Archivo de la etiqueta: José Martí

24 de febrero: Tanta historia jamás será mancillada

El 24 de febrero de 1895, una fecha de gloria para los cubanos, fue escogida por Juan Gualberto Gómez para reiniciar la lucha contra el colonialismo español, al ser domingo de carnaval. A partir de entonces ha devenido en momento de recordación patriótica e inspiración para nuevas acciones libertarias.

 

Aunque se siga llamando Grito de Baire, el 24 de febrero de 1895 tuvo su más alta manifestación de cubanía en Bayate y otros lugares. En la foto, al centro, el general Bartolomé Masó, uno de los protagonistas del reinicio de las luchas contra el colonialismo español.

El 24 de febrero de 1899 entró Máximo Gómez a La Habana por la Calzada del Cerro bajo los acordes del Himno Invasor, compuesto por Enrique Loynaz del Castillo y musicalizado por Dositeo Aguilera, y fue recibido por el pueblo habanero con enormes muestras de cariño y admiración. Ese propio día, de 1905, el Generalísimo Gómez inauguró en el Parque Central la hermosa estatua de mármol blanco que recuerda al hombre a cuya genialidad política se debió el inicio de la Guerra del 95, con toda justeza llamada la Revolución de José Martí.

También un 24 de febrero, pero de 1907, los restos mortales del Apóstol de la independencia de Cuba fueron trasladados al cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, y ese día, de 1932, resultó el escogido por Antonio Guiteras Holmes para alzarse contra la dictadura de Gerardo Machado en la finca La Gallinita, Oriente.

El 24 de febrero de 1956 quedó proclamado de manera oficial el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, integrado, entre otros, por José Antonio Echeverría, Faure Chomón y Joe Westbrook. Y ese mismo día del segundo mes, pero de 1958, hace ahora 55 años, nació en los picos erguidos de la Sierra Maestra, en Altos de Conrado, la emisora radial Radio Rebelde, voz de la Revolución liderada por Fidel y que tuvo en el Che Guevara a uno de sus principales inspiradores.

Tampoco resultó casualidad que el 24 de febrero de 1976 fuera la fecha seleccionada para proclamar la nueva Constitución de la República de Cuba, aprobada mediante referendo por el 97,7 % de la población con derecho al voto. Carta magna de carácter socialista, en su preámbulo proclama el derecho de los cubanos a la dignidad plena del hombre. La misma dignidad y el decoro por los cuales los mambises volvieron a la manigua aquel domingo de 1895, convocados por Martí y aglutinados en el Partido Revolucionario Cubano, obra maestra de unidad política y revolucionaria.

«Yo evoqué la guerra; mi responsabilidad comienza con ella», le había escrito el Apóstol a su amigo dominicano Federico Enríquez y Carvajal, en lo que se considera su testamento político; y consciente de esa responsabilidad histórica vino a Cuba para caer de cara al sol en Dos Ríos, cuando apenas iniciaba la guerra necesaria y de espíritu breve y generoso, como le llamara.

De lo sucedido aquel 24 de febrero de 1895 resultan conocidos la mayoría de los hechos, y a muy pocos cubanos les son ajenos los nombres de Juan Gualberto Gómez, el hombre de Ibarra; Bartolomé Masó, el general del levantamiento armado en Bayate, y los hermanos Lora, protagonistas del famoso Grito de Baire, nombre que asumió indebidamente para sí el levantamiento. Mucho menos, el del general Guillermón Moncada, el gigante de ébano, valeroso y leal, que enfermo de tuberculosis, pero comprometida su palabra, marchó casi moribundo a los campos de Cuba Libre para fallecer el 5 de abril, apenas a mes y medio del comienzo de la contienda bélica.

No obstante, resulta necesario hacer mención de un hecho hoy prácticamente olvidado. Se trata de la proclama que el mismo 24 de febrero de 1895 diera a conocer el general Bartolomé Masó, en Bayate. Escrita de puño y letra del manzanillero, quien llegaría con posterioridad a presidente de la República de Cuba en Armas, sintetiza su ideario patriótico y el de todos los cubanos:

A los españoles

Tanto como nosotros, tendréis que convenir en la justicia de nuestra causa, mas, no debemos llamaros a que nos ayudéis a defenderla; eso queda a vuestro juicio y a vuestra voluntad.

Sí, debéis saber, que mientras no nos seáis hostiles, os consideraremos y trataremos como a cubanos, respetando igualmente vuestros intereses. Y sabed, por último, que al hablaros así, obedezco tanto a mis naturales sentimientos, como al programa de nuestra Revolución.

Queremos la independencia para todos.

Cuartel General, en Bayate, a 24 de febrero de 1895.

(f) Bartolomé Masó

Hoy es de nuevo 24 de febrero. Buen momento para hacer valer las glorias pasadas y ponerlas a brillar con las actuales. Este domingo de 2013, el Parlamento cubano recién constituido elegirá entre sus 612 diputados al presidente, vicepresidente y secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y también escogerá a los miembros del Consejo de Estado, integrado por 1 presidente, 1 primer vicepresidente, 5 vicepresidentes, 1 secretario y 23 más.

Será un genuino acto de democracia, valedero del ideario de quien dio continuidad al grito de Independencia o Muerte de Carlos Manuel de Céspedes, en Demajagua, el 10 de octubre de 1868. Un homenaje sincero al cubano visionario, autor del Manifiesto de Montecristi, programa de lucha de la Revolución del 95, quien escribiera: «Hoy, (…) séanos lícito invocar, como guía y ayuda de nuestro pueblo, a los magnánimos fundadores, cuya labor renueva el país agradecido, y al honor, que ha de impedir a los cubanos mancillar o herir, de palabra o de obra, a los que mueren por ellos».

Linares deja su huella en Vanguardia

Adalberto Linares, destacado caricaturista y humorista gráfico de Melaito, inauguró este lunes 30 de julio un mural suyo por el aniversario 50 de la fundación del periódico Vanguardia. Ubicado en la recepción del semanario villaclareño, la obra recoge la imagen de Fidel Che y Martí y una frase martiana acerca del buen periodismo.

