Archivo de la etiqueta: La Habana

Fidel Castro pasea por La Habana

Foto de EFE.

Esta foto es una copia del original.

La Habana, 21 oct (EFE).- El expresidente de Cuba Fidel Castro se reunió el sábado en La Habana con el exvicepresidente venezolano Elías Jaua, al que acompañó posteriormente al Hotel Nacional de la capital cubana, lo que supone su primera aparición pública desde hace meses y tras semanas de rumores sobre su salud.

Jaua confirmó hoy esta reaparición de Fidel Castro en declaraciones a periodistas en el Hotel Nacional, donde mostró una fotografía del líder de la revolución cubana dentro de un vehículo, sonriente y con buen aspecto.

“El comandante Fidel tuvo la gentileza de recibirnos el día de ayer. Estuvimos cinco horas conversando sobre agricultura, historia, política internacional y, bueno, está muy bien Fidel”, manifestó Jaua.

Tras ese encuentro, el expresidente cubano acompañó a Jaua al Hotel Nacional de La Habana, donde hoy el político venezolano mostró a los medios una fotografía en la que Fidel Castro aparece en el interior de un vehículo con un sombrero de yarey y una camisa de cuadros.

Por su parte, el director del Hotel Nacional, Antonio Martínez, que aparece en esa fotografía con Fidel Castro, comentó a la prensa que encontró al líder cubano “muy alegre, con una sonrisa permanente y hablando de muchas cosas”.

Martínez dio a entender que Fidel Castro compartió unos momentos con trabajadores del Hotel Nacional con los que estuvo “muy afectivo”.

Esta reaparición de Fidel Castro, de 86 años y apartado del poder desde 2006, se produce tras semanas de intensos rumores, principalmente en las redes sociales, sobre un supuesto agravamiento del estado de salud del líder de la revolución cubana.

Las últimas imágenes de Castro son de finales del pasado marzo, cuando se reunió con el Papa Benedicto XVI en La Habana con motivo de la visita pastoral del pontífice.

Además, hace cuatro meses que no publica sus famosas “Reflexiones”, los artículos que comenzó a escribir durante su convalencencia.

Relacionados:

Unos tragos de Havana Club por Fidel Castro

Alex Castro: “El Comandante está bien”

Nota:

He realizado varias llamadas al Hotel Nacional. Me confirmaron que Fidel Castro dialogó con trabajadores del lugar y se mostró muy animado.

A EFE se le olvidó mencionar el mensaje de Fidel Castro a los graduados del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas “Victoria de Girón”, que apareció en Granma el pasado 17 de octubre de 2012.

EFE no menciona en su nota que Alex Castro, hijo de Fidel, dijo unos días antes en Guantánamo que el Comandante estaba bien de salud.

Tomado del blog de Yohandry Fontana


 

Falleció en La Habana el fotógrafo Liborio Noval

 

 

Acaba de conocerse la triste noticia del fallecimiento en La Habana del prominente fotógrafo y amigo Liborio Noval, uno de  los más grandes testimoniantes en imágenes de la obra de la Revolución Cubana y su pueblo.

Nacido el 29 de enero de 1934, Liborio Noval se inició en 1951 en una agencia de publicidad. Trabajó luego del triunfo de la Revolución en la revista INRA y los periódicos Revolución y Granma (fundador de este último). Fundador de la UPEC y de la UNEAC. Corresponsal de guerra en Viet Nam y Nicaragua. Efectuó numerosos viajes al exterior acompañando al Presidente Fidel Castro, entre ellos a España, Brasil, Bolivia, Colomia, México, Brasil, China, Chile, República Dominicana, Venezuela, Malasia y Libia. Más de 30 premios y menciones en concursos nacionales, y tres premios en internacionales.

Su obra fotográfica aparece publicada en varios libros, entre ellos “A pesar de…” (sobre Viet Nam) e “Instántaneas” .En este último, lanzado en 1999, se recogen 77 imágenes de Fidel Castro a lo largo de 40 años. En el libro “Cien imágenes de la Revolución”, 15 de ellas fueron captadas por este fotorreportero.Premio Nacional de Periodismo “José Martí” por la obra de la Vida,Premio Olorum Cubano (Dios del Sol) en el año 2000, otorgado por la Junta Directiva del Fondo Cubano de la Imagen Fotográfica. Medalla Alejo Carpentier, del Ministerio de Cultura. Réplica del Machete de Máximo Gómez.

