Archivo de la etiqueta: Santa Clara

Muestra fotográfica dedicada al Che

El artista muestra su obra-Perfecto Romero fue un gran amigo de Korda, y como él, un excelente fotógrafo.

Korda, inmortalizó al Che con la fotografía más publicitada del siglo XX. Perfecto alcanzó la perfección en el oficio al lado del Comandante Guevara, con quien anduvo desde que se alzó en octubre de 1958 en la serranía del Escambray hasta finales de 1964.

images1 - copiaSuyas son fotos emblemáticas del Guerrillero Heroico desde sus días de la Campaña de Las Villas hasta las de sus continuos viajes por toda Cuba en su condición de ministro.

images5 - copia

 

Así Perfecto Romero lo retrató montado en un mulo en el Escambray; brazo en cabestrillo en Placetas; negociador de la rendición batistiana en la Batalla de Santa Clara.

 

 


images9También en su condición de jefe de la fortaleza de la Cabaña en los primeros días de enero de 1959, en aquel famoso juego de pelota entre Barbudos y en miles de ocasiones más.

“Era el Che un hombre fácil de fotografiar, pues su personalidad era tan fuerte que se reflejaba en sus fotos”, ha afirmado el reconocido artista del lente, que hoy expone su obra en Santa Clara. Un homenaje suyo al aniversario 86 del natalicio de su querido e inolvidable jefe, precisamente en el complejo escultórico que lleva su nombre y custodia sus restos inmortales.

A Santa Clara, vino este casi octogenario fotógrafo, nacido en Falcón el 25 de enero de 1936, y desde 1987 trabajador incansable en Palante, luego de haber sido fundador de Verde Olivo. Y en la Plaza de la Revolución Comandante Ernesto Che Guevara, expone una parte de su excelente obra para beneplácito de los villaclareños.

images.5jpg - copiaSon fotos de una alta calidad artística y, sobre todo, fragmentos de una épica revolucionaria que su lente acucioso dejó para la posteridad. Una posibilidad única de acercarnos a los tiempos fundacionales de la Revolución Cubana y a la recia personalidad del Comandante argentino-cubano, la que Perfecto Romero supo reflejar como pocos.

Premio Nacional de Periodismo José Martí, tiene este sencillo artista de la fotografía el mérito adicional de ser considerado también el fotógrafo de Camilo Cienfuegos, pues buena parte de las mejores fotos que se conservan del Héroe de Yaguajay salieron de su cámara.

De igual manera tuvo el honor de fotografiar miles de veces a Fidel y de reportar el viaje al cosmos de Arnaldo Tamayo y Yuri Romanenko.

Buena aceptación ventas en doble moneda en la tienda Panamericana Praga

comprobante-pago

 

 

 

 

 

El pago en doble moneda —CUC y CUP— en la tienda panamericana Praga, de Santa Clara, ha tenido una buena aceptación desde que se inició la experiencia el pasado 2 de junio.

Según informó José Suárez Pousa, jefe de Grupo Comercial de la Sucursal CIMEX de Villa Clara, las ventas el primer día superaron los 16 000 pesos en moneda nacional (MN); mientras que todas las cajas realizaron operaciones en CUP.

Los productos más vendidos fueron el café Express que se oferta en la cafetería de ese establecimiento, de 0,25 centavos en CUC a 6,50 pesos en MN, así como el jabón de tocador de 0,45 centavos en CUC a 11,25 pesos cubanos, de acuerdo a la tabla de conversión conforme a la tasa de cambio oficial de CADECA.

aclaracion-tienda

Desde el 2 de junio se acepta la liquidación de las mercancías en moneda nacional en la tienda Praga, primera de Villa Clara en introducir esta experiencia.

En el sondeo realizado por la Sucursal CIMEX, los clientes declararon sentirse cómodos con estas facilidades, al no tener que acudir a CADECA para comprar el CUC y realizar la compra.

Por su parte, otros propusieron que se exhibiera también el precio de los artículos en MN, lo que sucederá cuando se unifique la moneda.

La experiencia que se extenderá de manera paulatina al resto de los establecimientos con condiciones para ello, propone varias formas de pago, todo en CUC, todo en CUP, utilizando las dos monedas, o completando la suma con tarjeta magnética del BPA o de colaborador.

Asimismo, las cajas registrarán el valor de las ventas en CUC según el precio de las mercancías en esa moneda, y para recibir el efectivo en CUP, están programadas para efectuar la conversión.

El desglose de esta operación quedará reflejado en el comprobante de pago.

 

Tomado de la edición digital de Vanguardi, de la periodista Idalia Vázquez Zerquera

Cuando la indolencia parece que gana

solidaridadQuienes fuimos profesores en la década de los 80 del pasado siglo todavía recordamos con beneplácito el trabajo educativo que hacíamos con el Manual de educación formal, muy en uso por aquellos años.

No existían aún los llamados turnos de Debate y Reflexión, pero nada impedía que en cada clase echáramos mano al referido libro normativo de hábitos y conductas correctas, incluso con gráficas ilustrativas de cómo comportarse ante las diversas situaciones de la vida.