El 9 de agosto Vanguardia, de Villa Clara, cumplirá 50 años de constituido y como parte de las actividades por el aniversario este lunes fue develado en la entrada del periódico un mural con las figuras de Fidel, Che y Martí y una frase alegórica al buen periodismo, obra del pintor y caricaturista de Melaito, Adalberto Linares.

Linares, como se le conoce en el mundo artístico, tiene una reconocidísima trayectoria como humorista y caricaturista y posee múltiples premios a nivel nacional e internacional, con destaque para el humor erótico, uno de sus fuertes.

Más también el Lino, hombre de fina sensibilidad y dotes artísticas, tiene un dominio poco común del retrato, técnica a la que le imprime una naturalidad sorprendente y casi al calco del original.

Ahora en el cumpleaños 50 de Vanguardia, en donde Linares ha trabajado por más de 30 años, nuestro compañero nos regala otra de sus buenas creaciones y deja para la posteridad un hecho artístico que sobrepasa el propio onomástico del periódico.

Momento en que el autor (derecha) y el también humorista y caricaturista Rolando González, Roland, develan la obra.

La obra -inspirada en tres paradigmas del buen periodismo revolucionario- asume la frase martiana que quizás mejor resuma este oficio. Aquella que nos exige la proposición, el estudio, examen y consejo como herramientas clave para el intercambio con los lectores y nos aleja de la falsa complacencia, la aprobación bondadosa o la ira insultante que en nada ayudan a modificar la realidad circundante.

Durante el acto de inauguración del mural –ubicado en la propia recepción de Vanguardia, la periodista Daniela Hernández ponderó las cualidades artísticas del autor y la laboriosidad que puso en el empeño.

También resaltó la importancia de poder contar con una obra de arte que quedará para la posteridad y obligará a todos los periodistas a ser consecuentes con lo allí expresado por Martí.

La joven periodista Daniela Hernández tuvo a su cargo las palabras oficiales de inauguración.

Presentes en la apertura estuvieron los trabajadores del periódico; Yamilé Treto, funcionaria del departamento ideológico del Comité Provincial del Partido, y el consejo de dirección de Vanguardia, encabezado por su director, Arturo Chang.

Realizan mantenimiento en mausoleo de José Martí en Santa Ifigenia

Las tonalidades naturales de las piedras de Jaimanitas, que conforman el Mausoleo del Héroe Nacional Cubano, José Martí, en el Cementerio Santa Ifigenia, serán recuperadas mediante la limpieza y mantenimiento especiales que, en toda su estructura, acomete la Empresa Provincial de Restauración y Conservación.

Al decir del ingeniero Armando Carrión Alonso, jefe del departamento técnico de la empresa, se utilizan desincrustantes, hipoclorito, productos neutralizantes del efecto de los ácidos, y abundante agua a baja presión, para evitar daños en los bloques pétreos.

Concluidos ya en los 14 monolitos que franquean la entrada y la parte frontal del mausoleo, acomete los trabajos una brigada integrada por seis especialistas de la empresa, apoyados por personal de servicios comunales y de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba.

La total terminación, y apertura a los cientos de visitantes cubanos y extranjeros, será antes del 26 de julio, con la reanudación de la guardia de honor en homenaje a Martí.

José Martí, dijo Fidel en su alegato La historia me absolverá, fue el autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada, ocurrido hace 59 años.

De Eduardo Palomares, tomado de Cubasí

20 de mayo de 1957: Manifestación Estudiantil en Santa Clara contra Batista

Hace 55 años, el 20 de mayo de 1957, un grupo de estudiantes de Santa Clara hizo una manifestación de protesta contra los crímenes de la dictadura de Fulgencio Batista, reprimida brutalmente por las fuerzas policiales de la entonces capital de Las Villas. Poco, o nada, se ha publicado de ese acontecimiento histórico, en un mayo del 57 cargado de otros hechos de relevancia, y que cerró con la lamentable muerte, el día 26, de los revolucionarios Agustín Gómez-Lubián Urioste, Chiqui, y Julio Pino Machado.

De izquierda a derecha: Armando Choy, vice-presidente de la Escuela de Comercio, y hoy general de brigada (r); José A. Monteagudo, presidente Instituto Segunda Enseñanza; Hornedo Rodríguez, presidente de la Escuela Profesional de Comercio; José J. Armiñana, entonces presidente de la Escuela Normal para Maestros, y otro dirigente del Instituto de Segunda Enseñanza, de apellido Toscano.

De aquella peregrinación estudiantil el día del nacimiento de la República, que pretendía llegar hasta el Parque de los Mártires, frente a la terminal ferroviaria, y rendir homenaje a José Martí, en el busto que allí existe del Apóstol, queda una foto histórica, tomada en el instante en que los jóvenes pasaban por el Parque Vidal;  convertida hoy en un valioso documento probatorio de aquel acto de valor y justicia.

El profesor José Joaquín Armiñana, quien fuera luego alfabetizador y un excelente profesor de Español, graduado de Doctor en Ciencias Pedagógicas en la antigua URSS, mientras hojea una de sus manuscritos. (Foto: Narciso Fernández)

También, para beneplácito de los amantes de la Historia, se cuenta con el excepcional testimonio de uno de aquellos participantes. Se trata del profesor jubilado José Joaquín Armiñana Ramos, entonces presidente de la Asociación de Alumnos de la Escuela Normal para Maestros de Las Villas, quien, con 74 años cumplidos y  el mismo compromiso de entonces con la Patria, se trasladó desde Cienfuegos, en donde vive con su esposa, hijos y nietos, para darnos a conocer pormenores del inédito suceso revolucionario.

“Esta vez no correremos, nos enfrentaremos a la policía”

Todavía Armiñana tiene grabadas en su mente esas valientes palabras, expresadas por Hornedo Rodríguez, líder estudiantil de la Escuela de Comercio y dirigente principal de la manifestación estudiantil del 20 de mayo de 1957.

“Fueron dichas por Hornedo, en un costado de la Escuela de Comercio, hoy Escuela de Economía Ramón Pando Ferrer, cuando nos congregamos los estudiantes citados para la peregrinación de protesta contra los crímenes de la dictadura.

“Estaba reciente la masacre de Humbolt 7, ocurrida el 20 de abril de 1957, en la murieron los jóvenes revolucionarios Joe Westbrook  Rosales, Juan Pedro Carbó Servía, José Machado, Machadito, y Fructuoso Rodríguez, y apenas habían pasado dos meses de los sucesos del 13 de marzo, con el ataque al Palacio Presidencial y Radio Reloj.