Tomado de Cubadebate

 

Fidel y Benedicto XVI sostienen amistoso encuentro

Poco después de concluida la multitudinaria misa que ofició en la Plaza de la Revolución, el Papa Benedicto XVI recibió en la Nunciatura Apostólica en La Habana al líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz.

Tomado de Cubadebate

Fidel llegó a las 12 y 20 pm a la sede de la Nunciatura y allí lo acogió el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede, con quien se había encontrado anteriormente en Cuba cuando el segundo en la jerarquía vaticana visitó nuestro país.

Durante el encuentro con el Papa, que se extendió por media hora, Fidel le explicó al sumo pontífice que había seguido todos los acontecimientos de su viaje a nuestro país a través de la televisión cubana y se interesó por detalles de la liturgia de la Iglesia Católica.

El Papa Benedicto XVI agradeció las muestras de cariño que había recibido en Cuba y le explicó sobre el sentido de sus viajes por el mundo para confirmar en la fe a los cristianos, así como el servicio de la iglesia a los pueblos.

Ambas personalidades intercambiaron animadamente sobre temas ecológicos, culturales, científicos, religiosos y sobre los graves problemas que aquejan a la humanidad. Fidel solicitó al Papa que le envíe algunos libros sobre esos temas que tanto le interesan.

En conferencia de prensa en La Habana, el vocero del Vaticano Federico Lombardi, aseguró que el encuentro entre el líder de la Revolución cubana Fidel Castro y el Papa Benedicto XVI fue “muy cordial” y resaltó el buen ánimo y la jocosidad de ambos.

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Estudios Revolución/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Fidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ CubadebateFidel Castro y Benedicto XVI en la sede de la Nunciatura Apostólica. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

Benedicto XVI en La Habana

A las 12:02 pm, hora local (17:00 GMT), tocó la pista del Aeropuerto José Martí el avión de Alitalia que trajo a su Santidad Benedicto XVI a La Habana,  procedente de Santiago de Cuba. En horas de la tarde, hará una visita de cortesía a Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en el Palacio de la Revolución.

El Cardenal Jaime Ortega y Alamino estuvo al pie de la escalerilla del avión de Alitalia que le condujo de Santiago de Cuba a la capital cubana. Un grupo de niñas y niños vestidos con trajes nacionales le dieron la bienvenida y le obsequiaron flores.

Miembros del clero cubano, como Monseñor Ramón Suárez Porcari canciller de la Arquidiócesis de San Cristobal de La Habana y Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, participaron en el recibimiento al igual que autoridades gubernamentales, entre ellas Caridad Diego, encargada de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

A las 12:16 pm, un auto de protocolo llevó a su Santidad hacia la Nunciatura Apostólica y posteriormente, a las 5:30 pm, hará una visita de cortesía al Presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución. Y más tarde, a las 7.30 pm, mantendrá un encuentro y una cena con los obispos cubanos y el séquito papal en la Nunciatura de La Habana.

El miércoles, a las 09.30 horas, el Papa celebrará una misa multitudinaria en la Plaza de José Martí de La Habana.

Despedido por las principales autoridades de la provincia santiaguera (a 900 km de la capital), había partido hacia La Habana el Papa Benedicto XVI, quien realiza una visita pastoral y oficial a la Isla, y está a punto de llegar a La Habana para reunirse con el Presidente Raúl Castro.

Temprano en la mañana de hoy, el también Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano saludó cordialmente a una multitud de personas que lo recibió en el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad, en el poblado de El Cobre, a unos 22 kilómetros de la cabecera provincial.

“Hagan saber a cuantos se encuentran cerca o lejos que he confiado el futuro de su Patria, avanzando por caminos de renovación y esperanza, para el mayor bien de todos los cubanos”, expresó el prelado.

Dijo que ante la Virgen se acordó, de modo particular, de los descendientes de aquellos que llegaron a la Isla desde África, así como también de la cercana población de Haití, que aún sufre las consecuencias del terremoto ocurrido hace dos años.

Allí, donde se resguarda la imagen de la Santa Patrona de Cuba, ahora adornada con la Rosa de Oro que le ofreció el obispo de Roma, el peregrino encendió un cirio y rezó a los pies de la Virgen Mambisa.

Cerca del mediodía, Benedicto XVI llegará a La Habana, donde continuará su apretada agenda.