Entonces, jóvenes recién graduados, provenientes del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech —en mi caso, del 4o. Contingente—, no supimos aquilatar en toda su magnitud la influencia benéfica que ejerció en aquella hornada de alumnos.

La suma de cambios cuantitativos era tan imperceptible, que solo el paso del tiempo y la modificación de las condiciones económicas-sociales, ha permitido darnos cuenta del saldo positivo, del sedimento beneficioso que dejó en aquellos jóvenes que hoy peinan canas y rememoran con nostalgia unos años en que, sin saberlo, disfrutábamos de un socialismo próspero y sostenido.

Sin embargo, aquella generación de estudiantes se apropió de modos de actuación que la convirtió, en su inmensa mayoría, en hombres y mujeres de bien, capaces no solo de ofrecer gustosos el asiento en la guagua a una anciana o a una embarazada, sino también de ofrendar la vida en aras del deber internacionalista y proletario, un concepto ideológico caído en desuso, y por el cual se combatió en Angola y en otros sitios del mundo.

Lamentablemente, el derrumbe del campo socialista y la desaparición de la URSS, unido al recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos, nos llevaron al período especial en tiempo de paz, etapa que nos ha pasado factura no solo en lo económico, sino también—y sobre todo— en el terrenos de las ideas.

El hombre de hoy está bien lejano del aquel del siglo XXI que quería el Che, lo cual no quiere decir la ausencia total de rasgos que lo acercan en cierta medida, una afirmación imposible de negar si aplicamos la dialéctica materialista.

No obstante, aunque la actualización de nuestro modelo económico nos deberá llevar a superar el estado actual de cosas, ello no basta si salimos enlodados y carentes de los valores éticos que el referido Manual de educación formal nos exigía inculcar en cada clase que impartíamos a nuestros educandos.

El pasado miércoles supe de un hecho intrascendente en su forma, pero no en su fondo. Una evidencia más de la pérdida de los valores solidarios que siempre han caracterizado la sociedad cubana.

Llovía a cántaros en Santa Clara y las ráfagas de viento semejaban un tornado. En el portal de la Cadeca ubicada en Los Framboyanes, en el área hospitalaria de la ciudad, dos mujeres, bastantes mojadas ya, pidieron al custodio dejarlas pasar al interior del local, al mismo en el que minutos antes una de ellas había cambiado sus CUC por CUP.

La negativa fue la respuesta. No lo conmovió ni el ruego de ambas compañeras. De modo que no les fue posible guarecerse de las continuas rachas de agua y aire en el interior del local, pequeño, cierto, pero con espacio suficiente para dos personas más, que en ese momento lo necesitaban.

La lluvia amainó, el viento cesó y nada ocurrió. Rectifico, sí, una y otra se fueron dolidas de esa persona guarecida ella misma del aguacero, pero no del embate de las ráfagas de la insensibilidad.
El ejemplo puede parecer trivial, carente casi hasta de importancia. Total, cosas peores «veredes», como le decía el Quijote a Sancho Panza. Pero la lección de falta de humanismo y solidaridad es grande, y contra lo que representa tenemos que estar alertas y enfrentarlas.

Hoy fue eso, ¿pero mañana?

José Braulio Alemán, un general santaclareño de mucho lustre

Con 33 años y el grado de general de brigada, electo secretario de la Guerra del Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Massó. (Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial Villa Clara)

El 26 de marzo de 1864, hace hoy 149 años, nació en Santa Clara el general de brigada del Ejército Libertador José Braulio Cástulo Alemán Urquía. Un patriota de mucho lustre intelectual que llegó a desempeñar importantes cargos dentro del mambisado, incluido el de Secretario de Guerra, en el gobierno de Bartolomé Masó elegido, en 1897, en la Yaya.

Según consta en la inscripción de nacimiento fueron sus padres Antonio Alemán Romero y María Urquía Espino, ambos naturales de Islas Canarias, España. Desde joven mostró clara inteligencia ejerciendo en Santa Clara un periodismo radical que le llevó a prisión en varias oportunidades. En su ciudad natal fundó primero El Horizonte y después La Protesta, instrumentos de denuncia contra la corrupción política del colonialismo español en la Isla.

Se levantó en armas el 5 de septiembre de 1895 y de inmediato pasó a desempeñar importantes funciones. Nombrado coronel, el Generalísimo Máximo Gómez lo designó Subinspector General del Ejército Libertador, responsabilidad que desempeñó con la eficiencia y honradez que siempre le caracterizaron.

Con el cargo de general de brigada y 33 años de edad fue designado Secretario de la Guerra del gabinete de Bartolomé Masó. Luego realizó labores de inteligencia en la Trocha de Júcaro a Morón bajos las órdenes directas de Máximo Gómez, quien tenía en alta estima sus cualidades de organizador.

Fue Alemán uno de los pocos cubanos que vio el peligro de la intervención norteamericana en la guerra y, quizás, entre las excepciones de los patriotas que siempre fue opuesto al licenciamiento del Ejército Libertador, por considerarlo un error político de incalculables consecuencias.