“Asistimos convocados por el compromiso moral de  protestar ante tanto crimen y tanta muerte de gente valiosa, y cumplir, además, con un acuerdo tomado días antes en una reunión nacional de estudiantes de Escuelas de Comercio realizada en Camagüey, que pedía salir ese día hacia las calles, de manera simultánea en todo el país.

“Por eso, el llamado de Hornedo fue tan directo. En esta ocasión, a diferencia de otras, enfrentaríamos a las fuerzas policiales aún a costa de nuestras propias vidas. Incluso, a los más íntimos, nos confesó: “No correremos, y si alguno de nosotros cae, mejor”. No obstante, se dio la posibilidad de irse a los que no estuvieran dispuestos. Ninguno de los convocados lo hizo.

“Subimos por la calle San Cristobal, y al llegar a Colón, al costado de la entonces Plaza del Mercado, hoy Coppelia, doblamos hacia el Parque Vidal. Desembocamos cantando el himno nacional, y frente a la Casa Raúl, actual Video Centro, se nos unieron estudiantes del Instituto de Segunda Enseñanza.

“Fue en ese momento, en que un fotógrafo de apellido Marín, nos hizo la instantánea en la que aparecemos con la bandera cubana y un brazalete negro en el brazo, como prueba de luto por la Patria sufrida.

“En un segundo plano –como también puede apreciarse en la fotografía-, una tela que portábamos con una frase de Joe Westbrook: “Seremos libres o caeremos uno a uno con el pecho constelado a balazos”

A piñazos contra la policía

“Dejado atrás el Parque, enfilamos por Luis Estévez hacia el Parque de los Mártires. Seguíamos cantando el himno de Bayamo y a cada rato alguien gritaba: ¡Abajo Batista! ¡Abajo la dictadura!

“Al llegar a la intersección de la calle Luis Estévez con Conyedo, a dos cuadras de la Terminal de Ferrocarril, tuvimos el enfrentamiento anunciado con las fuerzas del régimen. Un grupo de agentes, todos vestidos de civil, nos fueron encima y atacaron con manoplas y vergajos. A la mayoría, los conocíamos de otras veces en que habíamos estado presos y ellos también sabían quiénes éramos nosotros; al menos, los dirigentes.

“Nos enfrentamos a puñetazos contra hombres armados, incluso hubo algún que otro disparo al aire. Recuerdo ver a Hornedo fajado a los piñazos contra dos de esos esbirros, mientras yo me defendía de uno de ellos.

“Al final, nos dispersamos y cada cual tomó su rumbo, con más o menos magulladuras. Unos pocos, no obstante, recogieron algunas flores dispersas en la calle de un cojín que portábamos para Martí y lograron depositarla en el Parque de los Mártires.”

Armiñana, acompañado de su amigo de la infancia y de la Normal de Maestros, Antonio Florit, participante también de la acción y quien propiciara el encuentro. (Foto: Narciso Fernández)

 

Armiñana concluye así su relato. La emoción de rememorar esos inolvidables momentos de su vida, lo ha transportado más de medio siglo atrás: “Eran tiempos duros, pero hermosos. Luchábamos por un ideal. En mi caso, al frente del alumnado de la Escuela Normal para Maestros, del cual era su presidente desde 1955. Sí, cumplimos con nuestra conciencia y el deber cívico de luchar contra los crímenes y atropellos de Batista. También se cumplió con la palabra empeñada en aquella reunión nacional en Camagüey. Sin ser absoluto,  creo que fuimos los únicos”

Santaclareño José Braulio Alemán: periodista y patriota

Alemán, en sus años de Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1928-1930)

Nació en Santa Clara, el 26 de noviembre de 1864. Periodista. Conspirador en Villaclara a las órdenes directas de José Martí. General de brigada y sub-inspector general del Ejército Libertador. Secretario de la Guerra, electo en la Asamblea de la Yaya, en 1897. Constituyente por Las Villas en 1901 y opositor a la Enmienda Platt.  Gobernador de la provincia de Santa Clara en 1906. Senador de la República durante el gobierno de José Miguel Gómez. Embajador de Cuba en México entre 1926 y 1928 y Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes hasta su muerte, ocurrida el 15 de enero de 1930.

Todo eso, y aún más, pues fue director de varios periódicos, miembro de la Academia de Historia de Cuba, fundador de las Escuelas Industriales y hombre de un profundo y arraigado pensamiento antinjerencista fue José Braulio Cástulo Alemán Urquía, quien naciera hace 148 años y que hoy permanece olvidado por las actuales generaciones de villaclareños y cubanos, desconocedora de sus innegables aportes a la causa independentista; a pesar, incluso, de que una de las calles de la capital de Villa Clara lleva su ilustre apellido.

Por demás, amigo personal y hombre de la entera confianza del Generalísimo Máximo Gómez, quien durante la Guerra del 95 le encomendara importantes y delicadas misiones en defensa del ideal mambí y a quien gustaba llamarle el Sinsonte de Las Villas, por la palabra fácil y florida del general santaclareño.

PERIODISTA DE VERBO VALIENTE

Tres periódicos contra España fundó y dirigió José Braulio Alemán en Santa Clara hasta su partida a la manigua en septiembre de 1895: El Horizonte, La Protesta y La Defensa. Luego, en Cienfuegos, durante la primera  ocupación militar norteamericana (1899-1902), fundaría La Tribuna.