En horas de la tarde, hará una visita de cortesía a Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en el Palacio de la Revolución.

En la mañana del miércoles, el Sumo Pontífice oficiará una misa en la Plaza de la Revolución José Martí, de la capital cubana, donde miles de personas acogerán al Santo Padre con respeto y civismo.

(Con información de la AIN y Cubadebate)

Jóvenes bailarines dan la bienvenida a Benedicto en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ APJóvenes bailarines dan la bienvenida a Benedicto en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ AP

El Papa llega a la La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ APEl Papa llega a la La Habana. Foto: Gregorio Borgia/ AP

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZEl Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZEl Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/El Papa Benedicto XVI es recibido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba el 27 de marzo de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/

Mensaje del Cardenal Jaime Ortega al pueblo de Cuba con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI

Ante todo agradezco a la Televisión Cubana esta oportunidad para comunicarme con mis amigos y hermanos de Cuba sobre esta ya cercana visita del Papa Benedicto XVI a Cuba.

Se ha hablado ya de su visita, hemos visto en la prensa los primeros informes acerca de su condición, del momento en que él vendrá, de las celebraciones que tendrá, pero se impone una pregunta al principio: ¿Por qué el Papa viene a Cuba?

Para esto tenemos que tener en cuenta, según mi parecer, la visita pastoral que el Papa Juan Pablo II hizo a nuestro país hace 14 años. En aquel tiempo, el Papa Benedicto XVI era simplemente el Cardenal Ratzinger que estaba al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe.  El no acompañó al Papa en la visita pero la visita a Cuba del Papa Juan Pablo II no fue realmente una visita más. En cualquier tipo de resumen, de compendio de la actividad papal, sea cinematográfico, sea gráfico, sea histórico simplemente escrito, hay una mención a la visita a Cuba entre aquellas que fueron como  paradigmáticas.

La visita del Papa Juan Pablo II fue muy esperada. Era la primera visita de un Papa a Cuba. Las condiciones especiales de nuestro país hacían que la mirada del mundo estuviera muy fija en aquella visita, y después los comentarios en la Santa Sede, la apreciación de la Iglesia en Roma fue una apreciación alta, positiva y, al mismo tiempo, comentada ampliamente, en lo cual intervino el Papa Benedicto XVI, entonces simplemente Cardenal Ratzinger, acogiendo todo aquel eco y aquel paso del Papa por Cuba. De manera que algo quedó en su corazón.

Desde el comienzo de su pontificado, ya en la primera ocasión que yo tuve un contacto con él, vamos a decir que como Cardenal he tenido ese privilegio, al mismo tiempo doloroso porque ha muerto un Papa, pero único en la vida de un cardenal de participar en la elección de un sucesor, de aquel Papa Juan Pablo II tan querido en el mundo entero. En aquella ocasión, cuando ya él, el Papa había sido nombrado, cuando ya él después del último momento que se dijo el nombre de Ratzinguer estalló un aplauso al ver que tenía las dos terceras partes de los votos necesarios para ser elegido, en ese momento el Papa recuerdo cómo bajó la cabeza como estremecido, como alguien que tenía un peso inmenso. Después fue, se cambió, vino ya el momento en que él explicaba su aceptación y el nombre que había elegido, Benedicto, y después vino nuestro ir a ofrecer al Papa nuestro homenaje y nuestra obediencia de Iglesia. Me arrodillé delante de él, él tomó mis manos y me dijo palabras muy cariñosas –vamos a decir así- para Cuba.

Esto fue el primer signo de esa especie de presencia que ha tenido –como me decía después el Secretario de Estado- Cuba en su corazón desde el inicio de su pontificado, como lugar que él deseaba visitar.

