Archivo de la etiqueta: Historia

PREMIO 26 DE JULIO EN PRENSA ESCRITA: NARCISO FERNÁNDEZ RAMÍREZ, DE VANGUARDIA

 

8 julio, 2014 por verbiclara

Narciso

Nos regocijamos en el periódicoVanguardia, de Villa Clara, porque nuestro colega Narciso Fernández Ramírez obtuvo el Premio 26 de Julio en prensa escrita con el artículo«Agustín Anido Artiles, la cultura como un deber». ¡Muchas felicidades!

De nuestra provincia, además: Abel Falcón Curí fue galardonado por dos trabajos radiales, el reportaje En busca de la maldita culpa y en información con Fuga de alcohol en los hospitales de Santa Clara. El lauro en crónica recayó en Minoska Cadalso Navarro, corresponsal de Radio Rebelde, conEl reparador de corazones rotos, dedicado al cirujano cardiovascular Álvaro Lagomasino. De los reconocimientos que entrega la Editorial de la Mujer, Dalia Reyes Perera obtuvo premio con el reportaje San Vicente de Paúl, donde se canta a la esperanza. Mientras, Freddy Espinosa Martínez, de Radio Caibarién, ganó mención con Los 91 años de Esther Borja.  Las menciones recayeron en Miguel Ángel Montero Rivero, con el reportaje Adela, bien vale un corrido, sobre el primer transexual de Cuba delegado al Poder Popular. Bertha Pulido Francia consiguió mención en información con Cinco libras de piedras en una vejiga. (Tomado deVanguardia)

La noticia en detalles en Cubaperiodistas:

Dan a conocer los premios y menciones del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio 2014

Los premios y menciones del Jurado del Concurso 26 de Julio-2014 en las categorías de Prensa Escrita, Radio, Televisión, Fotografía y Periodismo Digital, así como el Premio Especial de la Mujer, fueron dados a conocer en conferencia de prensa en la tarde del viernes en la Casa de la Prensa.

El Jurado, que estuvo presidido por Ismary Barcia e integrado por otros 23 profesionales,  analizó en el curso de esta semana 831 trabajos que se presentaron al certamen. Por su participación se destacaron los medios de prensa de Cienfuegos, Pinar del Río, Ciego de Ávila y Granma. Entre los medios nacionales, el diario Granma.

La presidenta del Jurado destacó en la información a la prensa dos aspectos: 1) el abordaje de temas candentes de la realidad cubana en los diferentes soportes, y 2) la afluencia mayoritaria de jóvenes profesionales en el concurso, muchos de los cuales recibieron premios y menciones.

A continuación los premios y menciones otorgados en cada categoría:

PRENSA ESCRITA

El jurado de prensa escrita, presidido por Magali García Moré, e integrado por María Grant González, Zenaida Ferrer Martínez, Alberto Rodríguez Fernández, Reynaldo Cedeño Pineda, Víctor Joaquín Ortega Izquierdo, Juana Carrasco Martin, José Alejandro Rodríguez Martínez y Elson Concepción Pérez, luego de analizar los trabajos en concurso en seis géneros periodísticos, y colegiar las propuestas de premios y menciones, consideró otorgar:

INFORMACIÓN

Premio:  «César Valdés: Se retira uno de los buenos», de Michel Contreras González, de Cubadebate

Menciones:  «¿Se acaba la piedra en Nieves Morejón?», de Carmen Bernarda Rodríguez Pentón, del periódico Escambray, Sancti Spiritus.

«Construyen una casa que desafía la gravedad en Las Tunas», de José Armando Fernández Salazar, de la AIN, Las Tunas

COMENTARIO

Premio: «Distinguir también discrimina», de Mayra García Cardentey, del periódico Guerrillero, Pinar del Río

Menciones: «Dos guaperías bien diferentes», de Carlos Enrique Morales Valido, de la agencia Prensa Latina.

“La cuenta y el salario”, de Yolanda Molina Pérez, del periódico Guerrillero, Pinar del Río.

REPORTAJE

Premio:  «Arrugas de más», de Yudith Madrazo Sosa y Alexis Pire Rojas, del periódico Cinco de Septiembre, Cienfuegos.

Menciones:  «Enseñanza de la Historia: Clío al desnudo», de Yohana Amelia Lezcano y Emilio L. Herrera Villa, de la revista Bohemia.

                        «Consumo de alcohol: Cubanos entre líneas», de Yohana Lezcano y Vladia Zulia Rubio Jiménez, de la revista Bohemia.

ARTÍCULO

Premio: «Agustín Anido Artiles: La cultura como un deber», de Narciso Armando Fernández Ramírez, del periódico Vanguardia, Villa Clara

CRÓNICA

Premio:  «El cartero nunca llama dos veces», de Mayra García Cardentey, corresponsal del periódico Juventud Rebelde.

Menciones: «Barbera»,  de Félix Témerez Martínez, del periódico Guerrillero, Pinar del Río

«Derrame de verdad», de Katia Siberia García, periódico Invasor, Ciego de Ávila

ENTREVISTA

Premio: «La película de Gerardo»,  de Katia Siberia García, del periódico Invasor, Ciego de Ávila

Menciones: «César Valdés: “He sido honesto para con el arbitraje”», de Michel Contreras González, de Cubadebate

«Nunca he sido un simulador», de Enrique Santiago Ojito Linares y Arelys García Acosta, del Periódico Escambray, de Sancti Spíritus.

«Beatriz Maggi o la fecunda levitación», de Mario Cremata Ferrán, de la revista Opus Habana.

