Archivo de la etiqueta: Playa Girón.

Hija de Che Guevara asiste a estreno de sinfonía a su padre

 

 

La pediatra cubana Aleida Guevara, invitada a Francia para el estreno de una sinfonía en honor a su padre, Ernesto Che Guevara, dijo que gracias al entrenamiento militar que recibió sabe disparar “bastante bien”, y si le tocara defendería a Cuba con las armas, “palmo a palmo”.

El embajador cubano en París, Orlando Requeijo, presentó a Aleida Guevara reconociendo que por su filiación “ella tiene una responsabilidad pesada y honorable”.

“Ustedes conocen la consigna: el pueblo unido jamás será vencido, pero nosotros decimos el pueblo armado jamás será aplastado”, declaró la pediatra el miércoles en la noche en la sala ‘Alejo Carpentier’ de la embajada de Cuba en París.

Aleida Guevara March fue invitada por la asociación “Cuba sí France” para asistir al estreno este jueves, en la ciudad francesa de Amiens, célebre por su arte, historia y catedral gótica, al estreno mundial de la sinfonía “Muerte y Renacimiento”, en homenaje a su padre, del músico argentino Julio César Pardo.

Hace 45 años, el 9 de octubre de 1967, el Che Guevara “fue asesinado en Bolivia”, recordó Aleida.

La sinfonía “Muerte y Renacimiento” será interpretada en La Habana en la fecha aniversario.

Aleida Guevara habló con mucha ternura y admiración de su padre. “Él nos enseñó que hay que tratar de vivir con la mayor dignidad posible, tratando de resolver las cosas que no funcionan bien, aun a costa de la propia vida”.

Durante cerca de dos horas la pediatra habló de lo que significaba ser la hija de uno de los “pilares” de la revolución cubana.

“Yo le digo tío a Fidel. Siempre me preguntan en Europa si hubo divergencias importantes entre el Che Guevara y Fidel Castro. Pues bien una vez le dije: tío, cuénteme la verdad”.

Aleida Guevara reveló que Fidel Castro le contó dos episodios en los que él y el Che discutieron.

“Cuando ambos cayeron presos en México y luego cuando el ataque a Playa Girón, pero siempre llegaban a un consenso. Eran como hermanos. Y cuando mi papá se fue a Bolivia hubo comunicación entre ellos hasta el final”, dijo.

Desde niña en la escuela primaria ella formó parte de los “Pioneros del comunismo”.

“Coreábamos: pioneros por el comunismo, seremos como el Che. Queríamos ser mejores seres humanos para igualarlo. Su vida es un canto a la solidaridad, su lucha era para que otros seres humanos pudiesen ser mejores”.

“Sin embargo cuando uno crece la vida te va aplastando, las situaciones económicas, los modelos económicos que no son los tuyos. La vida nos hace pagar todo eso”, reveló.

Aleida Guevara dijo que durante su visita al Senado francés en la tarde del miércoles muchos senadores le dijeron que cuando eran jóvenes tenían el retrato del Che Guevara colgado junto a la cabecera. “Yo les dije qué lástima que ya no lo tengan”.

La pediatra criticó las informaciones que se difunden sobre la isla. “La información que llega a Europa no es fidedigna. Nosotros los cubanos estamos preocupados por Europa. Esta sociedad de consumo los va consumiendo. Fidel habla de la amenaza nuclear que tenemos encima. Los europeos no pueden vivir de espaldas a la realidad”, dijo.

“La democracia no son cinco partidos electorales. La democracia es el poder del pueblo. ¿Qué democracia puede haber cuando se privatiza hasta el agua? ¿O cuando la gente sale a las calles a protestar por el envío de tropas al extranjero y no toman en cuenta lo que dicen?”, añadió.

“En mi país hay pocas cosas, pero están al alcance de todos. En Cuba vemos las películas en la televisión sin que la publicidad las interrumpa cada diez minutos. La libertad en Europa es muy limitada. La publicidad les dice, 24 horas al día, lo que tienen que consumir.

Es muy difícil ser comunista aquí”, reconoció. “La libertad de expresión es sumamente relativa, depende de quien tenga el poder económico. Los periodistas europeos van a tener que luchar para no ser papagayos de Estados Unidos”, dijo.