En todos, hizo Pepe Alemán gala de un periodismo valiente, calificado de verdadero látigo contra el despotismo, la tiranía y toda clase de atropellos.  Según Manuel García Garófalo, en semblanza publicada el 17 de enero de 1930, a raíz del fallecimiento del revolucionario: “Su pluma valiente no reconoció nunca valladares y dio mucho que hacer a los tribunales. Por sus briosos escritos moralizadores y patrióticos fue procesado varias veces sufriendo prisión otras cuantas.”  (1)

De un artículo escrito por José Braulio Alemán en La Protesta, publicado el jueves 10 de diciembre de 1886, extraemos las siguientes ideas: “Que la justicia en Cuba solo existe de nombre, no necesita repetirse muchas veces para demostrarlo. Que el Gobierno desconoce nuestras necesidades más apremiantes es cosa que no requiere de gran acopio de palabras para demostrarlo. Es necesario que los hombres honrados, los que aman el nombre de la patria, los que no están vendidos ni amalgamados a los criminales se decidan con la entereza del hombre digno, a echar por tierra las artimañas de los verdaderos enemigos de la nacionalidad, de los criminales de levita.” (2)

Mientras que, en el trabajo titulado La Moneda, del sábado 4 de diciembre del propio 1886, el joven periodista y director afirmaba: “Las medidas tibias, las debilidades de los gobernantes, su poco interés porque el orden y la paz sean un hecho incontrovertible, su defecto a hacer algo que se separe de la rutinaria dominación colonial, son la causa de este desbarajuste en que vivimos, donde ni la ley se cumple, ni se hace cumplir.” (3)

Y ante la réplica de esta acusación por parte de un especulador, Pepe Alemán responde: “La Protesta le dice –muy alto por cierto- que no merece ni siquiera su desprecio y que lo que en ella se escribe por su Director sostenido queda. ¡Y (…) a la prueba!” (4)

En los primeros días de septiembre de 1895, tras haber conspirado de manera activa contra España enmascarado dentro de las filas del Autonomismo, pero en realidad,  siendo representante del Partido Revolucionario Cubano en Villaclara a las órdenes de José Martí, marchó a la manigua dejando atrás las huellas de un periodismo lleno de decoro y amor a Cuba.

Por su importancia, que sea el propio Alemán, quien cuente ese trascendente momento de su vida, en documento original, de su puño y letra, que existe en nuestro Archivo Histórico Provincial: “ 5 de septiembre de 1895: En este día, siendo Diputado Provincial por Villaclara, Secretario Excelentísima  Diputación, Presidente de las Comisiones de Fomento y Asientos de la Provincia, Secretario de la Junta Provincial de Represión de la Vagancia, Vocal de la Comisión Inspectora del Censo Electoral y periodista, me levanto en armas contra el Gobierno Español en combinación con numerosas personas de Villaclara, Cruces, Camarones, San Juan y otros pueblos de la provincia donde por encargo del malogrado José Martí venía trabajando el levantamiento.” (5)

DEFENSOR DE LA JUSTICIA MAMBISA

Con 33 años, Secretario de la Guerra del Gobierno elegido en la Yaya en 1897

El 13 de septiembre, lo ascienden a teniente coronel, Jefe del Regimiento de caballería “Villaclara”, y el 15 de octubre del propio 1895 a coronel, por hechos de armas.

El 10 de mayo de 1896, Máximo Gómez lo designa sub-inspector general del Ejército Libertador. En carta al mayor general Serafín Sánchez, el General en Jefe expuso las razones para tamaña promoción dentro del mambisado: “Las señaladas aptitudes del coronel Alemán, me permiten esperar de sus gestiones resultados favorables al mejor servicio” (6)

En este alto cargo dentro del Ejército Libertador brillaron las cualidades de organizador de José Braulio Alemán, capaz de imponer disciplina y cumplir los deberes asignados. Así lo reconoce el propio Gómez en carta dirigida al santaclareño, fechada en el campamento de Remanganaguas, el 19 de julio de 1896:  “Estoy altamente satisfecho de sus gestiones respecto al exacto cumplimiento y observancia de lo prevenido por el Cuartel General del Ejército Libertador (…) Y espero que sin contemplaciones de ningún género, sin otros respetos y acatamientos que lo que exige la Ley, y Ud. debe al desempeño de su alto cometido, perseverará en la campaña moralizadora que ha emprendido.” (7)

Varios son los sucesos en que el sub-inspector del Ejército Libertador se vio involucrado. Resaltan su exhaustiva investigación sobre el cargamento del vapor Dauntless, caído en manos españolas por la negligencia de los jefes mambises de la expedición y, sobre todo, el llamado Caso Morote, suceso político muy sonado dentro del campo mambí en esos años, y en el que Alemán actuó como Fiscal.

Luis Morote era un periodista español que sin previo aviso llegó al campamento del Generalísimo Máximo Gómez, quien, de inmediato, ordenó su arresto y lo sometió a Consejo de Guerra. Alemán fue enfático en su acusación de espía  y traidor y pidió con energía la pena de muerte. Finalmente Morote fue absuelto y regresó a España.

Muchos años después, en 1928, siendo el santaclareño Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, equivalente hoy a Ministro de Educación, recordó así el incidente: “Sí, hubo momentos en que tuvo miedo. Yo me daba perfecta cuenta del efecto que producían mis palabras; en cambio el no podía imaginar mi estado de ánimo. Yo tenía la convicción plena que Morote no sería condenado. Es más, tuve que fingir la nota para calificar su acto de un delito de espionaje y traición. Sabía perfectamente que Morote no era espía ni traidor. Cumplí con el deber que se me había impuesto. Además, tanto más emocionante y digna de atención sería la sentencia, cuanto más rigurosa fuera mi acusación. Por otra parte debía yo aprovechar la oportunidad que el periodista español me brindaba para reiterar nuestra actitud resuelta y firme, enemiga de toda transacción que no trajese en su seno la Independencia de Cuba, y dispuesta a evitar intrigas y componendas.” (8)

Por sus dotes y capacidades, el general Alemán fue electo Secretario de la Guerra en 1897. Tenía 33 años y había sido designado por el cargo militar de mayor rango dentro de la Revolución, pues según estipulaba en su artículo 31 la Constitución de La Yaya: “EI Secretario de la Guerra será el jefe superior jerárquico del Ejercito Libertador.” No era un improvisado y había dado sobradas pruebas de capacidad y talento. Gozaba, además, de la confianza del General en Jefe.