TELEVISIÓN

El jurado de televisión, presidido por Irma Cáceres, e integrado también por Freddy Moros y Abdiel Bermúdez, luego de analizar 141 trabajos periodísticos en siete categorías, decidió otorgar los siguientes premios y menciones:

INFORMACIÓN

Premio: «Expo Aquí no vive nadie», de la periodista Mayara Hernández Infante, de TV Yumurí, Matanzas.

Menciones:  «Cangrejos rojos en Ciénaga de Zapata», de la periodista Eliane Táboas Merino, de TV Yumurí, Matanzas.

                      «Despedida de la plataforma», de la periodista Yairis Hernández Rodríguez, de TV Yumurí, Matanzas.

COMENTARIO

Premio: «CSI y la subversión», del periodista Yosvany Albelo Sandarán, de TV Yumurí, Matanzas.

Menciones: «Una isla no tan joven», del periodista Noel Otaño, de Islavisión, Isla de la Juventud.

“¿Derechos y deberes?”, del periodista Henry Godínez Rodríguez, de Televisión Avileña, de Ciego de Ávila.

REPORTAJE

Premio: «Cuba Dice: Leyes migratorias», de los periodistas Talía González y Boris Fuentes, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Menciones: «La volanta y la energía renovable», de la periodista Madelaine Alarcón, de Audiovisuales Niquero, Granma.

«Dueños de precios», de la periodista Damarys Leyva Feijoó, de Perlavisión, Cienfuegos.

ENTREVISTA

Premio: «Jesús, la suerte, la vida», de la periodista Marel González Escobar, de Tele Cristal, Holguín.

Menciones: «Palabras de un amigo», del periodista Ángel Bermúdez, de Perlavisión, Cienfuegos.

«Asiento reservado: Roberto Chile», de las periodistas Yamila Nápoles y Cristina Escobar, del canal Educativo 2.

CRÓNICA

Premio: «Punta Alegre, entre el silencio y el mar», de la periodista Saili Sosa Barceló, de Televisión Avileña, Ciego de Ávila.

Menciones: «Oficio de bailarina»,  del periodista Yosley Carrero, Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

«El último samurái», del periodista Noel Otaño, de Islavisión, Isla de la Juventud.

DOCUMENTAL

Premio: «182 Km»,  del periodista Anolvis Cuscó Tarradel,  de Tele Turquino, Santiago de Cuba.

Mención: «Otra historia que contar», del periodista Juan Gabriel Gordín y los estudiantes de periodismo Arianna Guerrero y Vangil Saínz, de Tele Cristal, Holguín.

Mención especial: «Justicia en Londres», del realizador Roberto Chile, de La Habana

PROGRAMA INFORMATIVO

Premio: (Desierto)

Menciones: «Noticiero: En Directo»,  de la realizadora Yainet Borrero Muñoz, de Telemayabeque, Mayabeque.

«Noticiero: Todo Noticias», de la periodista Inés Castro Machado, de Audiovisuales Niquero, Granma.

RADIO

El Jurado de Radio, presidido por  Ana Teresa Badía Valdés, e integrado por Alina Cabrera Domínguez y Alexander Jiménez Díaz, evaluó los materiales y se decidió otorgar los siguientes premios y menciones:

INFORMACIÓN

Premio: “Caso: Fuga de alcohol”, Abel Falcón Curí.  CMHW. Villa Clara.

Mención: “Cinco libras de piedras en una vejiga”, de Berta Pulido Francia. CMHW. Villa Clara.

ENTREVISTA

Premio: “Cuba en el corazón de un Maná”, Giselle Escalante Martínez.  Radio 26. Matanzas.

Menciones:  “Valentía de mujer”, de Giselle Ávila, de Radio Artemisa.

“Esclava en su propio hogar”, de Yaumara Hernández Fernández, de Radio Chambas, en Ciego de Ávila.

REPORTAJE

Premio: “En busca de la maldita culpa” (Serie)Abel Falcón Curí.  CMHW. Villa Clara.

Mención: “Adela bien vale un corrido”, de Miguel Ángel Montero Rivero, de CMHW, de Villa Clara.

COMENTARIO

Premio:  “Lecciones que se aprenden”, Carlos Luis Molina Labrador. Radio Mayabeque.

Mención:   “Un dolor de cabeza llamado Ortografía”, de Alberto Ajón, de Radio Reloj.

CRÓNICA

Premio: “El reparador de corazones rotos”,  Minoska Cadalso Navarro, de Radio Rebelde.

Mención:   “Fotos de familia”, de Carlos Luis Molina Labrador. Radio Mayabeque.

DOCUMENTAL Y PROGRAMAS INFORMATIVOS

Premio de Documental: “Cuando la justicia se llame libertad”, Andy Duardo Martín. Radio Mayabeque

Premio de programas informativos: DESIERTO

FOTOGRAFÍA

El jurado de fotografía integrado por Alberto Borrego, Gilberto Rabassa y Marcelino Vázquez, confirieron los siguientes premios y menciones:

FOTO INFORMATIVA

Premio: Yaimí Ravelo, del periódico Granma por su trabajo Marcha, de gran valor estético, fuerza e información.

FOTORREPORTAJE

Premio: Agustín Borrego Torres, del periódico Trabajadores, por “El primer día de clases”, excelente reportaje gráfico.

ENTREVISTA

Premio: René Pérez Massola, del periódico Trabajadores por su obra Luis Carbonell, maestro infinito, de altos valores estéticos e impacto visual.

Mención especial:  Juan Pablo Carreras, de la corresponsalía de la AIN en Holguín, por  la obra Vladimir Malakhov, de gran belleza expresiva y modernidad.