(Tomado de Cubadebate con información de AFP)

 

Celebrado en Santa Clara Día del Miliciano

En el Mausoleo Frente de Las Villas fue celebrado, este 17 de abril, el Día del Miliciano y la Victoria de Playa Girón, cuando se cumple el aniversario 51 de la primera gran derrota del Imperialismo yanqui en América Latina.

Durante el acto, en que participaron veteranos milicianos santaclareños que pelearon en las arenas de Playa Girón, fue depositada una ofrenda floral ante la llama eterna que perpetúa a todos los combatientes ya fallecidos del Frente de Las Villas que lideró el comandante Ernesto Che Guevara.

El teniente coronel Carlos Rafael García, Jefe Sector Militar Santa Clara, asciende a uno de los milicianos (Fotos: Manuel de Feria)

La solemne ocasión sirvió para ascender al grado inmediato superior a un grupo de milicianos y reconocer a participantes en el primer y segundo curso cursos de las Milicias de Tropas Territoriales en Santa Clara, quienes demostraron disciplina y capacidad en el cumplimiento de la tarea encomendada.

A nombre de los ascendidos usó de la palabra el capitán de las MTT Augusto Quesada Jova. Mientras, la lectura del juramento militar de los combatientes del Batallón 594 de designación territorial la hizo el teniente Iranchit González Castaño, jefe de pelotón.

Las palabras centrales de recordación por el Día del Miliciano y  la Victoria de Playa Girón fuero pronunciadas por el miembro del Buró Municipal del Partido en Santa Clara, Víctor Mendoza Palencia, quien recordó los sucesos de hace medio siglo cuando en apenas 72 horas resultó derrotada la invasión mercenaria de Girón auspiciada por el Gobierno de los Estados Unidos y felicitó además a todos los presentes a nombre del Partido y del pueblo de Cuba. Sigue leyendo Celebrado en Santa Clara Día del Miliciano

Fidel Castro: La Batalla de Girón (Segunda parte)

Es difícil escribir sobre los acontecimientos históricos cuando muchos de los protagonistas principales han fallecido o no están en condiciones de testimoniar sobre los hechos.

Es notable, sin embargo, el número de compañeros que siendo muy jóvenes cuando la Batalla de Girón -y que continuaron después prestando valiosos servicios en las Fuerzas Armadas Revolucionarias como soldados u oficiales, en misiones patrióticas o internacionalistas-, todavía recuerdan y describen con lucidez su participación en las acciones, que  no estaba recogida en apuntes, testimonios o libros.

En la búsqueda de datos precisos me vi obligado a revisar documentos, memorias, libros; a conversar con diversos compañeros que enriquecieron mis recuerdos e incluso aportaron detalles y hechos sobre los cuales no tenía noticias; pero sobre todo, tuve una gran seguridad sobre lo que hice o no hice; lo que dije y no dije.

De este modo, iré incluyendo hechos en esta narración que no constaban en papel o documento alguno de los que se atesoran con esmero en la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, donde el incansable historiador, Pedro Álvarez Tabío, recopiló, registró, investigó y conservó hasta su muerte el 13 de junio de 2009.

Como los lectores de la primera parte de esta Reflexión recordarán, yo conté las medidas adoptadas hasta las 10:00 horas del día 17 después del desembarco. En ese momento se interrumpe el relato de las instrucciones que iba emitiendo desde el Punto Uno, para proseguirlo a las 13:02 horas -con la transcripción de mi llamada telefónica al compañero Raúl en la provincia de Oriente-, pues no disponía de las impartidas entre esas dos horas, y ni siquiera estaba seguro de que se hubieran conservado.

La situación en la mañana temprana del 17 de abril era demasiado tensa tras los bombardeos traicioneros de nuestras bases aéreas el día 15, y el desembarco por Girón 48 horas después.

Solicité a la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado un esfuerzo especial en la búsqueda de informaciones sobre esas tres horas. Hurgando entre cientos de papeles, el coronel Suárez y su equipo lograron reunir las noticias que requería sobre esas horas, así como fotos de documentos escritos a mano, y me las enviaron. Puedo por ello incluir en esta segunda parte de la Reflexión referencias a ese importantísimo momento.