Producida la intervención militar norteamericana en el conflicto contra España en 1898, Alemán, quien había renunciado antes al cargo, resulta uno de los pocos mambises que avizoró el peligro que representaban los Estados Unidos y el riesgo de licenciar al Ejército Libertador, medida a la que se opuso de manera enérgica: “La anexión, hoy por hoy, es un cuento de hadas que entusiasma  solo a los ilusos. Los despojos de nuestros héroes que blanquean los tristes campos de la patria amada, no pueden ser cobijados –con dignidad- al menos, por más bandera que la enseña libertadora (…) Maldito sería el pueblo de Cuba si otra cosa hiciera; si por su voluntad cambiara de cadenas. Maldito si no supiera desaparecer antes de conformarse con nueva esclavitud.” (9)

HONESTIDAD DURANTE LA REPÚBLICA

Caricatura de Alemán, hecha por Conrado Massaguer cuando el santaclareño era embajador de Cuba en México.

El general José Braulio Alemán fue consecuente con su ideal independentista y pensamiento antinjerencista hasta su muerte a los 64 años de edad. Como miembro de la Asamblea Constituyente de 1901 se opuso siempre a la Enmienda Platt y fue de los 11 cubanos que en la histórica sesión del 11 de junio de 1901 dijo No al engendro jurídico impuesto como apéndice a la Constitución.

Como Gobernador de la entonces provincia de Santa Clara, electo en 1906, tuvo un desempeño, que aunque efímero, ejemplar en el manejo de los fondos públicos y en las medidas que adoptó. Negado a aceptar la Segunda Intervención Militar norteamericana, renunció al  cargo y con su familia marchó a México.

En el telegrama renuncia a William Talf, emitido el 29 de septiembre de 1906, el general santaclareño confirmó su patriotismo: “Reconozco que ya no hay más poder que el del fuerte y en este caso vos lo sois. Vos mismo lo afirmáis dando a la Constitución Cubana que ayudé modestamente a hacer un valor convencional y precario. Servíos resolver a quien entrego.” (10)

Luego fue Senador durante el gobierno de José Miguel Gómez, y él se debió leyes de beneficio al campesinado cubano. Gerardo Machado, con quien había luchado en la manigua, llegado a la presidencia en 1925, lo nombra primero embajador de Cuba en México, entre 1926-1928, y después Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, cargo que ostentaba al morir.

Una anécdota final sirva para calibrar al hombre íntegro que jamás claudicó a sus ideales independentistas y patrióticos. Se trata del enfrentamiento verbal que tuvo vía telefónica con el propio presidente Machado en 1928, cuando este dejó cesanteados a un grupo de funcionarios y periodistas, incluido uno que trabajaba en el ministerio que Alemán dirigía, por haber apoyado una moción a favor de la independencia de Puerto Rico:

Última foto en vida del general de brigada del Ejército Libertador, José Braulio Alemán Urquía.

“La medida que te has propuesto contra los periodistas funcionarios que votaron la proclamación por la independencia de Puerto Rico, es absurda. El gobierno de Estados Unidos no puede en manera alguna hacer responsable al gobierno cubano de un acto ajeno al mismo, donde se reúnen periodistas de diversos países para deliberar. Pero, aunque se enojara, ni tú ni yo, generales de la guerra de emancipación, podemos condenar a los que realizan un acto que recomendó Martí a todos los patriotas: la independencia de Puerto Rico.”

“Esas son exageraciones de quienes hacen una política de servilismo, que tú no puedes adoptar. De todas maneras, te declaro que no estoy dispuesto a cumplir esa disposición. Si ese periodista tiene que salir de su cargo por esa causa, saldré yo también.” (11)

Y ante tan valiente argumentación, Gerardo Machado no solo restituyó a los periodistas cesanteados, sino que en la recepción a los delegados del Congreso de la Prensa Latina, los atendió con particular esmero. El general Alemán estaba a su lado y sonreía…

Así era el periodista y revolucionario santaclareño, al que debemos sacar del lamentable olvido que hoy se encuentra.

REFERENCIAS

(1) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 29.

(2) José Braulio Alemán, La Protesta, en Fondos Raros y Valiosos, Biblioteca Provincial Martí.

(3) Idem

(4) Idem

(5) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 4

(6) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 14

(7) Idem

(8) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 37

(9) Fondo Garófalo, en Archivo Histórico Provincial, expediente 420

(10) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 19

(11) Fondo José Braulio Alemán, en Archivo Histórico Provincial, expediente 36

 

 

Entregan a Cuba acta de matrimonio de José Martí

Un importante documento acaba de entregar la Iglesia Católica a Cuba. Se trata de la partida de matrimonio de José Martí con Carmen Zayas Bazán, efectuada en la Catedral Metropolitana, de Ciudad México, el 20 de diciembre de 1877.

 

 

La Iglesia Católica Mexicana localizó y rescató de sus archivos el acta de matrimonio del cubano José Martí, en la Catedral Metropolitana, y envió una copia al presidente cubano, Raúl Castro.

El embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, recibió de manos del cardenal Norberto Rivera Carrera dos copias del documento, una para ser entregada al presidente de Cuba, y otra para ser conservada por la sede diplomática del país caribeño en México.

En una visita que hizo el diplomático cubano a la Catedral Metropolitana en días pasados, comentó al Arzobispo Primado de México que el cubano José Martí se había casado en la Catedral Metropolitana durante el primero de sus exilios.

El embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, recibió de manos del cardenal Norberto Rivera Carrera dos copias del documento, una para ser entregada al presidente de Cuba, y otra para ser conservada por la sede diplomática del país caribeño en México.El embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, recibió de manos del cardenal Norberto Rivera Carrera dos copias del documento, una para ser entregada al presidente de Cuba, y otra para ser conservada por la sede diplomática del país caribeño en México.

Con base en esa información, el jerarca católico ordenó que se localilzara el acta de esa ceremonia religiosa y tras una búsqueda exhaustiva el documento fue localizado en los archivos del recinto.

De acuerdo con el acta, el 20 de diciembre de 1877 se realizó el enlace matrimonial entre el joven soltero de 24 años, José Martí Pérez y la doncella de 21 años, Carmen Zayas Bazán, luego de cumplir con los trámites religiosos.

Rivera Carrera ordenó hacer copias facsimilares y una vez enmarcadas fueron entregadas esta mañana, en un acto previo a la misa dominical al embajador de Cuba en México, con la encomienda de entregar un ejemplar al presidente de Cuba, Raúl Castro.

(Con información de Notimex)

El embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, recibió de manos del cardenal Norberto Rivera Carrera dos copias del documento, una para ser entregada al presidente de Cuba, y otra para ser conservada por la sede diplomática del país caribeño en México. 

El embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, recibió de manos del cardenal Norberto Rivera Carrera dos copias del documento, una para ser entregada al presidente de Cuba, y otra para ser conservada por la sede diplomática del país caribeño en México.

La ficha técnica para la localización de este documento es:

Archivo Histórico del Arzobispado de México
Partida de matrimonio de José Martí, creador del Partido Revolucionario Cubano, microfilm 248, caja 35, AHAM
141
Don José Martí y Pérez y la señorita Carmen Zayas y Bazan. Asentada a la foja 87 siguientes bajo la partida número 158 [al margen]
En la ciudad de México a veinte de diciembre de mil ochocientos y setenta y siete, yo el bachillero don José C. García Marín estando en la sacristía de esta parroquia a las 6 y ½ de la mañana, asistía la celebración del matrimonio que por palabras de presente hicieron legítimo y verdadero don José Martí y Pérez y la señorita Carmen Zayas y Bazan en presencia de los padrinos y testigos que firman la presente.

José Martí [Firma] Carmen Zayas Bazan [Firma]

Como padrino Como madrina
Francisco Zayas Bazan [Firma] Rosa Zayas de Guzmán [Firma]

Como testigo Como Testigo
M. A. Mercado [Firma] Manuel Ocaranza [Firma]

Presidenta de Brasil rinde honores a José Martí

En el segundo día de su visita oficial a Cuba, la presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff, primera mujer que ocupa la presidencia en el llamado Gigante Suramericano, rindió tributo a la memoria del Héroe Nacional José Martí, al colocar una ofrenda floral al pie del monumento que se levanta en la Plaza de la Revolución.

La primera mujer presidenta de Brasil, con el Che al fondo. Foto tomada en la Plaza de la Revolución José Martí

La jefa de Estado del inmenso país sudamericano recorrió además el Memorial que rinde permanente homenaje al Apóstol de la Independencia de Cuba, y donde recibió información acerca de su vida y consagración a la obra revolucionaria.

Dilma Rousseff asumió la presidencia el año pasado y su visita a La Habana es expresión de las excelentes relaciones entre los dos países, con fuertes vínculos de colaboración en diversas esferas.

Brasil es el segundo socio comercial de Cuba en Latinoamérica y el Caribe, y ha alcanzado un importante peso político y económico en la arena internacional.

(Con información de Radio Reloj)


Patria. 20 años con la verdad martiana en la radio

Comenzaba el año 1992. El llamado período especial marcaba el día a día del cubano. Los apagones se extendían a 16 horas diarias y los alimentos escaseaban. Hacía falta llevarle optimismo al pueblo de Villa Clara e insuflarle confianza en la Revolución.

Diploma que recuerda los primeros años del programa Patría, con su directora y conductora María Leisa Olivera.

Así nació Patria, el noticiero estelar de la emisora provincial CMHW, que hoy, 28 de enero, arriba a su aniversario 20. Transcurridas las primeras dos décadas, sigue en la preferencia del villaclareño y se ha convertido en un referente insustituible en nuestra vida cotidiana.

Hoy no se concibe un salir de casa para el estudio o el trabajo sin antes haberse informado de la realidad de Villa Clara, de Cuba y del mundo, al estilo de esta revista radial que trasciende las fronteras geográficas de la provincia y ha marcado un hito en la radio cubana contemporánea.

Buscamos lema para este periódico, y le llamamos PATRIA

Así escribió José Martí, el 14 de marzo de 1892, el día fundacional de su obra cumbre periodística. Y más adelante, en el propio artículo, significó: «Y cuanto en Patria se escriba ha de nacer con el deseo de aprovechar, con el don inevitable de la palabra, la acción rápida.»

También con el mismo propósito y la misma voluntad de servir al pueblo, tomó el programa el nombre de Patria, innovador espacio que surgió gracias al impulso de Ro­lando Rodríguez Frenes, entonces director provincial de la Radio en Villa Clara, quien propuso la idea.

Samuel Urquía y Minoska Cadalso son los actuales conductores del noticiero Patria, despertar informativo de la audiencia de Villa Clara. (Fotos: Manuel de Feria García)

Cuenta la fundadora y primera directora de Patria, María Leisa Olivera:

«Estábamos en pleno período especial, que es como decirte con carencia de todo, y esta fue la primera razón, esta fue la primera necesidad. Nuestro querido Frenes, ya desaparecido, junto a la periodista y actual directora, María Teresa Valdés, me plantea la necesidad de encontrar  algo apropiado para esta primera hora de la mañana, en que los cubanos debemos comenzar el difícil día.

«El noticiero surge con el nombre de PATRIA gracias a mi esposo Luis Batule, quien me lo sugiere, pues  el 14 de marzo de 1992 conmemoraríamos el centenario del periódico Patria, y queríamos que el ideario martiano fuera el inspirador en esa primera hora para los villaclareños.»

Aquel primer programa rompió esquemas, e incluyó un poema y una canción de Silvio Rodríguez: «La idea de que fuera un noticiero tuvo varios detractores, pues “no había noticias” para completar una hora de transmisión, por lo que se pensó en añadir algunos números musi­cales –aunque solo se hizo el primer día, con un número de Silvio Ro­dríguez– y también recité un poema de una poetisa, si mal no recuerdo, pinareña; «Milagros»;  estaba dedicado a la hija y que provocó polvareda, primero, por el propio hecho de ¡incluir un poema en un noticiero!, y segundo, porque fueron tantas las solicitudes, que lo tuve que repetir.»

Luego Patria iría adquiriendo fisonomía propia y adoptando cánones radiales adecuados a los acelerados cambios tecnológicos que dejaron atrás las viejas máquinas de escribir, los teletipos y la entonces «famosa» sala de conmutación, donde los periodistas-redactores como Rolando Verdece Borrego, Rigoberto Rodríguez y Nelson Morán «barrían» con cuanta noticia hubiera de interés a esa hora tan tem­prana del día.