El jurado otorgó el Premio de Fotografía Fernando Chenard Piña al colectivo de fotorreporteros del periódico Trabajadores por la calidad. Participación y cantidad de obras presentadas, todas de elevado nivel profesional, alto contenido informativo y uso adecuado del encuadre y la utilización de la luz.

PERIODISMO DIGITAL

El Jurado de Periodismo digital, integrado por Fidel Alejandro Rodríguez, Javier Sanzo e Iroel Sánchez, evaluó 56 trabajos presentados, y decidió otorgar:

Premio: “15 años de injusticia”, del equipo de Juventud Rebelde, integrado por Isairis Sosa, Yuliet Gutierrez, Liliana Molina, Pedro Govea y Liosdany Muñoz, una compilación sobre el caso de los Cinco.

PREMIO ESPECIAL DE LA MUJER

El Jurado, integrado por Iraida Campo, Sara Más y Gladys Egües, otorgó los siguientes premios y menciones:

PRENSA ESCRITA

Premio: “Lo que necesita ella”, de Daicar Saladrigas González, del periódico Adelante, Camagüey

Menciones: “Al lado oscuro de la convivencia”, de Ileana Sifonte León, periódico Invasor, Ciego de Ávila

“Soy mujer de retos”, de Tamara Rendón Portelles, del periódico Escambray, Sancti Spíritus

RADIO

Premio: “San Vicente de Paúl donde se canta a la esperanza”, de Dalia Reyes, de CMHW, Villa Clara

Mención: “Los 91 de Yeyé”, de Julio Freddy Espinosa, de Radio Caibarién, Villa Clara

TELEVISIÓN

Premio: “Una vez a la semana”, de Yamila Napolés y Cristina Escobar, del Canal Educativo 2 (entrevistas realizadas a Magaly García Moré y Loly Estévez).

Cubaperiodistas

 

Falleció combatiente del Che en el Congo

Julián Morejón
Julián Morejón

 

 

 

 

 

 

 

En la tarde de hoy viernes,  fue sepultado en el cementerio de Quemado de Güines el combatiente revolucionario Julián Morejón Gibert, Cayama, en la guerrilla del comandante Víctor Bordón Machado, y Tiza, en la del Che en el Congo.

Nacido en República, antiguo municipio de Rancho Veloz, el 17 de febrero de 1934, negro de piel y pobre, sufrió desde temprano los rigores de la explotación capitalista viéndose obligado a trabajar en las labores agrícolas desde su infancia.

Uno de los 37 fundadores del Frente Rebelde del M-26-7 en Las Villas constituido por Bordón el 26 de diciembre de 1956 tuvo una destacada participación en la lucha contra la dictadura batistiana, librando importantes batallas durante la Campaña de Las Villas dirigida por el comandante Ernesto Che Guevara.

Al triunfo de la Revolución estuvo presente en la lucha contra bandidos en el Escambray y fue el segundo jefe del Batallón 339 que combatió en las arenas de Playa Girón contra la invasión mercenaria.

Su expediente internacionalista constituyó siempre uno de los más preciados tesoros del Negro Julián; en particular su participación en la guerrilla del Congo junto al Che, quien le bautizara con el sobrenombre de Tiza, nueve en la lengua swahili, y a quien confiara importantes misiones por su capacidad de resistencia y valor a toda prueba.

Con el Che de maestro, terminó Julián de aprender las primeras letras, pues, nunca tuvo un profesor más exigente: “Un maestro al que no se le podía faltar ni a una clase”.

Luego, el quemadense estuvo en misiones internacionalistas en Guinea Bissau y el Congo.

También Julián Morejón Gibert participó en 21 Zafras del Pueblo, y aún con 70 años cortaba caña como un jovencito quinceañero.

Al fallecer ostentaba 22 condecoraciones. En la que sobresalía la de miembro del Ejército Rebelde.

En sus últimos meses se vinculó de manera voluntaria al trabajo con los niños en la escuela primaria José Martí, quienes disfrutaban las anécdotas que Julián les contaba acerca del Che, de Bordón y de sus propias experiencias en tantas acciones revolucionarias.

 

 

Muestra fotográfica dedicada al Che

El artista muestra su obra-Perfecto Romero fue un gran amigo de Korda, y como él, un excelente fotógrafo.

Korda, inmortalizó al Che con la fotografía más publicitada del siglo XX. Perfecto alcanzó la perfección en el oficio al lado del Comandante Guevara, con quien anduvo desde que se alzó en octubre de 1958 en la serranía del Escambray hasta finales de 1964.

images1 - copiaSuyas son fotos emblemáticas del Guerrillero Heroico desde sus días de la Campaña de Las Villas hasta las de sus continuos viajes por toda Cuba en su condición de ministro.

images5 - copia

 

Así Perfecto Romero lo retrató montado en un mulo en el Escambray; brazo en cabestrillo en Placetas; negociador de la rendición batistiana en la Batalla de Santa Clara.

 

 


images9También en su condición de jefe de la fortaleza de la Cabaña en los primeros días de enero de 1959, en aquel famoso juego de pelota entre Barbudos y en miles de ocasiones más.

“Era el Che un hombre fácil de fotografiar, pues su personalidad era tan fuerte que se reflejaba en sus fotos”, ha afirmado el reconocido artista del lente, que hoy expone su obra en Santa Clara. Un homenaje suyo al aniversario 86 del natalicio de su querido e inolvidable jefe, precisamente en el complejo escultórico que lleva su nombre y custodia sus restos inmortales.