Cuando ya fui a Roma en otra ocasión, y lo encontré y hablé de la invitación para que viniera a Cuba, él decía que era ya un hombre mayor, que ya él no podía pensar en tantos viajes como el Papa Juan Pablo II. Sin embargo, más adelante, al volverle a insistir en otras ocasiones, me decía siempre: “Si Dios quiere”.  En una ocasión me dijo con alegría cómo el presidente Raúl Castro lo había invitado a venir a Cuba. Yo creo que él siempre tenía su proyecto. América Latina tiene muchos países católicos, países de gran extensión y de gran población católica, pero el Papa quiso, sobre todo después de venir a Brasil, lugar donde él estuvo por primera vez en América Latina, quiso venir también a México, y no pudo en aquella ocasión de la fiesta mundial de la familia debido a que la altura de la Ciudad de México no le convenía y los médicos le dijeron que no debía ir. Tenía pendiente este viaje y ahora al tener esta oportunidad de venir a México incluyó a Cuba, que es un pequeño país de América Latina, en su recorrido.
Lo quiso incluir porque desde siempre tenía este deseo en su corazón, pero ahora tenía una oportunidad extraordinaria: celebrábamos en Cuba los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. Es un Año Jubilar. Los cubanos están peregrinando este año al Santuario del Cobre, todos para visitar a la Patrona de Cuba y él quiso venir como peregrino.  Ese es el motivo del lema que se ha escogido para esta visita: “Peregrino de la Caridad”.

Para él era también entusiasmante esta última decisión de incluir a Cuba en su viaje a México porque en Roma, allí en la Santa Sede, había un seguimiento de todo lo que ha sido la preparación de este año jubilar con la gran misión que recorrió toda Cuba llevando a la Virgen Peregrina de la Caridad hasta los últimos rincones del país.  Había un interés grande en esta peregrinación, porque el Papa está empeñado en revivir la fe de países ya cristianizados antes pero que necesitan una nueva evangelización, y veía en esta misión una verdadera muestra de lo que es revivir la fe de un pueblo.

Miles y miles de cubanos, millones diría yo, salieron al encuentro de la Virgen. No es el número lo que nos ha impactado; es las muestras de religiosidad de ese pueblo. Es ver a aquellos cubanos que salían de los cruces de caminos haciendo la señal de la cruz, arrodillándose al paso de la virgen, levantando sus brazos en oración, todo esto incluso nos lo han pedido que lo relatemos con detalles a la Santa Sede para hacer una especie de compendio, de libro, que sea ilustrativo para América Latina, y no sólo para América Latina, me decía el Cardenal Prefecto de la Congregación de los Obispos en carta escrita a mí en el mes de noviembre, sino también un poco para el mundo entero. Porque yo creo que había en esa misión algo que era el revivir de una fe dormida, de una fe que está quizás un poco borrada, pero que estaba presente en el corazón del pueblo. Y el Papa entonces siente que viene a confirmarnos en esa fe, que viene a reafirmarnos en esos valores cristianos que esa fe sembró en nuestro país.

Ahora vamos a hablar no tanto de qué es el Papa, de esto se ha hablado un poco ya en los medios de comunicación de Cuba. El Papa es aquel que rige la Iglesia, pondré yo un acento muy breve en esto. El Papa para nosotros en la fe cristiano católica es el vicario de Jesucristo. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir, el que hace presente a Jesucristo, el que hace las veces de Jesucristo. Cuando hay alguien que está ausente en un cargo en la Iglesia, que está ausente por un tiempo, hay aquel que hace las veces del ausente, es el vicario el que lo sustituye, hace presente así a Cristo.

El Señor Jesús creó una Iglesia, creo un grupo, el Grupo de los Doce Apóstoles. En ese grupo el nombró un jefe. El estaba creando una comunidad, estaba formando lo que sería el núcleo de lo que sería la Iglesia. Cuando forjó esa comunidad, le puso al frente a uno de esos apóstoles, Pedro. Pedro fue el nombre que él le puso, porque se llamaba Simón. Pero él le dijo: Ahora tú serás Piedra, Pedro, y sobre esta piedra yo edificaré mi iglesia, y las puertas del Infierno nunca vencerán esta iglesia que yo te confío a ti, de la cual te doy como las llaves.  Entonces Pedro tiene esta misión en la Iglesia. Ya una vez de pasada la muerte de Jesús en la cruz, resucitado se aparece a Pedro y le dice: Pedro, ¿me quieres?, tres veces se lo pregunta. Y él dice: Sí, señor, tú sabes que te quiero. Ya él responde un poco impactado: Apacienta a mis corderos, apacienta a mis ovejas, cuida del rebaño, pastoréalo.