El director Nelson Morán (a la derecha) y el locutor Franklin Reinoso integraron el colectivo de Patria. (Foto: Tomada del sitio digital de la emisora CMHW)

De acuerdo con el autorizado criterio de María Teresa Valdés, periodista fundadora y actual directora de la Radio en Villa Clara: «Patria surgió en los años duros del período especial para levantar con optimismo al pueblo villaclareño, darle esperanzas y mantenerlo informado de cuanto acontecía en la provincia y más allá. Eso no se ha perdido. Marcar en Patria, o sea, dar a conocer un trabajo periodístico en Patria, ha sido siempre la aspiración de cada periodista de la CMHW, pues saben que la noticia llega con inmediatez a miles de villaclareños y su repercusión resulta mayor que en cualquier otro espacio de la emisora.»

Mientras Enma Luisa Rodríguez, otra de las fundadoras y actual jefa de Información, rememora, no sin cierta nostalgia, aquellos primeros programas en vivo, que ponían a prueba la pericia del reportero: «Llegábamos corriendo a las seis de la mañana y comentábamos en vivo y directo la noticia, a la que se le adicionaba un fragmento de canción, un tema, o una frase martiana acorde con el asunto que abordábamos. Constituía un gran reto para nosotros y para los conductores, pero muy bonito aceptarlo, pues le daba agilidad y dinamismo al trabajo reporteril.»

En PATRIA escribirán el magistrado glorioso de ayer y los jóvenes pujantes de hoy

Inspirados en esa frase martiana, por el estelar espacio matinal han desfilado todos los periodistas y corresponsales de la Reina Radial del Centro. Desde los más avezados hasta aquellos que hacían sus primeras incursiones en el mundo de la radio, incluidos los estudiantes de la carrera de Periodismo.

Y bajo el ala protectora de Patria han crecido como periodistas y personas los hoy experimentados reporteros Jesús Álvarez López, Berta Pulido Francia, Alicia Elizundia Ramírez y Minoska Cadalso Navarro, su actual conductora; todos, fundadores del noticiero. Igual condición ostenta el hoy profesor de la UCLV Marta Abreu, Rafael Her­nández, y el comentarista y narrador deportivo Normando Hernández Castro, quien acude diariamente al programa.

También en estos 20 años de Patria han ganado justo reconocimiento y aprecio del pueblo otro grupo de excelentes periodistas como Abel Falcón Curí, Alexan­der Jiménez Díaz y Xiomara Rodrí­guez. Se incluyen, además, los corresponsales municipales Alberto González, de Encrucijada; Blanca Méndez, de Quemado de Güines, y Evelio Enrique Cruz Domínguez, de Santo Domingo, por solo citar algunos.

A todos ellos se suman los jóvenes de hoy, como decía el Maestro, los egresados de Periodismo, quienes imponen sus bríos y nuevas formas de hacer radio, e impregnan de veteranía y juventud al profesional colectivo de Patria.

Sin que en el recuento merecido falten sus conductores. Siempre dos: una voz femenina y otra masculina. Dentro de las féminas, por orden: María Leisa Olivera, fundadora; Aimara Orizondo, su relevo; Ana Cristina Reyes, Elaine Gimaraes y Minoska Cadalso. En tanto, en las voces masculinas resaltamos a Franklin Reinoso Rivas y a Alfredo Iturria, ambos ya acogidos a la jubilación, y a Samuel Urquía Álvarez; todos ellos, sin distinción, maestros de la locución en Cuba.

Ni queden excluidos los varios directores que ha tenido el espacio, aquellos «hombres orquestas» res­ponsabilizados cada día con «armar el muñeco de Patria». Periodistas con un alto sentido del deber, ese que se cumple sencilla y naturalmente, como nos pedía Martí: María Leisa Olivera, directora fundadora, con casi cuatro años consecutivos; Nelson Morán Gómez, 15 años; y Alexander Jiménez, interino algunos meses en el 2000 y titular desde el 19 de enero de 2011.

No pueden dejar de mencionarse tampoco a los realizadores de sonido Fernando Cachito  Mayea, fundador; Pedro Manuel Peña, Ethian Menéndez y Emilio Rodríguez. Ni a los operadores de audio Teresita García Ramos, Mireya Morán y Sergio Martínez. Otros de los infaltables en el recuento necesario y justo son Nelson Hernández, jefe de Redacción durante años, ya fallecido, y Orlando Sevajanes, jefe de Información, y recién acogido al retiro laboral.

Hitos y anécdotas

Solo en la canción de Carlos Gardel 20 años no es nada. En la vida real resultan suficientes madrugadas y días al pie del cañón informativo de la radio como para acumular miles de anécdotas, buenos y malos ratos.

Rememora María Leisa Olivera: «Podría pensarse que todo fluía a la perfección y nada más lejos de la verdad, pues, como dijo el Apóstol: “Todos los triunfos cuestan sangre. De las venas o del alma”; así que los sinsabores estaban a la orden del día, pero eso era algo natural que el grupo supo sortear. En de­finitiva, el principal mensaje era de amor en toda la extensión de la palabra y Martí nos daba la lección diaria para hablarles a los hombres y mujeres desde “la abundancia del co­razón”.»

El actual colectivo en funciones de trabajo. En la foto aparecen sus locutores Minoska Cadalso Navarro y Samuel Urquía Álvarez, y el periodista Rolando Verdece Borrego. Además, Alexander Jiménez, actual director, y al centro el operador de sonido Fernando «Cachito» Mayea.

Mientras, Alexander Jiménez no deja de recordar aquella vez que el micrófono quedó abierto y todo el pueblo escuchó a Franklin Reinoso diciendo su ininteligible ritual inicial con el que se alistaba cada día para salir al aire: «Muerto un chino con un taponazo. Recogida de locos en Caibarién». Unido, a continuación, de una frase bien cubana, en cuanto Franklin supo del incidente, la que también salió al éter y fue escuchada por la audiencia villaclareña: «Fulano, ¿tú estás comiendo (…)?»

Dentro de los momentos cumbres de Patria sobresale aquel histórico amanecer del 30 de septiembre de 1996, en que sirvió para convocar al pueblo de Villa Clara para reunirse con Fidel en la Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara.

También destacan aquellas memorables jornadas de la llegada de los restos del Che a Santa Clara en octubre de 1997; los distintos actos centrales del 26 de Julio ganados por la provincia, así como las visitas de los principales dirigentes de la Revolución al territorio.