Designado constituyente en 1901 se opuso siempre a la Enmienda Platt. Gobernador de la provincia de Santa Clara electo en 1906 renunció a su cargo al producirse la II Intervención Militar en Cuba. Senador durante el gobierno de José Miguel Gómez terminó su carrera política como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes del general Gerardo Machado, sin comulgar con los crímenes del tirano ni claudicar con su ideario patriótico y antinjerencista.

De su época de secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

El general José Braulio Alemán falleció en La Habana el 15 de enero de 1930 a la edad de 65 años. Una calle de Santa Clara lleva su apellido.

En ocasión de un aniversario más de su nacimiento ponemos a consideración de los lectores la descripción que hace en su Diario de Campaña del ataque al poblado de Cruces, perteneciente en la actualidad a la provincia de Cienfuegos.

Documento inédito, este Diario de Campaña recoge la trayectoria militar del santaclareño, entonces coronel Jefe de la Brigada de Cienfuegos, desde el 25 de marzo de 1896 hasta el 23 de abril del propio año, en que asumiría nuevas misiones dentro del campo insurrecto.

Entre el 18 y el 19 de abril de 1896, sus hombres organizaron y atacaron el poblado de Cruces. Así lo hace constar Alemán de su puño y letra:

“A las 5 de la mañana en marcha haciendo alto a las 12 en Lomitas. A las 5 de la tarde seguimos marcha hacia medio cuarto de legua del pueblo de Cruces, donde deseoso de demostrar la existencia de la guerra en la Brigada, me propuse entrar en el pueblo.

“A las 4 de la madrugada ordené la entrada por cuatro lugares distintos, haciéndose así, quemándose 15 casas, algunas en puntos céntricos y 2 de ellas valiosas. En medio del fuego de los fuertes y de la ronda parapetada en la Iglesia se saquearon 11 establecimientos, ocupándose 37 machetes nuevos, 10 revólveres calibre 44, 6 caballos, 11 monturas, alforjas, ropa hecha, 69 pares de zapato y gran cantidad de víveres que se repartió a la fuerza. A la salida se acarrearon 70 bueyes acorralados en el pueblo, a los que uní la boyada del Central Mercedes y colonia La Granja haciendo un total de 190 bueyes.

“Se dio fuego a los cañaverales cercanos del Central Andreíta al salir del pueblo (6 ½) de la mañana. Se ocuparon en un establecimiento 6 tercerolas. Quedaron destrozados los telégrafos y teléfonos. Por nuestra parte solo 2 heridos leves, a pesar de estar el pueblo cerrado de alambres y lleno de fuertes.”

Resulta la primera vez que esta descripción sale a la luz pública. Ahí radica su principal utilidad y virtud. Una modesta manera de enriquecer la historia local del hermoso poblado crucence.

También sirva este recordatorio necesario para un mejor acercamiento a una figura destacadísima dentro de la Revolución de 1895 en Santa Clara que hoy día permanece sumida casi en el anonimato.

 

Pie de fotos:

1- Con 33 años y el grado de general de brigada fue elegido Secretario de Guerra en el Consejo de Gobierno que presidió Bartolomé Masó. Fotos: Cortesía del Archivo Histórico Provincial de Villa Clara)

2- Alemán en su época como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes (1926-1930)

 

 

 

 

 

 

Pedro Pablo Rodríguez: el don de la inteligencia y la paciencia

Santa Clara tuvo el honor de recibir a Pedro Pablo Rodríguez, en esta Feria del Libro dedicada al aniversario 160 del natalicio de José Martí. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)

Pedro Pablo Rodríguez fue el segundo profesor que me ayudó a descubrir a José Martí. El primero había sido Ordenel Heredia en un postgrado anterior, en el cual entendí, como nunca antes, la belleza poética del lenguaje mar¬tiano y su simbología, claves para penetrar en las honduras de su pensamiento.

En el caso de Pedro Pablo, a quien le está dedicada la actual Feria del Libro, lo nuevo radicó en mostrarnos, a través de las Escenas Norteamericanas, un Martí antiimperialista radical y excelente cronista. Entonces trabajaba de profesor en el ISP Félix Varela, hoy Universidad Pedagógica de igual nombre, y durante toda una semana disfruté de esas hermosas crónicas escritas por la insuperable pluma de Martí. Quizás allí estuvo la génesis de mi posterior paso al periodismo, una profesión que él conocía muy bien por haberla practicado con éxito desde hace muchos años.

Bajo su pupila exigente y erudición de la obra del Héroe Nacional Cubano –ya desde entonces laboraba en el Centro de Estudios Martianos e iniciaba la monumental tarea de la edición crítica de las obras de José Martí–, pudimos entender mejor la maquinaria electoral de aquel país, que poco ha cambiado desde entonces; los sucesos de Chicago y hasta del terremoto de Charleston. En mi caso, el de todos, salimos de allí más comprometidos con el pensamiento del Apóstol y adquirimos a un buen amigo y mentor.

