Archivo de la etiqueta: Juan Oscar Alvarado

Villa Clara rememora Huelga General Revolucionaria del 9 de Abril de 1958

Recuerdo de la Huelga General Revolucionaria en Sagua la Grande.

En los mismos escenarios de los sucesos de la Huelga General Revolucionaria del 9 de Abril de 1958, será hoy recordado en Villa Clara tan trascendente acontecimiento de la historia Patria, que costó la vida a 56 hijos valiosos de este territorio central y donde brilló el espíritu patriótico de este pueblo.

Así, la víspera, 8 de abril, los quemadenses rememoraron otra vez la intrépida acción de la guerrilla de Víctor Bordón, que con arrojo asaltó el cuartel de la Guardia Rural del poblado, como también los hijos de Rancho Veloz y Corralillo rindieron homenaje a los jóvenes asesinados por la tiranía de Fulgencio Batista por defender el ideal libertario.

Mientras, hoy 9 de abril, las ciudades de Sagua la Grande y Santa Clara revitalizarán aquella gesta heroica de sus habitantes, cuando al llamado de la huelga general revolucionaria decretado por el M-26-7 lo más valioso de su juventud tomó las calles a los gritos de ¡Abajo Batista! ¡Viva el 26 de Julio! y derramó su sangre generosa en aras de un país más digno y pleno.

Como en ocasiones anteriores, la rememoración de tan significativo acontecimiento servirá para no olvidar a quienes de este territorio central de Cuba murieron en la flor de la vida, tanto en Villa Clara, pues hubo acciones, además, en Ranchuelo, Santo Domingo y Remedios, como en La Habana, donde el caibarienense Marcelo Salado Lastra y el santaclareño Juan Oscar Alvarado Miranda pasaron a formar parte del altar sagrado de la Patria.

También será ocasión propicia para ratificar la fe en la victoria y que por duras que sean las circunstancias siempre habrá espacio para la esperanza, tal y como expresara el principal dirigente de la acción, el ya fallecido Comandante Faustino Pérez:

“El duro revés del 9 de abril (…) se inscribe entre los momentos críticos en que con el espíritu de lucha de nuestro pueblo, el heroísmo de los combatientes y la certera conducción del Comandante en Jefe, transformaron una vez más la derrota en victoria (…)