A Santa Clara, vino este casi octogenario fotógrafo, nacido en Falcón el 25 de enero de 1936, y desde 1987 trabajador incansable en Palante, luego de haber sido fundador de Verde Olivo. Y en la Plaza de la Revolución Comandante Ernesto Che Guevara, expone una parte de su excelente obra para beneplácito de los villaclareños.

images.5jpg - copiaSon fotos de una alta calidad artística y, sobre todo, fragmentos de una épica revolucionaria que su lente acucioso dejó para la posteridad. Una posibilidad única de acercarnos a los tiempos fundacionales de la Revolución Cubana y a la recia personalidad del Comandante argentino-cubano, la que Perfecto Romero supo reflejar como pocos.

Premio Nacional de Periodismo José Martí, tiene este sencillo artista de la fotografía el mérito adicional de ser considerado también el fotógrafo de Camilo Cienfuegos, pues buena parte de las mejores fotos que se conservan del Héroe de Yaguajay salieron de su cámara.

De igual manera tuvo el honor de fotografiar miles de veces a Fidel y de reportar el viaje al cosmos de Arnaldo Tamayo y Yuri Romanenko.

Inauguró Fidel Complejo Educacional “Vilma Espín Guillois” ( 10 Fotos)

10 abril 2013 Haga un comentario

Fidel inaugura complejo docente vilma espin. foto estudios revolución

El líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz inauguró el pasado martes 9 de abril el complejo educacional «Vilma Espín Guillois» en áreas aledañas a la vaquería «Futuro Lechero» del municipio de Playa, en La Habana.

Construido en apenas 11 meses por iniciativa de Fidel, el centro cuenta con dos bloques docentes que incluyen aulas desde preescolar hasta sexto grado, biblioteca y laboratorio de computación, todo con una capacidad para 140 alumnos.

El complejo educacional, inaugurado a solo unos días de conmemorarse el cumpleaños 83 de la heroína de la sierra y el llano, cuenta también con un círculo infantil que acogerá a 34 niños, áreas deportivas y una posta médica.

El personal docente está integrado por 31 compañeros, entre ellos una doctora en psicopedagogía.

Al inaugurar el centro, Fidel destacó el esfuerzo y abnegación de los constructores quienes contaron desde el inicio con el apoyo incondicional de los combatientes y trabajadores civiles de la Dirección de Seguridad Personal.

Ante la pertinaz lluvia la actividad se trasladó a áreas interiores del centro, donde el líder de la Revolución Cubana conversó durante unas dos horas con niños, maestros, constructores y vecinos de la comunidad.

Comentó importantes temas de la actualidad internacional, entre ellos, el cambio climático, las armas de destrucción masiva, la crisis económica y el elevado precio del combustible. Dijo que bajo esas circunstancias es difícil la vida en el planeta Tierra.

Fidel se refirió también a la producción de alimentos en el país, la necesidad de diversificar los cultivos para incrementar los rendimientos y a las características del complejo educacional «Vilma Espín Guillois» inaugurado precisamente en el año que se conmemora el aniversario 160 del natalicio del Héroe Nacional José Martí, el 60 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y el 55 aniversario del 9 de Abril.

En la actividad se encontraban presentes los miembros del Buró Político Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, el General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra y Mercedes López Acea, Primera Secretaria del Partido en La Habana

En la inauguración del centro actuaron los trovadores Eduardo Sosa y Pepe Ordaz y el Grupo Moncada, que interpretó la canción Chamamé a Cuba coreada por todos los presentes.

Antes de concluir, el líder histórico de la revolución Fidel Castro Ruz invitó a los presentes a escuchar la canción El regreso de un amigo, compuesta e interpretada por un grupo de excelentes artistas y dedicada al Comandante de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. Le acompañaron el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés y el General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra. 9 de abril  de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. Le acompañaron el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés y el General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

En la inauguración del centro actuaron los trovadores Eduardo Sosa y Pepe Ordaz. Foto Estudios Revolución.

En la inauguración del centro actuaron los trovadores Eduardo Sosa y Pepe Ordaz. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

 

El Grupo Moncada, que interpretó la canción Chamamé a Cuba coreada por todos los presentes. oto Estudios Revolución

El Grupo Moncada, que interpretó la canción Chamamé a Cuba coreada por todos los presentes. oto Estudios Revolución

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

Fidel inauguró complejo docente Vilma Espín Guillois. 9 de abril de 2013. Foto Estudios Revolución.

 

El deber de evitar una guerra en Corea

 

 

Hace unos días me referí a los grandes desafíos que hoy enfrenta la humanidad. La vida inteligente surgió en nuestro planeta hace alrededor de 200 mil años, salvo nuevos hallazgos que demuestren otra cosa.

No confundir la existencia de la vida inteligente con la existencia de la vida que, desde sus formas elementales en nuestro sistema solar, surgió hace millones de años.

Existe un número prácticamente infinito de formas de vida. En el trabajo sofisticado de los más eminentes científicos del mundo se concibió ya la idea de reproducir los sonidos que siguieron al Big Bang, la gran explosión que tuvo lugar hace más de 13.700 millones de años.

Sería esta introducción demasiado extensa si no fuese para explicar la gravedad de un hecho tan increíble y absurdo como es la situación creada en la península de Corea, en un área geográfica donde se agrupan casi 5 mil de los 7 mil millones de personas que en este momento habitan el planeta.

Se trata de uno de los más graves riesgos de guerra nuclear después de la Crisis de Octubre en 1962 en torno a Cuba, hace 50 años.

En el año 1950 se desató allí una guerra que costó millones de vidas. Hacía apenas 5 años que dos bombas atómicas habían estallado sobre las ciudades indefensas de Hiroshima y Nagasaki, las que en cuestión de minutos mataron e irradiaron a cientos de miles de personas.