Hace pocos meses, menos de dos quizás, volví a disfrutar su lenguaje diáfano y explicativo. Fue en la UNEAC, en el Foro Agesta. Allí el profesor de mérito de varias universidades, doctor en Ciencias Históricas, académico de número de prestigiosas instituciones y Premio Nacional de Ciencias Sociales, entre otros lauros, disertó sobre Santa Clara y el papel desempeñado por los villaclareños en la gesta independentista de 1868. Un homenaje rindió este destacado historiador a nuestros gloriosos antepasados Miguel Gerónimo Gutiérrez y Eduardo Machado Gómez, entre otros, figuras a las cuales mucho debemos y  muy poco hacemos por conservarlas en la memoria y corazón de los hijos de esta ciudad y provincia de Villa Clara.

 

Pedro Pablo Rodríguez, junto al autor, durante la jornada sabatina de la Feria en Santa Clara.

En este historiador-pedagogo-periodista, o a la inversa, el concepto gramsciano de intelectual orgánico le viene como anillo al dedo. A todo le dedica igual intensidad y lo hace sin presunción alguna, sencilla y naturalmente, como pedía Martí que el deber fuera cumplido. Sus más cercanos colaboradores, quienes día a día están a su lado en la titánica faena de editar la monumental obra martiana, así lo reconocen.

Carmen Suárez León, compañera suya de labor, quien tuvo a su cargo las palabras de elogio cuando fuera investido con el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, en 2009, dijo de él: «Su equipo de labor, y creo ser vocera de todos, admira sobre todas las cosas su capacidad de trabajo, la perseverancia benedictina con la que comienza la faena, la más pesada, y la termina minuciosamente, pero divertido. Las horas y horas de dificultades que vencer –y créanme que son muchísimas– lo hacen terminar agotado, pero mientras tanto, hace un chiste. La alegría es su don, junto con la paciencia y la inteligencia».

Acá en Santa Clara, ciudad querida por Pedro Pablo, tiene muchos amigos, a quienes la figura de este hombre de piel cobriza y pelo blanquecino, les resulta entrañable. La coincidencia al calificarlo de gente cordial y erudita, al estilo martiano, sin vanidad alguna, no admite duda. No por gusto recibe tantas muestras de cariño cuando su escaso tiempo le permite visitarnos.

 

Alguien que lo conoció en los inicios de los 70 del pasado siglo como profesor de la Universidad, sin ser su alumno, pondera su cualidad, dada solo a los maestros de cuerpo y alma, de detenerse en cualquier lugar y circunstancia si un alumno le solicitaba aclarar alguna duda: «Pudiera no disponer de tiempo para otras cosas, y siempre le veía caminar apurado; sin embargo, para esa siempre», me comentaba el colega y director de Vanguardia, Arturo Chang.

En tanto, Irán Cabrera Díaz de Villegas, actual director de la Casa Samuel Feijóo,  destaca su extremada modestia, propia de quien sabe que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

Hombre de su tiempo, que al decir de Martí significa serlo de todos los tiempos, una definición de Eduardo Torres-Cuevas, otro de los buenos historiadores cubanos, pudiera servir para el cierre de esta semblanza. Dijo Torres-Cuevas: «el mejor compañero que uno puede tener en los peores momentos».

Santa Clara aprueba sus candidatos a delegados y diputados

Los delegados votan por los candidatos santaclareños (Fotos: Narciso Fernández)

La Asamblea Municipal del Poder Popular (AMPP) de Santa Clara, en sesión extraordinaria de este domingo, aprobó sus 24 candidatos a delegados y los 12 diputados al Parlamento Cubano.

En reunión presidida por Gustavo Benítez Fumero, y con la presencia de 161 de los 167 delegados, el presidente de la Comisión de Candidatura municipal, Yaisel Dieter Terry, explicó el procedimiento que norma la Ley Electoral, Ley 72, para la aprobación de los candidatos a esas instancias de gobierno, y, a continuación, leyó cada una de las 24 propuestas a integrar la Asamblea Provincial del Poder Popular por la capital de Villa Clara.

Cada una fue sometida al criterio de los delegados, quienes estuvieron de acuerdo con los pre-candidatos y ponderaron la calidad del trabajo de consulta realizado por la Comisión de Candidatura.

Presidencia de la Asamblea. Gustavo Benítez Fumero fue aprobado como candidato a delegado y diputado, respectivamente.

Mediante el voto a mano alzada, fueron aprobados los 24 santaclareños; en cuya composición, el 50 % procede de la base y el resto, son personalidades del territorio.

Finalizado este primer procedimiento, el presidente de la Comisión de Candidatura procedió a la lectura de las biografías de los 12 diputados; entre los cuales se encuentran Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Ministros; Roberto López Hernández, miembro del Comité Central y jefe de la misión civil de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela, y Regla Dayamí Armenteros Mesa, miembro del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Al solicitarles el criterio a los delegados, hubo el intento de una impugnación. La razón guardó relación con la extrema juventud y poca experiencia de la pre-candidata. Llevada la propuesta a votación recibió 14 a favor, 1 abstención y el resto lo hizo en contra de su exclusión de la candidatura.