Entonces esa es la misión de Pedro en la Iglesia. Pero no es una misión para él solamente. Si el Señor dijo a los discípulos: Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo, y vayan hasta el fin del mundo y anuncien el evangelio, esa iglesia que el fundó tenía que durar siempre y el cargo de Pedro no podía morir con él. Entonces había que nombrar un sucesor, y se ha nombrado siempre, de distintos modos, un sucesor de Pedro. El Papa es el sucesor de Pedro, el que hace que continúe la misión que Cristo le confió a Pedro de hacer a Cristo presente en el mundo.
El Papa debe por lo tanto tener esta misión y como esto viene a Cuba, para cuidar de ese rebaño. Aquel mandato es para él: Cuida mis ovejas, apacienta a mi rebaño. Es el mandato del Señor para Pedro el que él cumple en su persona.

Ahora, ¿cómo es este Papa? Porque no solamente qué es el Papa sino cómo es él. El Papa es un intelectual, el Papa de la razón. Es un hombre que tiene una vocación para la ciencia teológica y a eso dedicó su vida. Fue sacerdote –claro está- y profesor de universidad, distinguidísimo.
Cuando llegó aquella magna reunión de la Iglesia Católica en los años 60, que se llamó el Concilio Vaticano II, cuando el Papa estuvo durante tres años, cuatro años prácticamente, al frente de la Iglesia reuniendo a todos los obispos del mundo, allí estaba él, el teólogo Ratzinger, como el consejero de aquella gran reunión. Después, más adelante,  fue nombrado obispo, Arzobispo de Munich, en Alemania, su patria natal, y cardenal más tarde. Y después ya el Papa Juan Pablo II lo nombró a él colaborador suyo inmediato y lo puso al frente de la doctrina de la fe.

El hombre de la razón ahora tenía que dedicarse al otro tipo de conocimiento que tiene el ser humano, que es el de la fe. Hay dos modos de conocimiento en el hombre: el de la razón y el de la fe, y los dos tienen una fuerza muy grande. Si la razón ha desarrollado el mundo y ha creado civilizaciones, la fe también lo ha hecho. Y Fe y Razón juntas han sido capaces de crear la gran civilización occidental, Biblia y mundo griego de filósofos y de pensadores son inseparables en esta civilización nuestra. Pero él que era hombre de escuela, de razón, de filosofía, de pensamiento, tiene ahora que ser el que está al frente de la congregación que cuida de la doctrina de la fe, es decir, de ese otro modo de conocimiento que nos viene dado por Dios, la revelación. Y la revelación es lo que la Biblia nos presenta. Lo que después la tradición recoge y nos entrega.

La revelación es algo que viene de Dios y no puede ser alterado. En un mundo donde hay desde el punto de vista filosófico tanto movimiento, hacia un sentido o hacia el otro, con respecto a lo que es la verdad, es un riesgo muy grande que este mismo movimiento se introduzca en el campo de la fe, aun en el campo del pensamiento.  El Papa Benedicto XVI es el Papa de la Verdad. Porque en su condición de científico del pensamiento teológico, él sabe que no hay ciencia sin verdad. Nadie puede llegar a un nuevo descubrimiento científico si no llega a la verdad de las cosas. Nadie puede llegar a un tipo de conclusión válida acerca de un diagnóstico de la realidad si no llega a la verdad de las cosas. Es decir, el ser humano tiene que buscar la verdad y él ha sido un defensor de esta causa, del buscador de la verdad.

El mismo se pregunta en uno de sus escritos: ¿en nombre de la verdad cuántas injusticias y cuántas cosas malas se han hecho? Es verdad, es cierto, porque en nombre de la verdad muchas veces relativizada, la verdad de este o de aquel, se puede llegar a un relativismo que cada uno reclame su verdad y podamos entonces llegar a un laxismo en el sentido ético por el cual nosotros somos indiferentes a cualquier tipo de pensamiento y nuestra actitud ante la vida se vuelve acomodaticia, variable, o podemos llegar a un absolutismo o a un verdadero régimen totalitario o tirano cuando alguien cree que tiene una verdad y es esa.

No es eso lo que el Papa propone con respecto a la verdad. Ninguno de esos dos excesos puede ser aceptado. La verdad es la que es y yo no puedo ni seguir esas corrientes de verdades todas individuales y subjetivas, que son variables, ni puedo someterme a una verdad erigida como totalidad en la cual yo tengo que encontrar como el único modo de sentir y de pensar. El Papa es este guardián de la verdad. Que nosotros lo recibamos así, como aquel que viene a traernos toda esta verdad, toda esta búsqueda… Buscador de la verdad es lo que quiere él que nosotros seamos, porque ahí nos podemos encontrar todos los seres humanos. Porque cualquiera tiene una parcela, una parte de esa verdad.