En la península coreana el General Douglas MacArthur quiso emplear las armas atómicas contra la República Popular Democrática de Corea. Ni siquiera Harry Truman se lo permitió.

Según se afirma, la República Popular China perdió un millón de valientes soldados para impedir que un ejército enemigo se instalara en la frontera de ese país con su Patria. La URSS, por su parte, suministró armas, apoyo aéreo, ayuda tecnológica y económica.

Tuve el honor de conocer a Kim Il Sung, una figura histórica, notablemente valiente y revolucionaria.

Si allí estalla una guerra, los pueblos de ambas partes de la Península serán terriblemente sacrificados, sin beneficio para ninguno de ellos. La República Popular Democrática de Corea siempre fue amistosa con Cuba, como Cuba lo ha sido siempre y lo seguirá siendo con ella.

Ahora que ha demostrado sus avances técnicos y científicos, le recordamos sus deberes con los países que han sido sus grandes amigos, y no sería justo olvidar que tal guerra afectaría de modo especial a más del 70 % de la población del planeta.

Si allí estallara un conflicto de esa índole, el Gobierno de Barack Obama en su segundo mandato quedaría sepultado por un diluvio de imágenes que lo presentarían como el más siniestro personaje de la historia de Estados Unidos. El deber de evitarlo es también suyo y del pueblo de Estados Unidos.

Fidel Castro Ruz
Abril 4 de 2013
11 y 12 p.m.

José Braulio Alemán, un general santaclareño de mucho lustre

Con 33 años y el grado de general de brigada, electo secretario de la Guerra del Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Massó. (Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial Villa Clara)

El 26 de marzo de 1864, hace hoy 149 años, nació en Santa Clara el general de brigada del Ejército Libertador José Braulio Cástulo Alemán Urquía. Un patriota de mucho lustre intelectual que llegó a desempeñar importantes cargos dentro del mambisado, incluido el de Secretario de Guerra, en el gobierno de Bartolomé Masó elegido, en 1897, en la Yaya.

Según consta en la inscripción de nacimiento fueron sus padres Antonio Alemán Romero y María Urquía Espino, ambos naturales de Islas Canarias, España. Desde joven mostró clara inteligencia ejerciendo en Santa Clara un periodismo radical que le llevó a prisión en varias oportunidades. En su ciudad natal fundó primero El Horizonte y después La Protesta, instrumentos de denuncia contra la corrupción política del colonialismo español en la Isla.

Se levantó en armas el 5 de septiembre de 1895 y de inmediato pasó a desempeñar importantes funciones. Nombrado coronel, el Generalísimo Máximo Gómez lo designó Subinspector General del Ejército Libertador, responsabilidad que desempeñó con la eficiencia y honradez que siempre le caracterizaron.

Con el cargo de general de brigada y 33 años de edad fue designado Secretario de la Guerra del gabinete de Bartolomé Masó. Luego realizó labores de inteligencia en la Trocha de Júcaro a Morón bajos las órdenes directas de Máximo Gómez, quien tenía en alta estima sus cualidades de organizador.

Fue Alemán uno de los pocos cubanos que vio el peligro de la intervención norteamericana en la guerra y, quizás, entre las excepciones de los patriotas que siempre fue opuesto al licenciamiento del Ejército Libertador, por considerarlo un error político de incalculables consecuencias.

Designado constituyente en 1901 se opuso siempre a la Enmienda Platt. Gobernador de la provincia de Santa Clara electo en 1906 renunció a su cargo al producirse la II Intervención Militar en Cuba. Senador durante el gobierno de José Miguel Gómez terminó su carrera política como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes del general Gerardo Machado, sin comulgar con los crímenes del tirano ni claudicar con su ideario patriótico y antinjerencista.

De su época de secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

El general José Braulio Alemán falleció en La Habana el 15 de enero de 1930 a la edad de 65 años. Una calle de Santa Clara lleva su apellido.

En ocasión de un aniversario más de su nacimiento ponemos a consideración de los lectores la descripción que hace en su Diario de Campaña del ataque al poblado de Cruces, perteneciente en la actualidad a la provincia de Cienfuegos.

Documento inédito, este Diario de Campaña recoge la trayectoria militar del santaclareño, entonces coronel Jefe de la Brigada de Cienfuegos, desde el 25 de marzo de 1896 hasta el 23 de abril del propio año, en que asumiría nuevas misiones dentro del campo insurrecto.

Entre el 18 y el 19 de abril de 1896, sus hombres organizaron y atacaron el poblado de Cruces. Así lo hace constar Alemán de su puño y letra:

“A las 5 de la mañana en marcha haciendo alto a las 12 en Lomitas. A las 5 de la tarde seguimos marcha hacia medio cuarto de legua del pueblo de Cruces, donde deseoso de demostrar la existencia de la guerra en la Brigada, me propuse entrar en el pueblo.

“A las 4 de la madrugada ordené la entrada por cuatro lugares distintos, haciéndose así, quemándose 15 casas, algunas en puntos céntricos y 2 de ellas valiosas. En medio del fuego de los fuertes y de la ronda parapetada en la Iglesia se saquearon 11 establecimientos, ocupándose 37 machetes nuevos, 10 revólveres calibre 44, 6 caballos, 11 monturas, alforjas, ropa hecha, 69 pares de zapato y gran cantidad de víveres que se repartió a la fuerza. A la salida se acarrearon 70 bueyes acorralados en el pueblo, a los que uní la boyada del Central Mercedes y colonia La Granja haciendo un total de 190 bueyes.