No debe ser tampoco olvidado aquel inédito noticiero del 14 de marzo de 1996, Día de la Prensa cubana, en el que los principales dirigentes villaclareños oficiaron de conductores y periodistas, en un inusual y bien acogido cambio de roles.

En estos veinte años al éter, ha sido testigo de la visita de todos los primeros secretarios del Partido y de los respectivos presidentes de Gobierno, tanto de la provincia como del municipio cabecera. Este propio jueves, 26 de enero, en otra de esas jornadas de diálogo con el pueblo, en vivo, participaron Julio Ramiro Lima Corzo y Jorgelina Pestana Mederos, las principales figuras política y de gobierno en Villa Clara, respectivamente.

Mañana de Patria

Para María Leisa, el programa tiene asegurado el futuro: «El pueblo ha sido el mayor inspirador de este espacio que ha sabido mantenerse durante estos 20 años, enfrentando, no ya el período especial de aquellos años 90, sino estos otros períodos que tienen sus particularidades, contra viento y marea, en frío, calor, ciclones, escaseces y aguaceros; en días de tristezas o alegrías. No todos los días son de fiesta y el reto de siempre de PATRIA es encontrar la poesía de la noticia del día a día».

María Teresa Valdés, actual directora provincial de la Radio, lo considera «un programa insustituible de la CMHW. Se ha ido adaptando en el tiempo, y si ayer fueron los apagones, hoy resulta la lucha contra el mosquito Aedes aegypti. Patria resulta un referente para la labor periodística y se mantiene en la preferencia de Villa Clara».

Nelson Morán, ya jubilado, quien nunca llegó tarde ni faltó en los 15 años en que estuvo como director ni en los casi veinte como redactor de noticias, afirma: «Fue mi proyecto más importante, una escuela y acicate. Su porvenir está garantizado. Tiene un colectivo muy profesional; con un director joven, con capacidad y muchas ideas radiales. También cuenta con dos excelentes conductores como Minoska y Urquía, brillantes en lo que hacen. Para mí Patria va a cumplir no solo 20, sino 30 o 40 años, y más».

Y es que este Patria, el noticiero insignia de la radio de Villa Clara, resulta como su antecesor –aquel periódico fundado por José Martí–, un soldado.

Centenario de la llegada de los restos de Félix Varela a Cuba

RETORNO GLORIOSO A LA PATRIA

Mañana 19 de noviembre se cumple exactamente un siglo del acto homenaje a Félix Varela en el Aula Magna de la Universidad de La Habana por la llegada de sus restos a Cuba. Acá en Villa Clara, en la Universidad Pedagógica que lleva su nombre, está la caja original que contuvo sus despojos mortales.

«Lo que más debe desearse en la isla de Cuba, es que los hombres de provecho, los verdaderos patriotas, se persuadan que ahora más que nunca están en la estrecha obligación de ser útiles a la Patria.”
Félix Varela Morales

El 6 de noviembre de 1911 arribaron a La Habana, procedentes de San Agustín de la Florida, los restos mortales de Félix Varela y Morales, el cubano «quien nos enseñó primero en pensar»,  como lo definiera su alumno y discípulo José de la Luz y Caballero.
A 100 años exactos del importante acontecimiento, Vanguardia rinde homenaje a tan inolvidable pilar de la nacionalidad cubana, cuyo nombre lleva la Universidad Pedagógica de Villa Clara [sita en Santa Clara]. En ese recinto se encuentra la caja original que contuvo los restos del ilustre sacerdote, educador y filósofo, un hecho desconocido por la mayoría, y revelado con la inestimable colaboración de la Cátedra Honorífica Félix Varela, del centro de altos estudios.

MUERTE DE VARELA EN SAN AGUSTÍN DE LA FLORIDA

En febrero de 1853, a los 64 años, fallecía lejos de Cuba el primero de nuestros independentistas. Moría en tierra extraña y en la mayor pobreza el ilustre sacerdote nacido en La Habana el 20 de noviembre de 1788, el profesor de Filosofía en el Seminario de San Carlos y autor de un proyecto antiesclavista presentado en las Cortes Españolas en 1823, que le valiera la pena de muerte y el destierro perpetuo.
En relación con el día de su muerte, la historiografía tradicional lo consigna el 25 de febrero de 1853, y así, precisamente, consta en su acta de defunción. Sin embargo, estudios más recientes inducen a modificarlo para el 18 de febrero, fecha en la cual coinciden la mayoría de los estudiosos de la materia.
Al respecto, en el libro Félix Varela: retorno y presencia, de Heriberto Hernández González, editado por la Casa de Altos Estudios Fernando Ortiz, de la Universidad de La Habana, en 1997, se plantea: «Murió el 18 de febrero de 1853, lo amortajó el cariño de un pueblo extraño al cual también había servido con desvelo. Mientras en la Isla, se le rindió el tributo discreto de un pueblo condenado al silencio por las autoridades coloniales».
Un criterio que también defiende monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal en su obra dedicada a Varela, Señal en la noche. Allí aparece una esclarecedora misiva al Arzobispo de Nueva York, fechada el 26 de noviembre de 1853, en la que se le notificaba día y hora exactos de la muerte del revolucionario cubano: «[…] me toca ahora el triste deber de comunicar a usted la deplorable noticia de que el Padre Varela ya no existe, murió en la noche del viernes 18 del corriente, como a cosa de las 8 y media y su cadáver fue enterrado ayer a las cinco en el cementerio católico de esta ciudad».
Todavía no habían pasado dos meses de su fallecimiento cuando sus miles de discípulos en Cuba, con el auxilio del sacerdote norteamericano Edmund Aubril —última persona que viera con vida al ilustre cubano—, costearon la edificación de una capilla en el cementerio de San Agustín de la Florida, hermosa imitación de la Catedral de La Habana, donde Varela había sido nombrado sacerdote. Su primera piedra fue puesta el 22 de marzo y finalizó su construcción el 13 de abril del propio 1853, día en que los restos de Varela fueron depositados allí y donde permanecieron hasta los inicios del siglo xx.

Capilla en el cementerio de San Agustín de la Florida, construida a imagen y semejanza de la Catedral de La Habana con dinero aportado por sus discípulos en Cuba.

TRASLADO A CUBA Sigue leyendo Centenario de la llegada de los restos de Félix Varela a Cuba