El delegado Omez Bolaños defiende la candidatura de una joven nominada a diputada, en oposición a otros criterios en su contra.

Fue un genuino ejercicio de democracia participativa, en el que cada delegado expresó de manera franca y abierta todos sus criterios.

Corresponde ahora la publicación, entre los días 18 y 19, de cada una de las biografías y fotos de los candidatos electos en sus respectivas asambleas municipales del Poder Popular, que en Villa Clara son 80 delegados y 43 diputados.

El domingo 3 de febrero habrá elecciones generales para que el pueblo elija a los candidatos nominados en el día de hoy.

CANDIDATOS A DELEGADOS ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PODER POPULAR

DISTRITO NRO 1

1-    Liz Mariel Cabrera Alfonso, directora de la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) de Villa Clara

2-    Belkis Delgado Hernández, presidenta del consejo popular Virginia

3-    Tania Rodríguez Hernández, presidenta del consejo popular Condado Norte

4-    María Elena León Molinet, presidenta de la Comisión de Atletas de Villa Clara.

5-    Ana Gloria Peñalver Hernández, maestra primaria

6-    Carmen Pestano Rodríguez, presidenta consejo popular José Martí

7-    Eralia Rodríguez Rodríguez, Fiscal Jefa Provincial

DISTRITO NRO. 2

1-    Gerardo Álvarez Roche, subdirector provincial de la EPPA

2-    Lourdes Cepero Rodríguez, presidenta del consejo popular San Miguel

3-    Oscar Armando Alegret Fernández, director del Hospital Pediátrico José Luis Miranda.

4-    Reinier Blas García Gutiérrez, director general Empresa Valle del Yabú

5-    Maylín Suárez González, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas

DISTRITO NRO. 3

1-    Nancy Barbarita Alfonso Rodríguez, presidenta de BANDEC

2-    Julio Morales Verea, miembro secretariado provincial de la CTC

3-    José Ramón Ortega Caraballoso, responsable del Área de Atención  # 9

4-    Juan C. Pérez Romero, presidente del consejo popular Universidad.

5-    Gustavo Felipe Remedios, cantante, vicepresidente de la UNEAC en Villa Clara

6-    Magda Lucía Tarrau Cuéllar, presidenta del consejo popular Vigía-Sandino.

DISTRITO NRO. 4

1-    Gustavo Benítez Fumero, presidente del Gobierno en Santa Clara

2-    Jorge Luis Martínez González, Inspector del CITMA

3-    Marta Meneses Mirabal, directora municipal de Cultura.

4-    Rubén Morales Milián, presidente de la ACLIFIM en Villa Clara

5-    Hernán A. Santiesteban Amat, presidente del consejo popular Hospital.

6-    María del Carmen Velazco Gómez, delegada del CITMA en Villa Clara.

CANDIDATOS A DIPUTADOS A LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR

DISTRITO NRO. 1

1-    Regla Dayamí Armenteros Mesa, miembro del Consejo de Estado y directora general complejo Hotel Los Caneyes.

2-    Limay Jiménez Isacc, especialista de Gestión y Control Flota Camiones del Centro

3-    Juan Carlos Palacio León, primer secretario del PCC en Santa Clara

DISTRITO NRO. 2

1-    Roberto López Hernández, miembro del Comité Central y jefe de la misión civil de colaboración en la República Bolivariana de Venezuela.

2-    Marisel Pino González, presidenta del consejo popular Hatillo-Yabú.

3-    Dora Rodríguez Díaz, directora adjunta EINPUD 1ro de Mayo

DISTRITO NRO. 3

1-    Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Ministros

2-    Basilia García Agüero, oficial de la Unidad de Tránsito MINIT Villa Clara

3-    Benedeto Travieso Gómez, director grupo provincial de la Construcción

DISTRITO NRO. 4

1-    Anay Abreu León, maestra primaria

2-    Gustavo Benítez Fumero, presidente del Gobierno en Santa Clara

3-    Yoerkys Sánchez Cuéllar, periodista y director revista Alma Máter de la FEU

Justicia por los Cinco

Gloria Martínez, coordinadora municipal del grupo de los Cinco hace una relatoría de los 14 años de injusto encierro. Al fondo la multimedia de su autoría. (Fotos: Narciso Fernández)

Un reclamo por los Cinco. Un llamado por el regreso a la Patria de Gerardo, Ramón, Fernando, Antonio y René hicieron este 5 de diciembre los vecinos que residen en el parquecito, entre edificios, ubicado en la calle Caridad y Bonifacio Martínez, devenido en verdadero acto de fe por hacer valer la justicia.

Organizado por las federadas del barrio, congregó a decenas de santaclareños, quienes acudieron a ratificar la voluntad de los cubanos del retorno de estos cinco hombres, tras 14 años de encierro en cárceles norteamericanas.

Los niños santaclareños reclaman el regreso de los Cinco.

Los niños pusieron el toque especial y mágico de la velada. Sus dibujos dedicados a los Cinco impactaron por su colorido visual y la profundidad de los mensajes. Una niña de apenas seis años recitó de memoria una poesía de su autoría y se empinó con orgullo sobre su corta estatura para pedir justicia. Mientras un dúo bailó en la acera colmada de gente la Bailarina Española, de nuestro José Martí.