“Se dio fuego a los cañaverales cercanos del Central Andreíta al salir del pueblo (6 ½) de la mañana. Se ocuparon en un establecimiento 6 tercerolas. Quedaron destrozados los telégrafos y teléfonos. Por nuestra parte solo 2 heridos leves, a pesar de estar el pueblo cerrado de alambres y lleno de fuertes.”

Resulta la primera vez que esta descripción sale a la luz pública. Ahí radica su principal utilidad y virtud. Una modesta manera de enriquecer la historia local del hermoso poblado crucence.

También sirva este recordatorio necesario para un mejor acercamiento a una figura destacadísima dentro de la Revolución de 1895 en Santa Clara que hoy día permanece sumida casi en el anonimato.

 

Pie de fotos:

1- Con 33 años y el grado de general de brigada fue elegido Secretario de Guerra en el Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Masó. Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial de Villa Clara)

2- Alemán en su época como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

 

 

 

 

 

 

Pedro Pablo Rodríguez: el don de la inteligencia y la paciencia

Santa Clara tuvo el honor de recibir a Pedro Pablo Rodríguez, en esta Feria del Libro dedicada al aniversario 160 del natalicio de José Martí. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)

Pedro Pablo Rodríguez fue el segundo profesor que me ayudó a descubrir a José Martí. El primero había sido Ordenel Heredia en un postgrado anterior, en el cual entendí, como nunca antes, la belleza poética del lenguaje mar¬tiano y su simbología, claves para penetrar en las honduras de su pensamiento.

En el caso de Pedro Pablo, a quien le está dedicada la actual Feria del Libro, lo nuevo radicó en mostrarnos, a través de las Escenas Norteamericanas, un Martí antiimperialista radical y excelente cronista. Entonces trabajaba de profesor en el ISP Félix Varela, hoy Universidad Pedagógica de igual nombre, y durante toda una semana disfruté de esas hermosas crónicas escritas por la insuperable pluma de Martí. Quizás allí estuvo la génesis de mi posterior paso al periodismo, una profesión que él conocía muy bien por haberla practicado con éxito desde hace muchos años.

Bajo su pupila exigente y erudición de la obra del Héroe Nacional Cubano –ya desde entonces laboraba en el Centro de Estudios Martianos e iniciaba la monumental tarea de la edición crítica de las obras de José Martí–, pudimos entender mejor la maquinaria electoral de aquel país, que poco ha cambiado desde entonces; los sucesos de Chicago y hasta del terremoto de Charleston. En mi caso, el de todos, salimos de allí más comprometidos con el pensamiento del Apóstol y adquirimos a un buen amigo y mentor.

Hace pocos meses, menos de dos quizás, volví a disfrutar su lenguaje diáfano y explicativo. Fue en la UNEAC, en el Foro Agesta. Allí el profesor de mérito de varias universidades, doctor en Ciencias Históricas, académico de número de prestigiosas instituciones y Premio Nacional de Ciencias Sociales, entre otros lauros, disertó sobre Santa Clara y el papel desempeñado por los villaclareños en la gesta independentista de 1868. Un homenaje rindió este destacado historiador a nuestros gloriosos antepasados Miguel Gerónimo Gutiérrez y Eduardo Machado Gómez, entre otros, figuras a las cuales mucho debemos y  muy poco hacemos por conservarlas en la memoria y corazón de los hijos de esta ciudad y provincia de Villa Clara.

 

Pedro Pablo Rodríguez, junto al autor, durante la jornada sabatina de la Feria en Santa Clara.

En este historiador-pedagogo-periodista, o a la inversa, el concepto gramsciano de intelectual orgánico le viene como anillo al dedo. A todo le dedica igual intensidad y lo hace sin presunción alguna, sencilla y naturalmente, como pedía Martí que el deber fuera cumplido. Sus más cercanos colaboradores, quienes día a día están a su lado en la titánica faena de editar la monumental obra martiana, así lo reconocen.

Carmen Suárez León, compañera suya de labor, quien tuvo a su cargo las palabras de elogio cuando fuera investido con el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, en 2009, dijo de él: «Su equipo de labor, y creo ser vocera de todos, admira sobre todas las cosas su capacidad de trabajo, la perseverancia benedictina con la que comienza la faena, la más pesada, y la termina minuciosamente, pero divertido. Las horas y horas de dificultades que vencer –y créanme que son muchísimas– lo hacen terminar agotado, pero mientras tanto, hace un chiste. La alegría es su don, junto con la paciencia y la inteligencia».

Acá en Santa Clara, ciudad querida por Pedro Pablo, tiene muchos amigos, a quienes la figura de este hombre de piel cobriza y pelo blanquecino, les resulta entrañable. La coincidencia al calificarlo de gente cordial y erudita, al estilo martiano, sin vanidad alguna, no admite duda. No por gusto recibe tantas muestras de cariño cuando su escaso tiempo le permite visitarnos.

 

Alguien que lo conoció en los inicios de los 70 del pasado siglo como profesor de la Universidad, sin ser su alumno, pondera su cualidad, dada solo a los maestros de cuerpo y alma, de detenerse en cualquier lugar y circunstancia si un alumno le solicitaba aclarar alguna duda: «Pudiera no disponer de tiempo para otras cosas, y siempre le veía caminar apurado; sin embargo, para esa siempre», me comentaba el colega y director de Vanguardia, Arturo Chang.

En tanto, Irán Cabrera Díaz de Villegas, actual director de la Casa Samuel Feijóo,  destaca su extremada modestia, propia de quien sabe que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

Hombre de su tiempo, que al decir de Martí significa serlo de todos los tiempos, una definición de Eduardo Torres-Cuevas, otro de los buenos historiadores cubanos, pudiera servir para el cierre de esta semblanza. Dijo Torres-Cuevas: «el mejor compañero que uno puede tener en los peores momentos».