Fidel imparte instrucciones a los combatientes en la Comandancia instalada en el Central Australia

Fidel imparte instrucciones a los combatientes en la Comandancia instalada en el Central Australia

Comenzaré incluyendo el mensaje a Fernández en el central Australia que, en aras de la brevedad, no utilicé en la primera parte de la Reflexión. Sigue leyendo Fidel Castro: La Batalla de Girón (Segunda parte)

Revelaciones de Fidel: La Batalla de Girón (Primera parte)

Más de un año antes del 16 de abril de 1961, después de rigurosos análisis e intercambios, el presidente Dwight  Eisenhower decidió destruir a la Revolución Cubana.

El instrumento fundamental del tenebroso plan era el bloqueo económico a Cuba, al que la literatura política del imperio califica con el término anodino y casi piadoso de “embargo”.

En memorando secreto del entonces subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, se enumeraron los objetivos concretos del tenebroso plan: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro  -expresa el documento-   […] No existe una oposición política efectiva […] El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica […] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.”

El conjunto de medidas a tomar se denominaba “Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro”.

Cualquier observador, esté o no de acuerdo con tan repugnantes métodos porque carecen de elemental ética, admitiría que esto implica la idea de doblegar a un pueblo. En este caso, se trataba de una confrontación entre la potencia más poderosa y rica del planeta y un país pequeño de diferente origen, cultura e historia.

Eisenhower no era un criminal nato. Parecía, y tal vez lo fuera, una persona educada y de buena conducta de acuerdo a los parámetros de la sociedad en que vivía. Había nacido en el seno de una modesta familia agricultora en Denison, Texas, en el año 1890. De educación religiosa y vida disciplinada, ingresó en la Academia Militar de West Point en el año 1911, y se graduó en 1915. No participa en la Primera Guerra Mundial, y le asignan solo tareas administrativas.

Asume por primera vez el mando de tropas en 1941, cuando Estados Unidos no participaba todavía en la Segunda Guerra Mundial. Era ya general de cinco estrellas y carecía de experiencia combativa cuando George Marshall le asigna el mando de las tropas que desembarcan al Norte de África.

Roosevelt, como presidente del país con más riquezas y medios militares, asume el papel de nombrar al jefe militar de las fuerzas aliadas que desembarcarían en Europa en junio de 1944, catorce meses antes de finalizar la guerra; tarea que asignó al general Eisenhower, ya que Marshall, su jefe de mayor autoridad, desempeñaba el cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército.

El General Dwight Eisenhower habla a las tropas antes del desembarco de Normandía

No era un militar brillante, cometió errores de consideración en el Norte de África y en el propio Desembarco de Normandía, donde tuvo rivales serios entre sus aliados, como Montgomery, y adversarios como Rommel; pero era un profesional serio y metódico.

Concluida esta referencia obligada del General de cinco estrellas Dwight Eisenhower, presidente de Estados Unidos desde enero de 1953 hasta enero de 1961, paso a una pregunta: ¿cómo es posible que un hombre serio, que se atrevió a exponer el nefasto papel del Complejo Militar Industrial, sea conducido a una actitud tan criminal e hipócrita como la que llevó al gobierno de Estados Unidos al ataque contra la independencia y la justicia que durante casi un siglo buscó nuestro pueblo? Sigue leyendo Revelaciones de Fidel: La Batalla de Girón (Primera parte)

Mercenarios tiraron sobre Girón bombas de napalm (+ Video y fotos)

Un documental en exclusiva ofrecido en el sitio web Cubadebate, de la cineasta Rebeca Chávez, prueba que los mercenarios en Playa Girón lanzaron contra la población civil bombas de napalm.

“Imágenes de la noticia” de la realizadora cubana,  reconstruye las principales circunstancias de la batalla de Playa Girón en abríl de 1961, a partir del testimonio de tres reporteros gráficos que participaron en estos acontecimientos hace 50 años.

Raúl Corrales, Panchito Fernández y Ernesto Fernández relatan sus vivencias y un rico anecdotario que junto a las fotos, en su mayoría inéditas, ofrecen el testimonio de una valiosa experiencia humana y de los peligros y belleza de su profesión. Sigue leyendo Mercenarios tiraron sobre Girón bombas de napalm (+ Video y fotos)