Gloria Martínez, coordinadora del grupo santaclareño por el regreso de los Cinco mostró la multimedia de su autoría y disertó acerca de la causa. La también profesora insistió en la necesaria unidad en torno a ellos y en seguir reclamando ante el mundo y, principalmente ante el pueblo de los Estados Unidos, su pronto y definitivo retorno.

Emocionó a los presentes su lectura del monólogo escrito por Gerardo Hernández, uno de los Cinco y con dos cadenas perpetuas en su contra, donde describe minuto a minuto una jornada suya en la cárcel. Desde el de pie en horas bien tempranas de la mañana hasta la orden de acostarse, llegada casi la medianoche. Un verdadero canto a la esperanza y prueba de una férrea voluntad y confianza en las ideas que defiende.

A nombre de la mujeres federadas habló Merlin Suárez Rodríguez.

A nombre de la comunidad habló la federada Merlin Suárez Rodríguez y fueron reconocidas aquellas personas destacadas en sus respectivas profesiones y con una conducta ejemplar en el barrio.

Participó la secretaria municipal de la FMC, Oristela Torres Águila, y Gustavo Benítez Fumero, presidente del Gobierno en la ciudad, este último en su condición también de vecino.

Resultó una noche diferente. El esfuerzo de quienes lo organizaron dio sus frutos en un acto sencillo y, sobre todo, útil. Los niños y niñas aprendieron de los Cinco y todos los presentes quedaron admirados de su entereza de hombres y patriotas.

Al final, quedó ratificada la voluntad expresa de todo un pueblo de que volverán, tal y como expresó hace más de una década el compañero Fidel.

La niña de seis años Lorena Fuentes Santos recitó una poesía suya por el regreso de los Cinco.
La Bailarina Española de José Martí, interpretada por niñas del barrio.

Descubriendo a una distinguida dama

Hoy 30 de noviembre la UCLV está de cumpleaños. Seis décadas de historia y resultados científicos, con un alumnado orgulloso de pertenecer a uno de los centros más prestigiosos del país. Esta institución, la más multidisciplinaria de la Educación Superior, aporta un valor especial a y a la región central de .

Cuántos graduados desde entonces, cuántos estudiantes caminaron por sus aulas, cuántos profesores crecieron allí, y, sobre todo, cuántos jóvenes dieron gracias por la confianza, las amistades y el futuro sembrado en una universidad que bien sabe contar su historia y ser digna de ella.

 

LUCHA POR UNA UNIVERSIDAD

Aunque fue creada oficialmente por la Ley 16 del 22 de noviembre de 1948 y existe una foto del entonces presidente de la República, Carlos Prío Socarrás, cuando ponía la primera piedra el 11 de febrero de 1952, la lucha por tener una universidad en el centro de Cuba se remonta muchos años atrás.

Sueño acariciado desde el siglo xix por hombres como el poeta Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, y el patriota santaclareño Eduardo Machado Gómez, que se fortaleció a partir de 1937 con la creación de la Comisión Gestora Pro Universidad en la cual participó lo mejor de la intelectualidad villareña de la época.

La institución inició su primer curso académico el domingo 30 de noviembre de 1952. El lugar escogido para levantar el complejo universitario fue la finca Santa Bárbara, de 14 caballerías, ubicada al noreste de la ciudad de Santa Clara, con excelentes condiciones naturales y relativamente alejada del centro urbano.

Para esa fecha inaugural, solo estaba terminado el edificio de Humanidades-Educación. En el acto solemne usaron de la palabra, entre otros, el rector Pedro Martín Camps y Camps y el Dr. Felipe Calcines, rector de la Universidad de Oriente. En nombre de los profesores habló el destacado pedagogo Dr. Medardo Vitier Guanche.

Refiere la síntesis histórica de la institución, que la matrícula costaba 60.00 pesos anuales. Los primeros 615 alumnos estaban distribuidos por carreras de la forma siguiente: Pedagogía (287), Ciencias Comerciales (146), Idioma Inglés (85), Filosofía y Letras (29), Ingeniería Química Industrial (27), Perito Químico Azucarero (25) e Ingeniería Agronómica (16).

Las actividades académicas en el período de 1952 a 1957 —último curso antes del triunfo de la Revolución— estuvieron marcadas por las contradicciones propias de la república neocolonial y una activa lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

De las aulas universitarias villareñas emergieron líderes sobresalientes como el estudiante de Ciencias Comerciales Ramón Pando Ferrer, quien encabezó la creación, en 1955, del primer Comité Pro-FEU Central, y Agustín Gómez-Lubián Urioste, Chiqui; caídos ambos en el fragor de las acciones contra la dictadura.

También la Universidad acogió la primera comandancia rebelde durante la toma de Santa Clara. Allí el Che Guevara ultimó los detalles para el asedio de la ciudad, y en sus recintos se confeccionó propaganda revolucionaria y se fabricaron los cocteles Molotov.