24 de febrero: Tanta historia jamás será mancillada

El 24 de febrero de 1895, una fecha de gloria para los cubanos, fue escogida por Juan Gualberto Gómez para reiniciar la lucha contra el colonialismo español, al ser domingo de carnaval. A partir de entonces ha devenido en momento de recordación patriótica e inspiración para nuevas acciones libertarias.

 

Aunque se siga llamando Grito de Baire, el 24 de febrero de 1895 tuvo su más alta manifestación de cubanía en Bayate y otros lugares. En la foto, al centro, el general Bartolomé Masó, uno de los protagonistas del reinicio de las luchas contra el colonialismo español.

El 24 de febrero de 1899 entró Máximo Gómez a La Habana por la Calzada del Cerro bajo los acordes del Himno Invasor, compuesto por Enrique Loynaz del Castillo y musicalizado por Dositeo Aguilera, y fue recibido por el pueblo habanero con enormes muestras de cariño y admiración. Ese propio día, de 1905, el Generalísimo Gómez inauguró en el Parque Central la hermosa estatua de mármol blanco que recuerda al hombre a cuya genialidad política se debió el inicio de la Guerra del 95, con toda justeza llamada la Revolución de José Martí.

También un 24 de febrero, pero de 1907, los restos mortales del Apóstol de la independencia de Cuba fueron trasladados al cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, y ese día, de 1932, resultó el escogido por Antonio Guiteras Holmes para alzarse contra la dictadura de Gerardo Machado en la finca La Gallinita, Oriente.

El 24 de febrero de 1956 quedó proclamado de manera oficial el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, integrado, entre otros, por José Antonio Echeverría, Faure Chomón y Joe Westbrook. Y ese mismo día del segundo mes, pero de 1958, hace ahora 55 años, nació en los picos erguidos de la Sierra Maestra, en Altos de Conrado, la emisora radial Radio Rebelde, voz de la Revolución liderada por Fidel y que tuvo en el Che Guevara a uno de sus principales inspiradores.

Tampoco resultó casualidad que el 24 de febrero de 1976 fuera la fecha seleccionada para proclamar la nueva Constitución de la República de Cuba, aprobada mediante referendo por el 97,7 % de la población con derecho al voto. Carta magna de carácter socialista, en su preámbulo proclama el derecho de los cubanos a la dignidad plena del hombre. La misma dignidad y el decoro por los cuales los mambises volvieron a la manigua aquel domingo de 1895, convocados por Martí y aglutinados en el Partido Revolucionario Cubano, obra maestra de unidad política y revolucionaria.

«Yo evoqué la guerra; mi responsabilidad comienza con ella», le había escrito el Apóstol a su amigo dominicano Federico Enríquez y Carvajal, en lo que se considera su testamento político; y consciente de esa responsabilidad histórica vino a Cuba para caer de cara al sol en Dos Ríos, cuando apenas iniciaba la guerra necesaria y de espíritu breve y generoso, como le llamara.

De lo sucedido aquel 24 de febrero de 1895 resultan conocidos la mayoría de los hechos, y a muy pocos cubanos les son ajenos los nombres de Juan Gualberto Gómez, el hombre de Ibarra; Bartolomé Masó, el general del levantamiento armado en Bayate, y los hermanos Lora, protagonistas del famoso Grito de Baire, nombre que asumió indebidamente para sí el levantamiento. Mucho menos, el del general Guillermón Moncada, el gigante de ébano, valeroso y leal, que enfermo de tuberculosis, pero comprometida su palabra, marchó casi moribundo a los campos de Cuba Libre para fallecer el 5 de abril, apenas a mes y medio del comienzo de la contienda bélica.

No obstante, resulta necesario hacer mención de un hecho hoy prácticamente olvidado. Se trata de la proclama que el mismo 24 de febrero de 1895 diera a conocer el general Bartolomé Masó, en Bayate. Escrita de puño y letra del manzanillero, quien llegaría con posterioridad a presidente de la República de Cuba en Armas, sintetiza su ideario patriótico y el de todos los cubanos:

A los españoles

Tanto como nosotros, tendréis que convenir en la justicia de nuestra causa, mas, no debemos llamaros a que nos ayudéis a defenderla; eso queda a vuestro juicio y a vuestra voluntad.

Sí, debéis saber, que mientras no nos seáis hostiles, os consideraremos y trataremos como a cubanos, respetando igualmente vuestros intereses. Y sabed, por último, que al hablaros así, obedezco tanto a mis naturales sentimientos, como al programa de nuestra Revolución.

Queremos la independencia para todos.

Cuartel General, en Bayate, a 24 de febrero de 1895.

(f) Bartolomé Masó

Hoy es de nuevo 24 de febrero. Buen momento para hacer valer las glorias pasadas y ponerlas a brillar con las actuales. Este domingo de 2013, el Parlamento cubano recién constituido elegirá entre sus 612 diputados al presidente, vicepresidente y secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y también escogerá a los miembros del Consejo de Estado, integrado por 1 presidente, 1 primer vicepresidente, 5 vicepresidentes, 1 secretario y 23 más.

Será un genuino acto de democracia, valedero del ideario de quien dio continuidad al grito de Independencia o Muerte de Carlos Manuel de Céspedes, en Demajagua, el 10 de octubre de 1868. Un homenaje sincero al cubano visionario, autor del Manifiesto de Montecristi, programa de lucha de la Revolución del 95, quien escribiera: «Hoy, (…) séanos lícito invocar, como guía y ayuda de nuestro pueblo, a los magnánimos fundadores, cuya labor renueva el país agradecido, y al honor, que ha de impedir a los cubanos mancillar o herir, de palabra o de obra, a los que mueren por ellos».

