Las palabras de Golda Meir, en su aterrador cinismo, son prueba fehaciente de ello: ‘¿Cómo vamos a devolver los territorios ocupados? No hay nadie a quien devolverlos. No hay tal cosa llamada palestinos. No era como se piensa que existía un pueblo llamado palestino, que se considera él mismo como palestino y que nosotros llegamos, los echamos y les quitamos su país. Ellos no existían.’”
“Léase y reléase ese documento que se conoce históricamente como Declaración de Balfour del año 1917: el Gobierno británico se arrogaba la potestad de prometer a los judíos un hogar nacional en Palestina, desconociendo deliberadamente la presencia y la voluntad de sus habitantes. Hay que acotar que en Tierra Santa convivieron en paz, durante siglos, cristianos y musulmanes, hasta que el sionismo comenzó a reivindicarla como de su entera y exclusiva propiedad.”
“Al concluir la Segunda Guerra Mundial, se exacerbaría la tragedia del pueblo palestino, consumándose la expulsión de su territorio y, al mismo tiempo, de la historia. En 1947 la ominosa e ilegal resolución 181 de las Naciones Unidas recomienda la partición de Palestina en un Estado judío, un Estado árabe y una zona bajo control internacional (Jerusalén y Belén). Se concedió, […] el 56% del territorio al sionismo para la constitución de su Estado. De hecho, esta resolución violaba el derecho internacional y desconocía flagrantemente la voluntad de las grandes mayorías árabes: el derecho de autodeterminación de los pueblos se convertía en letra muerta.”
“…contra lo que Israel y Estados Unidos pretenden hacerle creer al mundo, a través de las transnacionales de la comunicación, lo que aconteció y sigue aconteciendo en Palestina, digámoslo con Said, no es un conflicto religioso: es un conflicto político, de cuño colonial e imperialista; no es un conflicto milenario sino contemporáneo; no es un conflicto que nació en el Medio Oriente sino en Europa.
“¿Cuál era y cuál sigue siendo el meollo del conflicto?: Se privilegia la discusión y consideración de la seguridad de Israel, y para nada la de Palestina. Así puede corroborarse en la historia reciente: basta con recordar el nuevo episodio genocida desencadenado por Israel a través de la operación ‘Plomo Fundido’ en Gaza.
“La seguridad de Palestina no puede reducirse al simple reconocimiento de un limitado autogobierno y autocontrol policiaco en sus ‘enclaves’ de la ribera occidental del Jordán y en la franja de Gaza, dejando por fuera no solo la creación del Estado palestino, sobre las fronteras anteriores a 1967 y con Jerusalén oriental como su capital, los derechos de sus nacionales y su autodeterminación como pueblo, sino, también, la compensación y consiguiente vuelta a la Patria del 50% de la población palestina que se encuentra dispersa por el mundo entero, tal y como lo establece la resolución 194.
“Es increíble que un país (Israel) que debe su existencia a una resolución de la Asamblea General, pueda ser tan desdeñoso de las resoluciones que emanan de las Naciones Unidas, denunciaba el padre Miguel D’Escoto cuando pedía el cese de la masacre contra el pueblo de Gaza, a finales de 2008 y principios de 2009.”
“Es imposible ignorar la crisis de Naciones Unidas. Ante esta misma Asamblea General sostuvimos, en el año 2005, que el modelo de Naciones Unidas se había agotado. El hecho de que se haya postergado el debate sobre la cuestión palestina, y que se le esté saboteando abiertamente, es una nueva confirmación de ello.
“Desde hace ya varios días Washington viene manifestando que vetará en el Consejo de Seguridad lo que será resolución mayoritaria de la Asamblea General: el reconocimiento de Palestina como miembro pleno de la ONU. Junto a las Naciones hermanas que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en la Declaración de reconocimiento del Estado palestino, hemos deplorado, desde ya, que tan justa aspiración pueda ser bloqueada por esta vía. Como sabemos, el imperio, en este y en otros casos, pretende imponer un doble estándar en el escenario mundial: es la doble moral yanqui que viola el derecho internacional en Libia, pero permite que Israel haga lo que le dé la gana, convirtiéndose así en el principal cómplice del genocidio palestino a manos de la barbarie sionista. Recordemos unas palabras de Said que meten el dedo en la llaga: ‘Debido a los intereses de Israel en Estados Unidos, la política de este país en torno a Medio Oriente es, por tanto, israelocéntrica.’”
“Quiero finalizar con la voz de Mahmud Darwish en su memorable poema: ‘Sobre esta tierra hay algo que merece vivir: sobre esta tierra está la señora de la tierra, la madre de los comienzos,/ la madre de los finales. Se llamaba Palestina. Se sigue llamando Palestina./ Señora: yo merezco, porque tú eres mi dama, yo merezco vivir.’”
“Se seguirá llamando Palestina: ¡Palestina vivirá y vencerá! ¡Larga vida a Palestina libre, soberana e independiente!
“Hugo Chávez Frías
“Presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.
Sigue leyendo Fidel Castro: “Chávez, Evo y Obama” (Primera Parte)

Chávez encabezó Bicentenario de la independecia

El Presidente Hugo Chávez ha reaparecido esta tarde, en el Balcón del Pueblo (Palacio de Miraflores), ante miles de seguidores que le esperaban desde la mañana.