El viene así a traernos todo esto, a traernos también un corazón muy pastoral. El Papa viene a hacernos una visita pastoral. A cumplir el mandato que Jesús dio a Pedro: Apacienta a mis corderos, apacienta a mis ovejas. El viene a traer esto con un verdadero corazón de pastor. Conozco esta actitud -yo diría  cariñosa- del Papa en el trato con las personas. El hecho de haberlo presentado como un alemán, como un hombre de razón, como un intelectual de universidades, puede hacer que algunos crean que es aquel hombre de la disciplina, de la fe que debe ser custodiada siempre, cargo que ejerció durante muchos años. Pero esto es algo que impactó a los obispos de Cuba cuando visitamos Roma y él era el cardenal que estaba a cargo de la doctrina de la fe. Teníamos que ir a los distintos ministerios que tiene la Iglesia en nuestra visita que cada cinco años tenemos que hacer a Roma para informarnos, rendir cuenta de cómo marcha la Iglesia, etc.

Al llegar a la doctrina de la fe en Cuba no había grandes problemas en este sentido y pensábamos que sería un trámite formal, pero aquel Cardenal Ratzinger, hoy Papa, nos recibió con un afecto, con una simpatía, con un deseo de saber sobre nosotros sobre nuestra vida, sobre nuestro sistema social, sobre cómo andaban las cosas en Cuba, nos acogió de tal modo que era la última de nuestras visitas en Roma y salimos diciendo es la mejor de todas, nadie nos ha acogido y nadie ha estado tan interesado en nuestra vida y en nosotros como este hombre. Bueno, ese hombre es el que llegó a ser el Papa de la Iglesia, el que ahora viene a visitarnos.

Recuerden que al principio les decía que él se quejaba un poco en el primer momento de la edad que tenía. Después de esto él fue a Australia, fue al África, ha viajado y ahora viene a Cuba. Ya viene con 84 años, casi a punto de cumplir 85. Es un hombre de mucho sentir humano, de mucho corazón, y así va a venir a visitarnos a nosotros.  Y yo creo que nuestra respuesta debe ser adecuada a este interés que él mostró.

Ahora en nuestra última reunión en Roma, hace unos días, cuando se crearon nuevos cardenales, estaba yo en la reunión de la mañana y al terminar él –estaba yo como en la tercera fila- que recogía sus papeles de la sesión de la mañana para irnos ya a la hora del almuerzo, levantó la vista y me vio, y entonces me llamó, con una sonrisa, de tal manera que fui yo el primer cardenal que fue a saludar al Papa aquel día. Y entonces con gran afecto me tiende la mano y me dice: Nos vemos en La Habana. Yo creo que para mi fue… El no puede hablar mucho con todo el mundo porque tiene mucha gente con quien hablar. Pero esas palabras que él me  dirigió al final indican todo su deseo, sus simpatías, sus ansias de visitarnos y de cumplimentar nuestra invitación y de venir como peregrino a Cuba en este año jubilar.

Los invito a todos para que estén con el, tanto en Santiago, a ustedes los santiagueros, como a ustedes, los habaneros, a estar aquí. Los  de otras provincias pues en la medida que el transporte se les facilite y tengan fuerzas para esto pues también. Si no, pues en la televisión podrán seguir su presencia entre nosotros.

Que el Señor nos conceda un buen tiempo y una presencia del Papa en Cuba que dejará esa huella espiritual no contabilizable, no reducible a estadísticas, pero que será siempre también en nuestro corazón, en el espíritu del pueblo, porque en último término la espiritualidad del pueblo es tan importante, muchas veces, como sus necesidades materiales.

Que el Señor los bendiga a todos.

Melaítos de Villa Clara en expo en La Habana

La exposición de caricaturas De Villa Clara te traigo el melao, de la publicación humorística Melaíto, de la central provincia, quedó inaugurada en la galería de arte Teodoro Ramos del municipio Cerro, en La Habana.

Se trata de una selección de obras realizadas en los últimos años, sobre temas que abarcan el costumbrismo, crítica a las actitudes negativas de la sociedad, el cuidado al medio ambiente y humor general.