De sus predios partió el buldócer que levantó la vía férrea y provocó el descarrilamiento del tren blindado que traía refuerzos militares. Además, en el aula no. 1 del edificio de Humanidades funcionó el hospital de campaña donde fueron atendidos los heridos y velados los cuerpos de los rebeldes caídos en combate.

FIDEL Y EL CHE, DOS FIGURAS IMPRESCINDIBLES

La sexagenaria historia de la UCLV no podría contarse sin estos dos líderes, que marcaron pautas con su asidua presencia. La primera visita de Fidel Castro ocurrió el 16 de marzo de 1959 para inaugurar la Biblioteca Central.

Después de una multitudinaria bienvenida frente al edificio de Ciencias, Fidel habló a los estudiantes y profesores en el Auditórium, actual Teatro Universitario. Allí expresó la idea de construir la Ciudad Universitaria Abel Santamaría con un presupuesto de 2 500 000 pesos, un sueño materializado apenas dos años después.

Ya en 1962, el Comandante en Jefe podía decir con legítimo orgullo: «Esa magnífica universidad que hay en Las Villas».

La última visita suya al prestigioso centro ocurrió el 26 de julio de 2004, en ocasión de la sede ganada por Villa Clara por el aniversario 51 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Fidel habló en el Teatro Universitario y dedicó su discurso al entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, a quien calificó de personaje siniestro que amenazaba y calumniaba a Cuba.

También el Che dejó allí una huella indeleble. Emblemático resulta su discurso del 28 de diciembre de 1959, en ocasión de su investidura como Doctor Honoris Causa de la Facultad de Pedagogía, cuando instó a la Universidad Central a pintarse con los colores del pueblo: «Y qué tengo que decirle a la Universidad como artículo primero, como función especial de su vida en esta Cuba nueva, le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no solo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba».

El 2 de febrero de 1962 el Comandante Guevara inauguró el curso escolar 1962-1963. Un destacado profesor, el Dr. Juan Virgilio López Palacio, recuerda que el Che rememoró el momento de su investidura de Doctor Honoris Causa y, como siempre, el impacto en el auditorio resultó extraordinario.

Mostró interés por la Escuela de Agronomía y en la producción de alcoholes derivados de la caña de azúcar en el centralito existente en la Universidad.

Sigue leyendo Descubriendo a una distinguida dama

Constituida Asamblea del Poder Popular en Santa Clara

Reelegido Gustavo Benítez Fumero, como presidente, y electa Maricela Lara Ruiz, como vice-presidenta del Gobierno en la capital de Villa Clara. Marisol Alfonso Montesinos continúa fungiendo como secretaria.

De izquierda a derecha Maricela Lara, Gustavo Benítez y Marisol Alfonso, quienes dirigirán el gobierno de la ciudad por dos años y medio (Fotos: Reinaldo Batard)

Los 167 delegados de Santa Clara reeligieron al ingeniero Gustavo Benítez Fumero para conducir el Gobierno de la capital de Villa Clara por un nuevo mandato de dos años y medio, en acto solemne que tuvo por sede el Teatro La Caridad.

Benítez Fumero, de 51 años de edad, al frente de la Asamblea Municipal del Poder Popular desde 2009, recibió para presidente 142 votos de las 161 boletas válidas; en tanto, para vicepresidente alcanzaba 16.

Mientras la profesora Maricela Lara Ruiz, quien hasta ese momento ocupaba el cargo de secretaria general del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte (SNTECD) en Villa Clara, pasó a ser la nueva vicepresidenta del Gobierno en la Ciudad de Marta y el Che, con 110 votos para esa responsabilidad y 16 para presidenta.

Lara Ruiz sustituye para este XV mandato a Rolando Pérez Trujillo, hasta este domingo vicepresidente del Gobierno en Santa Clara.

Águila Guerrero, presidente de la Comisión Electoral Municipal, en el momento que declara oficialmente constituida la Asamblea Municipal del Poder Popular en la Ciudad de Marta y el Che.

Enrique Águila Guerrero, en su condición de presidente de la Comisión Electoral Municipal cumplió con los procedimientos que exigen la Constitución de la República y la Ley Electoral, Ley 72, y presidió el acto constitutivo de la asamblea hasta la elección de la nueva dirección de gobierno.

Águila Guerrero, comprobada la validez de la elección de los 167 integrantes, de los cuales, 108 son hombres y 59 mujeres, y explicada la composición etaria, clasista y el nivel cultural de la nueva asamblea, con promedio de 48 años de edad, procedió a juramentar a los delegados.

Yordanka Rodríguez Ortiz, de la Circunscripción 108 del Consejo Popular Centro, tuvo a su cargo la lectura del juramento que impone los deberes que asumen los delegados ante la sociedad y las atribuciones inherentes al cargo.

Yaiser Dieter Terry, al frente de la Comisión de Candidatura, presentó la de Gustavo Benítez Fumero y Maricela Lara Ruiz, para presidente y vicepresidente, respectivamente, aprobada por mayoría de 157 delegados, con 5 en contra y 4 abstenciones.