Descubriendo a una distinguida dama

Hoy 30 de noviembre la UCLV está de cumpleaños. Seis décadas de historia y resultados científicos, con un alumnado orgulloso de pertenecer a uno de los centros más prestigiosos del país. Esta institución, la más multidisciplinaria de la Educación Superior, aporta un valor especial a y a la región central de .

Cuántos graduados desde entonces, cuántos estudiantes caminaron por sus aulas, cuántos profesores crecieron allí, y, sobre todo, cuántos jóvenes dieron gracias por la confianza, las amistades y el futuro sembrado en una universidad que bien sabe contar su historia y ser digna de ella.

 

LUCHA POR UNA UNIVERSIDAD

Aunque fue creada oficialmente por la Ley 16 del 22 de noviembre de 1948 y existe una foto del entonces presidente de la República, Carlos Prío Socarrás, cuando ponía la primera piedra el 11 de febrero de 1952, la lucha por tener una universidad en el centro de Cuba se remonta muchos años atrás.

Sueño acariciado desde el siglo xix por hombres como el poeta Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, y el patriota santaclareño Eduardo Machado Gómez, que se fortaleció a partir de 1937 con la creación de la Comisión Gestora Pro Universidad en la cual participó lo mejor de la intelectualidad villareña de la época.

La institución inició su primer curso académico el domingo 30 de noviembre de 1952. El lugar escogido para levantar el complejo universitario fue la finca Santa Bárbara, de 14 caballerías, ubicada al noreste de la ciudad de Santa Clara, con excelentes condiciones naturales y relativamente alejada del centro urbano.

Para esa fecha inaugural, solo estaba terminado el edificio de Humanidades-Educación. En el acto solemne usaron de la palabra, entre otros, el rector Pedro Martín Camps y Camps y el Dr. Felipe Calcines, rector de la Universidad de Oriente. En nombre de los profesores habló el destacado pedagogo Dr. Medardo Vitier Guanche.

Refiere la síntesis histórica de la institución, que la matrícula costaba 60.00 pesos anuales. Los primeros 615 alumnos estaban distribuidos por carreras de la forma siguiente: Pedagogía (287), Ciencias Comerciales (146), Idioma Inglés (85), Filosofía y Letras (29), Ingeniería Química Industrial (27), Perito Químico Azucarero (25) e Ingeniería Agronómica (16).

Las actividades académicas en el período de 1952 a 1957 —último curso antes del triunfo de la Revolución— estuvieron marcadas por las contradicciones propias de la república neocolonial y una activa lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

De las aulas universitarias villareñas emergieron líderes sobresalientes como el estudiante de Ciencias Comerciales Ramón Pando Ferrer, quien encabezó la creación, en 1955, del primer Comité Pro-FEU Central, y Agustín Gómez-Lubián Urioste, Chiqui; caídos ambos en el fragor de las acciones contra la dictadura.

También la Universidad acogió la primera comandancia rebelde durante la toma de Santa Clara. Allí el Che Guevara ultimó los detalles para el asedio de la ciudad, y en sus recintos se confeccionó propaganda revolucionaria y se fabricaron los cocteles Molotov.

De sus predios partió el buldócer que levantó la vía férrea y provocó el descarrilamiento del tren blindado que traía refuerzos militares. Además, en el aula no. 1 del edificio de Humanidades funcionó el hospital de campaña donde fueron atendidos los heridos y velados los cuerpos de los rebeldes caídos en combate.

FIDEL Y EL CHE, DOS FIGURAS IMPRESCINDIBLES

La sexagenaria historia de la UCLV no podría contarse sin estos dos líderes, que marcaron pautas con su asidua presencia. La primera visita de Fidel Castro ocurrió el 16 de marzo de 1959 para inaugurar la Biblioteca Central.

Después de una multitudinaria bienvenida frente al edificio de Ciencias, Fidel habló a los estudiantes y profesores en el Auditórium, actual Teatro Universitario. Allí expresó la idea de construir la Ciudad Universitaria Abel Santamaría con un presupuesto de 2 500 000 pesos, un sueño materializado apenas dos años después.

Ya en 1962, el Comandante en Jefe podía decir con legítimo orgullo: «Esa magnífica universidad que hay en Las Villas».

La última visita suya al prestigioso centro ocurrió el 26 de julio de 2004, en ocasión de la sede ganada por Villa Clara por el aniversario 51 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Fidel habló en el Teatro Universitario y dedicó su discurso al entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, a quien calificó de personaje siniestro que amenazaba y calumniaba a Cuba.

También el Che dejó allí una huella indeleble. Emblemático resulta su discurso del 28 de diciembre de 1959, en ocasión de su investidura como Doctor Honoris Causa de la Facultad de Pedagogía, cuando instó a la Universidad Central a pintarse con los colores del pueblo: «Y qué tengo que decirle a la Universidad como artículo primero, como función especial de su vida en esta Cuba nueva, le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no solo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba».

El 2 de febrero de 1962 el Comandante Guevara inauguró el curso escolar 1962-1963. Un destacado profesor, el Dr. Juan Virgilio López Palacio, recuerda que el Che rememoró el momento de su investidura de Doctor Honoris Causa y, como siempre, el impacto en el auditorio resultó extraordinario.

Mostró interés por la Escuela de Agronomía y en la producción de alcoholes derivados de la caña de azúcar en el centralito existente en la Universidad.

Sigue leyendo Descubriendo a una distinguida dama