La muestra estará expuesta al público del 15 de marzo al 15 de abril, y los organizadores de la galería de arte expresaron su interés de llevar nuevas obras de Melaíto a esa institución cultural, cada dos años, hasta convertirla en una tradición.

La colección de 46 cuadros en colores de mediano formato, incluye trabajos de Alfredo Martirena, Adalberto Linares, Rolando González (Roland), Janler Méndez y de Pedro Méndez, quienes escogieron sus propios trabajos, muchos premiados en festivales y salones de humor gráfico.

El director de la publicación humorística, Pedro Méndez, se manifestó sobre la importancia que le concede a esta manifestación artística, el humor , a través de la caricatura, es la manera más sutil de trasmitir las ideas, del gusto de niños, jóvenes y adultos, quienes las reciben con agrado, y además de divertir, los motiva a reflexionar.

Los integrantes del colectivo de Melaíto, participan en diversos concursos nacionales e internacionales del género, en los que con regularidad obtienen premios y menciones. También colaboran con órganos de prensa del país y en el extranjero, publican libros de humor, y realizan murales con motivaciones del gracejo popular que aportan belleza a las ciudades del territorio.

Tomado de http://jrisquet.blogspot.com

Cuba decreta receso laboral por visita del Papa Benedicto XVI

Facilidades laborales en las provincias de Santiago de Cuba y La Habana del 26 al 28 de marzo, para la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba.

 

 

Cuba decretó receso y flexibilidad laboral en las provincias de Santiago de Cuba y la Habana del 26 al 28 de marzo, para que los trabajadores puedan asistir al recibimiento y misas del papa Benedicto XVI, informó este sábado la Gaceta Oficial.

Una resolución firmada por la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González, prevé que las administraciones de los centros laborales faciliten la participación organizada “de sus trabajadores en el recibimiento que el pueblo brindará al Sumo Pontífice en Santiago de Cuba, el lunes 26 de marzo y la despedida en La Habana, el miércoles 28″.

En ambos casos, “se les abona el salario básico correspondiente a la parte de la jornada de trabajo que se utilice a ese fin”.

También consigna que los centros de trabajo de La Habana y Santiago de Cuba “y en los municipios aledaños” a esas provincias “recesan sus actividades parte de la jornada del día en que el Papa oficie la misa en cada territorio, sin afectación al pago del salario básico que corresponde en cada caso”.

Benedicto XVI llegará a Santiago de Cuba procedente de México, el día 26 y será recibido por un cordón humano de 7,6 km desde el aeropuerto a la ciudad, 900km al sudeste de La Habana, donde oficiará una misa en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo.

Los organizadores prevén la participación de más de 100.000 personas en ese oficio religioso.

El 27 el Papa viajará por avión hasta La Habana, donde se tributará un recibimiento a lo largo de 17km, desde el aeropuerto hasta la Nunciatura Apostólica. Ese mismo día será recibido en el Palacio de la Revolución por el presidente Raúl Castro.

El 28 el Pontífice oficiará una misa en la Plaza de la Revolución José Martí, con capacidad para un millón de personas, para después emprender el regreso a Roma.

(Con información de AFP)

Ocupantes ilegales de templo en La Habana salieron sin resistencia, afirma Arzobispado

Resuelto el incidente de la ocupación ilegal del Santuario Diocesano y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana. Los trece ocupantes salieron de manera pacífica.

 

 

Comunicado del Arzobispado de La Habana

En horas de la noche de hoy, jueves 15 de marzo, tras más de cuarenta y ocho horas de permanencia ininterrumpida y no autorizada en el interior del Santuario Diocesano y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana, los trece ocupantes fueron retirados de ese sagrado lugar.

En las primeras horas de su permanencia en el templo, y durante uno de los diálogos sostenidos con los ocupantes, el canciller de la arquidiócesis, monseñor Ramón Suárez Polcari, les había manifestado la promesa del Cardenal Jaime Ortega de que serían conducidos a sus casas bajo la protección de la Iglesia y que nada atentaría contra su seguridad, pues esa había sido la solicitud del Cardenal a las autoridades correspondientes. Los ocupantes respondieron entonces que no desconfiaban del Cardenal Ortega, pero sí de la palabra dada a este por las autoridades del país. Sin embargo, afirmaron que si esas mismas autoridades acudían a decírselo personalmente lo creerían.