El delegado de mayor edad, José Flores Pérez, El Camarada, de 77 años, en el momento que recibía el sello que lo ratifica como representante popular de la circunscripción 28 del Consejo Popular Vigía-Sandino.

Una vez concluida la votación mediante el voto directo y secreto de los delegados, ambos dirigentes tomaron posesión oficial de sus respectivos cargos y fue ratificada  la compañera Marisol lfonso Montesinos como secretaria de la asamblea.

El presidente reelecto agradeció la confianza en él depositada, así como en la compañera vicepresidenta Maricela Lara, y reconoció el esfuerzo de los delegados salientes, entre los que sobresalió, Elio Eligio Cárdenas González, quien fungiera durante más de 35 años al frente de la circunscripción 82 de La Movida, perteneciente al Consejo Popular Manajanabo.

Las conclusiones de la constitución de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Santa Clara estuvieron a cargo de Juan Carlos Palacio León, primer secretario del Partido en la ciudad capital de Villa Clara.

El solemne momento que puso fin a la primera etapa de las elecciones generales en Cuba estuvo presidido por Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Villa Clara, Modesto Delgado Flores, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial, y Rubén Ramos Rojas, presidente de la Comisión Electoral Provincial.

Presidieron la solemne constitución, de derecha a izquierda: Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido en Villa Clara; Juan Carlos Palacio León, su homólogo en Santa Clara, y Rubén Ramos Rojas, presidente de la Comisión Electoral Provincial.
Los delegados santaclareños escogieron el emblemático Teatro La Caridad, donado a la ciudad por Marta Abreu, para dejar oficialmente constituida la Asamblea Municipal del Poder Popular.

De manera simultánea fquedaron constituidas este domingo 25 de noviembre las restantes 12 asambleas municipales del Poder Popular en Villa Clara, y de toda Cuba.

Ahora somos mejores

El doctor Jesús Satorre Ygualada, Chuchi, subdirector del Cardiocentro Che Guevara, tuvo a su cargo las palabras a nombre del grupo de Administración Pública. (Fotos: Narciso Fernández)

Cuando nos designaron para cursar el Diplomado en Administración Pública todos, o casi todos, entre los que me incluyo, lo asumimos como una responsabilidad ineludible pero engorrosa.

Serían nada menos que diez semanas sentados mañana y tarde en la Escuela Provincial del Partido recibiendo asignaturas tras asignaturas, algunas más pesadas que otras, y otras pesadísimas.

En fin, qué remedio. No teníamos opción. Había que pasar el susodicho diplomado. Y así, casi como vacas al matadero, fuimos para la “Carlos Baliño” el lunes 10 de septiembre para enfrentar el enorme reto.

Las primeras impresiones corroboraron el concepto preconcebido: “tronco de pesadez” y para colmo con clases hasta los sábados. Recuerdo como si fuera ahora la expresión de quien llegaría a ser el más querido de todos nosotros y el alumno más carismático del grupo, el doctor Jesús Satorre Ygualada, Chuchi, quien al ver el horario docente escribió en el día 10 de octubre, que era feriado: ¡Qué maravilla!

Lo mejor de esos primeros días, y por supuesto, de todo el diplomado, la gente. O sea, nosotros mismos. Cada uno con sus características y todos dirigentes de una alta responsabilidad en la provincia. Cuadros del primer nivel, como se dice. Desde Eralia, la Fiscal Jefa Provincial de Villa Clara, que solo por su cargo inspiraba algo más que respeto, hasta Pituca y yo, simples periodistas enrolados en esa casi imposible misión. Ella, la “incallable”, por el periódico Trabajadores y yo, el que más pensaba con los ojos cerrados para sus adentros, por Vanguardia.

Con nosotros estaba Ania, la directora provincial de Justicia, por supuesto la más justa, o casi, porque también estaba Justo Ramírez, a quien le vinimos a saber el nombre en la última semana, por lo bajito que hablaba, y eso que nos presentábamos más de seis veces al día ante cada profesor que pasaba por delante del grupo, y fueron más de 40; todos docentes de una alta calificación profesional y científica.

También estaban tres vicepresidentes de Consejos de la Administración Municipal: Jova, de Santa Clara, Osvaldo, Risita, de Camajuaní, y Villalobos, de Santo Domingo; Raisa, directora provincial de Trabajo; Marisol, de Seguridad Social; Julito, de la ONIT; Israel, director del INDER en Villa Clara; Cabello, su homólogo y subordinado en Corralillo; y la remediana directora de Trabajo en la Octava Villa, defensora a capa y espada de las iniciativas de desarrollo local.

Seis eran los miembros de Salud: Rafaelito, subdirector provincial del sectorial; Mandy, director del Pediátrico, Arnaldo, el Toro, como le decía Chuchi, director municipal del Manicaragua, Tony, director en Ranchuelo, y Frank, rector de Ciencias Médicas. Nunca antes estuvimos mejor protegidos y cuidados de cualquier enfermedad. Fuimos, por tanto, en ese y en todos los sentidos, un grupo muy sano. Sigue leyendo Ahora somos mejores