El presidente Hugo Chávez reaparece en la tarde del lunes en el Balcón del Pueblo (Palacio de Miraflores), ante miles de seguidores que le esperaban desde la mañana. Foto: AFP

La Historia, entre otras cosas, gracias a la casualidad, o mejor, a la causalidad, se vuelve una asombrosa recurrencia, un cúmulo de evocaciones, una excusa temible.

Han pasado doscientos años, doscientos años son un soplo, en doscientos años cabe la palabra independencia, sus múltiples signos, los rostros de próceres, los próceres sin rostro, los países, un continente. Y también Bolívar, el Bolívar de 1811, sus breves palabras, su inquisidora pregunta: “¿Trescientos años de calma, no bastan?”.

Mañana 5 de julio, desde la cinco de la madrugada, se izará en la Plaza Caracas la Bandera Nacional. Y dos horas después, bajo la tutela de niños y niñas, se llevará a cabo la apertura del arca que contiene el Acta de Independencia.

Mañana, en el desfile militar, o en la reinauguración de la plaza Diego Ibarra, o bajo el influjo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, alguien recodará a Francisco de Miranda, o simplemente lo mencionará, o quizás ni lo mencione, pero resulta obvio que el inefable precursor hará acto de presencia, dos siglos después de su encendido discurso ante el Supremo Congreso de la Nación, en el cual exigió, sin términos medios, que se declarara la independencia.

Todo indica, también, que estos días de celebraciones, que el regreso de Chávez a Caracas, que la marcha de los jóvenes y que el despliegue de colores y voces son, a la vez, distintas y extrañamente similares declaraciones de independencia.

Ese es un signo del continente. La diversidad, su inexorable destino, su pulso redentor.

La Historia es una excusa temible. Bolívar es una excusa temible. Probablemente mañana, como todos los días, el continente eche a andar. Apenas Doscientos años. La Historia es eso, cualquiera de las niñas que acompañará la apertura del arca, una mujer, aquel tema de Calle 13: “Soy América Latina, un pueblo sin piernas pero que camina”.

La figura del Libertador centra los actos previos al aniversario del Bicentenario

La apertura de una exposición con objetos del Libertador Simón Bolívar y la inauguración del emblemático Bulevar de Sabana Grande centran hoy algunos de los actos con los que Venezuela comienza a prepararse para la conmemoración de la Declaración de Independencia.

El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, inauguró esta mañana la exposición en honor a Bolívar, en el Museo Bolivariano de Caracas, resaltando “la lucha por la emancipación de todos los tiempos” en Venezuela y la labor de restauración llevada a cabo para recuperar insignias, zapatillas y objetos varios de El Libertador.

A los numerosos actos culturales y políticos convocados desde el pasado martes para festejar los 200 años de independencia del país caribeño se sumó hoy la aparición pública que tiene previsto realizar el presidente Hugo Chávez en el balcón presidencial.

La aparición de Chávez coincide con la inauguración del Bulevar de Sabana Grande, que lleva alrededor de cuatro años en reconstrucción y que esta tarde se convierte en escenario de diferentes actividades culturales.

Este 4 de julio coincide con el discurso que hace 200 años el prócer venezolano Francisco de Miranda leyó ante el Supremo Congreso de la Nación exigiendo la independencia del país caribeño.

Además de la rehabilitación de la avenida, el Gobierno venezolano junto a la Alcaldía Metropolitana ha llevado a cabo un plan de “recuperación” de espacios públicos con el objetivo de vestir de gala a la capital venezolana para la celebración bicentenaria.

Así, el pasado 2 de julio el Gobierno inauguró el Paseo de los Próceres y, a lo largo de esta semana, está prevista la apertura de varias plazas de la capital que han sido renovadas para la ocasión.

Para la noche está programada la muestra del Cartel Bicentenario, donde participarán artistas nacionales y de otros países de la región como Cuba, México y Bolivia.

El día concluirá con fuegos artificiales y campanas, previas al himno nacional que envolverá Venezuela a partir de las 12 de la noche cuando, por fin, se inicie el aniversario de la Independencia.

(Con información de EFE)

Varios graffitis alusivos al Bicentenario de la Independencia de Venezuela, se observan en las calles de Caracas. (Santiago Armas/Presidencia de la República)

Varios graffitis alusivos al Bicentenario de la Independencia de Venezuela, se observan en las calles de Caracas. (Santiago Armas/Presidencia de la República)

Varios graffitis alusivos al Bicentenario de la Independencia de Venezuela, se observan en las calles de Caracas. (Santiago Armas/Presidencia de la República)

Varios graffitis alusivos al Bicentenario de la Independencia de Venezuela, se observan en las calles de Caracas. (Santiago Armas/Presidencia de la República)