No obstante, los esfuerzos unilaterales de la Iglesia por poner fin a esta situación continuaron. Nuevamente en la noche del miércoles 14 de marzo, el canciller del Arzobispado de La Habana se presentó en el templo, y en compañía del padre Roberto Betancourt, rector del Santuario, les reiteró la invitación a salir voluntariamente. No faltó tampoco la exhortación de los fieles católicos, quienes no han podido escuchar misa los días miércoles y jueves. Otras invitaciones a poner fin a la ocupación se repitieron en la mañana y la tarde de hoy. La respuesta del grupo siempre fue negativa.

Por este motivo, en uso de la autoridad y facultad que le compete, el Cardenal Jaime Ortega se dirigió a las autoridades correspondientes para que invitaran a los ocupantes a abandonar el Santuario y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana. Se tuvo en cuenta, además, la propuesta de los mismos ocupantes de ser visitados directamente por las autoridades para recibir garantía de su seguridad. Esta solicitud del Cardenal Ortega a las autoridades reiteraba salvaguardar la integridad de estas personas.

La acción de poner fin a la ocupación se inició a las 9:00 p.m. hora local, duró menos de diez minutos. Los trece ocupantes fueron invitados a salir del templo y no ofrecieron resistencia. Los agentes que ejecutaron la operación habían asegurado a la Iglesia que no portarían armas, que trasladarían inicialmente a las trece personas a una unidad policial y que después los llevarían a sus casas. Igualmente aseguraron que no serían procesados por este hecho.

Se pone fin así a una crisis que no debió nunca producirse. La Iglesia confía que hechos semejantes no se repitan y que la armonía que todos anhelamos pueda realmente alcanzarse.

Orlando Márquez Hidalgo
Oficina de Prensa del Arzobispado de La Habana
La Habana, 15 de marzo de 2012

Presidente Chávez se recupera

Testimonio gráfico de la recuperación del presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías.

Fotos: Prensa Presidencial, Venezuela

El Presidente Hugo Chávez continúa recuperándose en La Habana de una intervención quirúrgica practicada por el mismo equipo médico que le extirpó, hace algunos meses, un tumor maligno. En las últimas horas, el líder bolivariano recibió al Presidente Juan Manuel Santos, quien visitó Cuba para abordar con su homólogo Raúl Castro, y el propio Chávez, el tema de la exclusión de nuestro país de la Cumbre de las Américas, entre otros asuntos.

Ahora Cubadebate ofrece a sus lectores testimonio gráfico de la salud de Chávez. En las fotos aparece con sus hijas, y en una de las imágenes acompañado también por el canciller venezolano Nicolás Maduro.

chavez1-tr

El Presidente Chávez con sus hija María Gabriela. Foto: Prensa Presidencial, Venezuela

chavez2tr

El Presidente Chávez con su hija María Gabriela y el Canciller Nicolás Maduro, en La Habana. Foto: Prensa Presidencial, Venezuela

chavez3-tr

El Presidente Chávez con sus hijas Rosa Virginia y María Gabriela. Foto: Prensa Presidencial, Venezuela

chavez4-tr

El Presidente Chávez con sus hijas Rosa Virginia y María Gabriela. Foto: Prensa Presidencial, Venezuela

chavez5

El Presidente Chávez con su hija Rosa Virginia. Foto: Prensa Presidencial, Venezuela

(Con información de @tmaniglia)

Presidenta de Brasil rinde honores a José Martí

En el segundo día de su visita oficial a Cuba, la presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff, primera mujer que ocupa la presidencia en el llamado Gigante Suramericano, rindió tributo a la memoria del Héroe Nacional José Martí, al colocar una ofrenda floral al pie del monumento que se levanta en la Plaza de la Revolución.

La primera mujer presidenta de Brasil, con el Che al fondo. Foto tomada en la Plaza de la Revolución José Martí

La jefa de Estado del inmenso país sudamericano recorrió además el Memorial que rinde permanente homenaje al Apóstol de la Independencia de Cuba, y donde recibió información acerca de su vida y consagración a la obra revolucionaria.

Dilma Rousseff asumió la presidencia el año pasado y su visita a La Habana es expresión de las excelentes relaciones entre los dos países, con fuertes vínculos de colaboración en diversas esferas.

Brasil es el segundo socio comercial de Cuba en Latinoamérica y el Caribe, y ha alcanzado un importante peso político y económico en la arena internacional.

(Con información de Radio Reloj)